sorna

sorna

(Del occitano ant. sorn, oscuro.)
1. s. f. Ironía o tono burlón con que se dice una cosa lo dijo con sorna pero no me importa. guasa, socarronería
2. Lentitud con que se hace una cosa, en especial cuando esa tardanza es deliberada y tiene un fin burlesco. rapidez

sorna

 
f. Espacio o lentitud con que se hace una cosa.
fig.Disimulo y burla con que se hace o dice una cosa con alguna tardanza voluntaria.

sorna

('soɾna)
sustantivo femenino
tono burlón e irónico que se utiliza al hablar Siempre le hablaba con sorna.
Traducciones

sorna

SF
1. (= malicia) → sarcasm
2. (= tono burlón) → sarcastic tone
con sornasarcastically, mockingly
3. (= lentitud) → slowness
Ejemplos ?
JUAN (Jadeante.) ¡Qué dice usted de mi Marta? CARCELERO (Con sorna.) ¡Y se atreve el Juan Lanas a llamarla (subrayando) su Mar-ta!
Su experiencia de avezado galanteador le daba de ello la certeza, y no pudo menos que lanzar a Remigio una mirada triunfante cuando uno de los compañeros le dijo con sorna: -¿Qué tal el agua, ¿apagaste la sed?
Aquí le faltó la paciencia a don Casimiro que, como eximio jinete, vivía muy encariñado con sus bucéfalos, y mirando con sorna a la vieja, le dijo: -¿Y no quisiera usted, doña Gila, la pinga del Libertador?
-pregunté, vacilando. Se detuvo, se volvió hacia mí, y, frunciendo el doble peludo arco de las cejas, rezongó: -Ya, ya, entiendo la sorna...
merced que si no es por la viuda, el licenciado paga el pato, con todo su apatusco. El echaba de vicio, y ella le cantaba la sorna, diciendo, que mas queria andarse á la flor del berro, y qué me sé yo.
Vamos, prosigue, Duelos, pues quizás haría algo peor y, como adoro a esta bella criatura —dijo, en tono de sorna—, no quiero ultrajarla del todo.
Quítate de en medio, o si no... -Avinagrao, desconocío -contestó la gitana con sorna-, ahora te voy a cantar la verdá más fija que el sol que nos alumbra.
Mi exclamación de asombro y pena determinó silenciosa y astuta sonrisa en el aldeano, que, sentado frente a mí, descansaba la barbilla en el puño de báculo del inmenso paraguas rojo -el clásico «paraguas de familia», tan querido del campesino gallego-. Guiñó los ojos sagaces y esperó con sorna la pregunta infalible.
¿La has tomado conmigo? -Señorita Juana -repuso Benjamín, con sorna, buscando fuerzas en el ponche que había bebido-. ¡Señorita Juana!
Por ejemplo, no se dirigían a mí, siempre la hablaban a Mariano, y a mí me miraban medio con sorna, por supuesto que yo no le daba bolilla.
Abra esa puerta. -Usted es dueño -repitió el capataz, con algo de resignación y de sorna en la voz, y abrió el corral. Las ovejas salieron, apuradas, y se extendieron a comer.
como estás seguro de que acaso no sea muy bueno. ALMODÓVAR. -Aunque lo fuese. CARLOS. -(Con sorna.) ¡Blasfemo! ALMODÓVAR. -¿Qué queréis? Estoy loco.