sordamente


También se encuentra en: Sinónimos.

sordamente

adv. Sin ruido cayó sordamente sobre la acera.

sordamente

 
adv. m. fig.Secretamente y sin ruido.

sordamente

(soɾða'mente)
adverbio
ruidosamente de manera sorda, apagada, oculta Rumiaba sordamente sus rencores.
Traducciones

sordamente

sordamente

sordamente

ADVdully, in a muffled way
Ejemplos ?
Cerca de los lugares donde hay fiestas suele robar un hueso a otros lebreles, y gruñir sordamente una protesta cuando pasa un bull-dog con cascabeles.
Buenos Aires se halla amenazado de tan terrible suerte; y cuatro años de glorias han minado sordamente la ilustración y virtudes que las produjeron.
La noche era oscura, y sólo de vez en cuando el relámpago iluminaba la tierra con su brillo siniestro, mientras que el lejano trueno retumbaba sordamente.
Indrah tenía una transparencia opalina y ningún color profanaba la blancura de la joven. Los acompañantes con amplias capas obscuras rumiaban sordamente sonatas incomprensibles.
Hablaba sordamente, sin interrupciones, como si recitara una lección grabada al frío por infinitas atmósferas de presión, en el plano de su conciencia oscura.
«Esperemos, decía, a que el brebaje se haya esparcido por todo el1 cuerpo y permita reconocer con evidencia los salutíferos resultados de esta medicina.» Tras de grandes esfuerzos y fatigada por fin de las reiteradas súplicas del médico, le permitió irse. Pero el veneno había ya obrado sordamente en las entrañas del infeliz y había atacado ya sus principios vitales.
Sin embargo, a vos te deberemos nuestra fortuna. Erdosain la miró de pies a cabeza, apretó el brazo de la muchacha y le dijo sordamente: –No me interesas.
En efecto, cuando los primeros fieles, después de atropellarse por la escalera, llegaron a la tribuna, vieron al pobre organista caído de boca sobre las teclas de su viejo instrumento, que aún vibraba sordamente, mientras su hija, arrodillada a sus pies, lo lloraba en vano entre suspiros y sollozos.
Los cuatro perros estaban apiñados gruñendo sordamente, sin apartar los ojos de míster Jones, que continuaba inmóvil, mirándolos.
Confieso que en el momento de dar los golpes y de oírlos resonar sordamente en las profundidades de la vivienda, me oprimía el corazón un temor muy natural.
Encogiose Juan de hombros, y tras un momento de indecisión, y tras rascarse la nuca, murmuró sordamente: -Pos la razón que tengo pa decillo y pa pensallo es que una jembra que quiée a un mozo no lo rempuja pa que se vaya a la Argentina, como a ti te ha venío arrempujando la Olores.
Por unos instantes se oyeron los chasquidos de la roca, seguidos de bruscos desprendimientos: primero trozos pequeños que rebotaban sordamente en la derribada mampostería, y luego después, como el tapón de una botella vacía sumergida en aguas profundas, cedió de un solo golpe la techumbre del túnel: lívidos relámpagos serpentearon un momento en la oscuridad y algo semejante al galope de pesados escuadrones resonó con pavoroso estruendo en los ámbitos de la mina.