sor


También se encuentra en: Sinónimos.
Búsquedas relacionadas con sor: SPR

sor

(Del cat. ant. sor < lat. soror .)
s. f. RELIGIÓN Tratamiento dado a las religiosas de un convento, que se suele anteponer al nombre propio sor Pilar; sor Mercedes. hermana, madre

sor

 
f. catol. Precediendo al nombre de ciertas religiosas, hermana: sor María.
Sinónimos

sor

sustantivo femenino
religiosa*, hermana, madre, monja*.
Se usa solo como tratamiento que se antepone al nombre de las monjas. Ejemplo: sor María es la monja encargada del jardín.
Traducciones

sor

SFSister
Sor MaríaSister Mary
una sora nun
Ejemplos ?
Antonio María Alvarez, avanzó rápidamente sobre Ingaguasi, que ocupaba el Sargento Mayor Dn. Gregorio Araoz de la Madrid, ala distancia de dos leguas del Quartel de Culpina, donde se hallaba acantonado el Sor.
Libre de las ligaduras que me oprimían el brazo, sentí un alivio, y me enderecé con súbita energía: —Háganme una cura ligera, para que pueda continuar mi camino. Sor Simona murmuró con gran reposo: —¡Siéntese!...
Un momento mis ojos encontraron los ojos de la niña, que asustados y compasivos, se alzaban de mi brazo amarillento donde se veía el cárdeno agujero de la bala. Sor Simona le advirtió en voz baja: —Maximina, que pongas sábanas de hilo en la cama del Señor Marqués.
etc.” Entretanto, el admirable doctor Pérez guardaba en el bolsillo el pacto que ya había convenido ad-referendum con Montevideo cuya sexta estipulación acordaba “las tropas de Buenos Aires desocuparán enteramente la Banda Oriental del Río de la Plata hasta el Uruguay sin que en toda ella se reconozca otra autoridad que la del Exmo. Sor.
i No sé cómo nuestro señor no se apiada de esta chusma tonta y les da un poco más de inteligencia! No se enoje Sor Serenidad. Así es la plebe.
Aun cuando el dolor me robaba toda energía, llevado de mis hábitos galantes hice un esfuerzo por apearme. Sor Simona se opuso con palabras que a la vez eran bruscas y amables.
Estaba en una plaza donde crecía la yerba: En el ámbito desierto resonaba el martillo del herrador y el canto de una mujeruca que remendaba su refajo. Sor Simona me dijo, mientras me ayudaba a descabalgar: —Aquí tenemos nuestro retiro, desde que los republicanos quemaron el convento de Abarzuza...
Todos se encuentran tan llenos de impurezas como cualquier hijo de vecindades malditas; si eran curas, tuvieron hijos; si eran revolucionarios tuvieron sus defectillos sexuales; hasta Sor Juana resulta que murió rica por tantos poemas que vendía y que la promotora virreina negoció en la corte virreinal y reinal como premio a los favores recibidos...
Al darse a conocer aun me lo recordó sonriendo: —¡Ay, Marqués, creí que aquella noche me fusilaban! Yo subía, apoyado en su hombro, la ancha escalera de piedra, y delante de nosotros subía la compañera de Sor Simona.
Yo distinguí en el fondo crepuscular de una sala blanca entarimada de nogal, un grupo de mujeres con tocas, haciendo hilas y rasgando vendajes. Sor Simona ordenó: —Dispongan una cama en la celda donde estuvo Don Antonio Dorregaray.
Con ellas y para ilustrarlas en cierto modo, Lavalleja mandó agregar al “Expediente” las respuestas concordantes – en lo sustancial – de los veintiún vecinos principales de la ciudad a quienes había dirigido el siguiente interrogatorio: “Beneméritos Avitantes de esta Plaza, aproximándosenos los momentos de presentarnos ante la Superioridad del Sor.
D.n José Artigas, para dar una cuenta exacta, de los motivos que hemos tenido Yo, el Sor Com.te D.n Juan Ant.o Lavalleja, en consorcio del Sor Ministro de Hac.da D.n Thomas Franc.o Guerra para proceder y aprehender a la Persona del Cap.n Inglés del Bergantín Luisa, pedimos a nombre de la patria, que cada uno de Ustedes, presten su firma en este que se les presenta, diciendo si es berdad o no lo que abajo se expone: 1º Se obserbaron u oyeron tirar un cañonazo con vala con dirección a la Baiya o Pueblo, de a bordo del Bergantín Inglés, q.e se halla fondeado en este Puerto, el día 6, Jueves a la tarde.