sopera

sopera

s. f. COCINA Recipiente hondo, provisto de asas y tapadera, que se usa para servir la sopa.

sopera

 
f. Vasija honda en que se sirve la sopa en la mesa.

sopera

(so'peɾa)
sustantivo femenino
culinario recipiente donde se pone la sopa una sopera de porcelana
Traducciones

sopera

tureen

sopera

Mísa

sopera

SFsoup tureen
Ejemplos ?
Río Consota: Quebradas San Pablo, Bivoral, La Mesa, Púlpito, Ceballos, San Antonio, El Chocho, Víbora, Bizcochuelos, La Arenosa, San José, La Dulcera, El Oso, Tinajas, Sánchez, Los Encuentros, El Naranjo, El Caucho, La Linda, La Frijolera, El Carminal, El Brillante, La Sopera, Congolo, Cañabrava, Colombia, La Chiva, Agua Bendita, Sanjón, Suicidio y La Camelia.
Su receptáculo es una sopera o tinaja de loza de color azul o de tonalidades azulinas que contiene las otá y viven en agua de mar.
Para elaborar el mate cocido hay que poner una cucharada sopera de yerba por cada 250 ml de agua a punto de hervir (es decir una cuchara por cada taza de té aproximadamente).
Se deja descansar la salsa mientras se cuece la pasta, que se escurre sin añadir agua fría, y se mezcla todo en una sopera, añadiendo unas cucharadas de pecorino siciliano rallado.
Mata a los cuatro genios, y encierra a Bartimeo en una sopera de plata (no hay material más dañino para los demonios que la plata).
Era la hora del almuerzo; la chinita Ugenia trajo la sopera y Cenobita sirvió a Bermúdez, que, en cuanto probó la primera cucharada rezongó de mal modo: -Esta sopa está fría.
La Falsa Tortuga dio un profundo suspiro y empezó a cantar con voz ahogada por los sollozos: Hermosa sopa, en la sopera, Tan verde y rica, nos espera.
n el mismo momento en que la cocinera ponía en la mesa la sopera, el capataz se paró en la puerta y dijo: -«Patrón, hay fuego en el campo.
No hay que ponderá. La sopera ensima e la cama si que me la encontré muchas veses. Merc ¿Y su cuñá de usté, la hermana de ella, es lo mismo?
El ciudadano Weston ilustró su teoría diciéndonos que si una sopera contiene una determinada cantidad de sopa, destinada a determinado número de personas, la cantidad de sopa no aumentará porque aumente el tamaño de las cucharas.
Jacques ─el carbonero se llamaba Jacques─ se lo comía todo con la mirada. Pero a la mujer había una cosa que le atormentaba: siempre tenía que estar viendo la sopera en el medio de todos los platos.
Simón Bolívar, cuando en la mañana del 28 de diciembre de 1825 y en momentos de sentarse a la mesa llegó hasta él un indiecito conduciendo una sopera de plata, y le dijo: -Mis señoritas Calvimontes le envían a su merced este chupe de leche para el almuerzo.