somático

(redireccionado de somáticas)
También se encuentra en: Sinónimos.

somático, a

(Del gr. somatikos, corporal.)
1. adj. Del cuerpo, por oposición a la mente su problema no es síquico sino somático.
2. BIOLOGÍA Del soma.

somático, -ca

 
adj. Díc. de lo que es material y corpóreo en un ser animado.
biol. Relativo al soma o a las células somáticas.
med. Díc. de cualquier afección que tenga base orgánica. Se contrapone a funcional. (V. soma.)

somático, -ca

(so'matiko, -ka)
abreviación
1. que corresponde a la parte corpórea en oposición a la mente problema somático
2. fisiología síntoma que es solamente físico o material afección somática
Sinónimos

somático

, somática
Traducciones

somático

somatic

somático

somatique

somático

somatico

somático

somatische

somático

somatische

somático

somáticas

somático

somatycznych

somático

σωματικών

somático

соматични

somático

somatiske

somático

סומטיים

somático

somatisk

somático

ADJsomatic

somático -ca

adj somatic
Ejemplos ?
La vida de representación, libertada ya, fuera de esto, de toda razón e inteligencia, no es contenida aquí tampoco por aquellas excitaciones somáticas y psíquicas llenas de peso, y queda de este modo abandonada a su propia arbitraria actividad y a su caprichosa confusión» (Volkelt, página 118).
También en este punto surge la interrogación de si no será éste un carácter general de todo sueño. c) Las fuentes oníricas somáticas.
En nuestro capítulo de introducción examinamos con toda minuciosidad el papel que la literatura científica atribuye con respecto a la formación de los sueños a las fuentes somáticas de estímulos.
Hemos visto que se distinguían tres clases de fuentes oníricas somáticas; los estímulos sensoriales emanados de objetos exteriores, los estados internos de excitación, de base exclusivamente subjetiva, y los estímulos somáticos procedentes del interior del organismo.
Observamos asimismo la predilección de los autores por las fuentes somáticas y su tendencia a situar muy en último término las psíquicas o excluirlas totalmente.
El estímulo nervioso y el estímulo corporal serían, pues, las fuentes somáticas de los sueños; esto es, las únicas fuentes oníricas, según algunos autores.
Fórmase de este modo una especie de «clave de los sueños» que nos permitiría deducir de las imágenes oníricas las sensaciones somáticas y los estados orgánicos y de excitación que las han provocado.
Cuando las fuentes oníricas somáticas que actúan durante el reposo -o sea las sensaciones de dicho estado- no poseen desacostumbrada intensidad, desempeñan, a mi juicio, en la formación de los sueños un papel análogo al de las impresiones diurnas que han permanecido recientes, pero que son indiferentes.
Correlativamente, sólo se produce el sueño de angustia cuando la censura es vencida total o parcialmente y, por otro lado, la preexistencia de angustia como sensación actual emanada de fuentes somáticas facilita el vencimiento de la censura.
Spitta dividía los sueños en «sueños de estímulo nervioso» y «sueños de asociaciones»; pero claro está que una tal solución no podía considerarse satisfactoria mientras no se hubiera conseguido descubrir el lazo de unión entre las fuentes oníricas somáticas y el contenido de representaciones del sueño.
Por último, el que el estímulo nervioso nos induzca a la formación de un sueño no es sino una cuarta reacción posible de frecuencia igual a las otras tres. Esto último no sucedería si el motivo de los sueños no residiese fuera de las fuentes oníricas somáticas.
Esta unión no es, desde luego, obligada, pues ya hemos visto que podemos reaccionar de varios modos a los estímulos sobrevenidos durante el reposo; pero en aquellos casos en que se lleva a efecto conseguimos hallar un material que constituye en el contenido del sueño una representación de las dos clases de fuentes oníricas, las somáticas y las psíquicas.