solidario

solidario, a

adj. Que se comporta con solidaridad o la demuestra persona solidaria con los presos. insolidario

solidario, -ria

 
adj. Que muestra solidaridad (comunidad, adhesión).

solidario, -ria

(soli'ðaɾjo, -ɾja)
abreviación
1. persona que adhiere a causas o intereses ajenos en momentos difíciles un amigo solidario
2. característica que es propia de este tipo de personas una acción solidaria
3. que es coherente con algo El servicio que presta la empresa es solidario con los intereses regionales.
Traducciones

solidario

solidarisch

solidario

solidaire

solidario

solidale

solidario

solidariteit

solidario

solidariedade

solidario

التضامن

solidario

solidarność

solidario

солидарност

solidario

团结

solidario

團結

solidario

solidarita

solidario

solidaritet

solidario

solidaarisuus

solidario

연대

solidario

solidaritet

solidario

ADJ
1. (= humanitario) → caring
Luis es muy solidarioLuis is a very caring person
vivimos en un mundo poco solidariowe live in an uncaring world, we live in a world where it's every man for himself
un acto solidarioan act of solidarity
solidario con algo/algn se ha mostrado muy solidario con nuestra causahe has been very sympathetic to our cause, he has shown a lot of solidarity with our cause
hacerse solidario con algo/algnto declare one's solidarity with sth/sb
solidario de algo (frm) hacerse solidario de una opiniónto echo an opinion
2. (Jur) [compromiso] → mutually binding, shared in common; [participación] → joint, common; [firmante, participante] → jointly liable
responsabilidad solidariajoint liability
Ejemplos ?
Todos debemos destacar el patriotismo y el afán solidario de los trabajadores del campo y la ciudad para proteger la planta de empleo del país.
La sociedad es un tejido comunitario y solidario, guiado por el bien común que tiene en la solidaridad el principal sentido de la vida humana.
Las ambiciones, la impaciencia y el orgullo de los adolescentes deben ser confrontados con la realidad, por escabrosa que parezca, para que así adquieran una conciencia cada vez más clara de su personalidad y de la de los demás, de modo que tomen un vivo interés por las relaciones humanas enaltecedoras: las que producen beneficios colectivos: ética, política, arte solidario, ciencia y técnicas clarificadoras para un mejor ecosistema.
e) Irresponsabilidad: No hay compromiso solidario para mejorar el entorno y se deja que se vaya destruyendo sin ningún aspaviento ni intervención para evitar su caída.
En vez de dirigirse a la construcción de un neo humano, consciente del compromiso de la humanidad con la naturaleza y la cultura, solidario de la totalidad, lleno de voluntad continua, creativo y rebosante de acciones transformadoras, se estanca en la proliferación de seres mecanizados que ya no piensan por sí mismos y lo que hacen, legal o corruptamente, es sólo por ganar dinero.
Una toma de conciencia de la fugacidad de la existencia de hombres y mujeres rige el goce de vivir y a la vez, la angustia de saber lo breve de ello: “sólo vinimos a soñar”, dice el poeta náhuatl; pero su decepción no es por el abuso del poder humano que se vuelve solidario con todos en la flor y el canto, en el trabajo colectivo para el bien común, sino por ese mayor poder que constituye el impredecible Teotl ipalnemohuani, aquello por lo cual todos vivimos, pero que a su vez nos da una mínima oportunidad de vida.
Partiendo del concepto: la educación es la transformación de la entidad biológica que somos, en el ser humanísticamente diseñado que debemos ser: creativo, solidario, responsable; deseoso de saber y libre para que su voluntad perfeccione la naturaleza, la sociedad, la cultura en bien de la colectividad total cósmica, hemos de recordar un tanto, porque el área que estamos estudiando así lo marca, algunas características de la vida psíquica infantil conforme a algunos estudios realizados por Gesell, Piaget, Bruner y Vygotski entre otros, verdaderos renovadores de las investigaciones relativas a la vida mental, desde un punto de vista genético, estructural y sociocultural del niño.
El yo ha sido tan fuertemente envanecido, soliviantado, libertinado, que de pronto se rompen los lazos con los demás y el “yoizado” cae en el pozo del abatimiento que lo lleva a la autodestrucción, como ser agresivo, neurótico, alcohólico, drogadicto y otros escapes, a veces intelectualistas o de demagogia política, a una sed de refugio que se generó en los conceptos iniciales del humanismo ingenuo de los griegos, hoy, en el acabóse, por no aceptar que la dignidad y la libertad sólo se dan en función del grupo dialogante y solidario en pos de acuerdos benefactores realmente del grupo o, repito, Tloque Nahuaque (Juntos y cercanos como los dedos de la mano: la hermandad, la amistad), según lo consideraban nuestros abuelos prehispánicos.
Mis propuestas didácticas van por ese camino: la construcción del verdadero ser humano que la escuela ha de lograr: consciente, solidario, responsable, lleno de voluntad para saber, indagador crítico y creativo.
En nuestras manos se encuentra la más potente arma para liberar al mexicano verdadero, al ser humano auténtico, que late en cada uno de nuestros educandos: la conciencia sígnica de nuestro verdadero ser humano: responsable, solidario, pleno de voluntad y creatividad en pos del mejoramiento colectivo desde nuestras aportaciones individuales.
Por ello, si se requiere que todo joven obtenga los rasgos necesarios y características del ser humano en el amplio y único del vocablo: creativo, solidario, responsablemente libre y deseoso de saber a fuerza de voluntad, es indispensable que desde el instante de tomar conciencia de su importancia como integrante de un conglomerado social, sepa cuáles son sus funciones dentro del mismo y surja así a la vida con la convicción plena de que solamente mediante la superación y el perfeccionamiento de nuestra personalidad han de obtenerse los frutos regios de la felicidad tanto individual como colectiva.
Ser humano es vencer nuestras debilidades y fortalecernos en la potencia de la voluntad que nos hará libres; afán de saber, responsabilidad ante la libertad y compromiso solidario con la sociedad para enaltecerla en el bien colectivo, la verdad y la belleza.