solería

(redireccionado de solerías)
Búsquedas relacionadas con solerías: solera

solería

(Derivado de suelo.)
1. s. f. CONSTRUCCIÓN Conjunto de materiales que se emplean para solar o revestir con pavimento.
2. CONSTRUCCIÓN Pavimento o resvestimiento del suelo. solado

solería

(Derivado de suela.)
s. f. Conjunto de cueros para hacer suelas.

solería

 
f. constr. Solado, suelo.
Traducciones

solería

SFflooring
Ejemplos ?
Además del uso complementario doméstico del conjunto de lozas, los «alfardons des mig» y los «rajolets des puntes» (azulejos triangulares), complementaron los tradicionales azulejos cuadrados, rectangulares y poligonales, en el trabajo de albañilería para decorar arrimaderos, techos y solerías como las pintadas por maestros renacentistas como Jaume Huguet, Luis Dalmau o Gabriel Alemany.
Alfonso Pleguezuelo -investigador especializado en alfarería y cerámica-, explica que las solerías (acabados de suelos) de las viviendas de al-Ándalus eran conocidas por su rica variedad de tonalidades, llegando a reemplazar los mármoles de colores, de tradición oriental, en el proceso de embellecimiento de sus casas (según una cita de Ibn Sahib anterior a 1240).
La obra presenta una gran maestría técnica en su elaboración, apreciándose tanto en el tratamiento que el artista aplica en las solerías de ambas estancias del palacio representadas en el tapiz, como en la separación y colorido de las inscripciones superiores.
Para recordar el aspecto del palacio a fines del siglo XI hay que imaginarse que todos los relieves vegetales, geométricos y epigráficos estaban policromados en tonos en los que predominaba el rojo y el azul para los fondos y el dorado para los relieves, que, junto con los zócalos en alabastro con decoración epigráfica y las solerías de mármol blanco, daba al conjunto un aspecto de gran magnificencia.
Uno de los elementos más estimables de estas salas son sus solerías, que en origen eran azulejos cuadrados y alfardones hexagonales de cerámica vidriada en colores, formando caprichosas cenefas.
Para algunos autores, se trató de una ciudad de gran relevancia, que se deduce de los hallazgos arqueológicos fragmentarios (capiteles, solerías, esculturas u otras piezas) realizados en distintas épocas.
En 1605 necesitó una amplia restauración que afectó a tejados, solerías, escalera de la torre, sacristía, rematada por Francisco de Medina y realizada por el albañil Jerónimo Hernández, siguiendo las condiciones de Pedro Díaz de Palacios, maestro de la catedral de Málaga.
Rivera Mateos aseguró que en el siglo XX fueron hallados en la Huerta de Perrengue algunos restos del antiguo convento que casi de inmediato fueron «ocultados», como algunas vasijas, los cimientos del edificio y restos de sus solerías.
A finales del siglo XIV y principios del siglo XV, cuando se contruyen varios de los edificios claves de Vall de Crist, las solerías se pavimentan combinando las losetas bizcochadas ya sean estas: cuadradas, rectangulares, alfardones u octogonales, con los azulejos o las olambrillas decoradas en azul.
Pertenecientes ya al siglo XVI, aparecen varios ejemplares de azulejos mudéjares, cuya característica más sobresaliente, aparte de la belleza en su decoración geométrica y colorido es la técnica con la que están realizados: cuerda seca y cuenca o arista. Este tipo de azulejos se colocaría en zócalos y no en solerías.
La azulejería coexistió con la fabricación de loza de mesa pintada a pincel. Y así, con el mismo colorido de las vajillas, se realizaron revestimientos para iglesias, arrimaderos y solerías.