solícito

(redireccionado de solícitos)
También se encuentra en: Sinónimos.

solícito, a

(Del lat. sollicitus < sollus, entero + citus, movido.)
1. adj. Que actúa con diligencia y cuidado, en especial para hacer una cosa que una persona pide o manda es muy solícito con sus jefes. atento, diligente
2. Que es cariñoso y amable sus hijos son muy solícitos con ella. afable

solícito, -ta

 
adj. Diligente, afanoso por servir o atender a una persona o cosa.
Sinónimos

solícito

, solícita
adjetivo
1 diligente, cuidadoso, afanoso, atento*, hacendoso, servicial.
Diligente alude principalmente a la ocupación material, a las gestiones y pasos necesarios para conseguir aquel fin. Es diligente el hombre activo y trabajador; para ser solícito, cuidadoso o afanoso se necesita además ser complaciente, afectuoso y social.
«Solícito, diligente. El primero de estos dos adjetivos explica la ocupación del ánimo, el cuidado, el esmero que ponemos en el acierto o brevedad del negocio o empresa en que estamos empeñados o interesados. El segundo explica la ocupación material, los pasos, los medios que empleamos con actividad para conseguir aquel fin. El pleiteante anda solícito porque el procurador anda diligente. Del criado se exige, por la misma razón, diligencia, y no solicitud
José López de la Huerta
2 fácil*.
Traducciones

solícito

solícito

solícito

ADJ (= diligente) → solicitous (por about, for) (= atento) → attentive; (= servicial) → obliging
Ejemplos ?
Síguense los chismosos, muy solícitos de orejas, muy atentos de ojos, muy encarnizados de malicia, y andaban hechos uñas de las vidas ajenas, espulgándolos a todos.
El BARÓN, agonizando en un sillón. WALTHER FURST, STAUFFACHER, MELCHTHAL y BAUMGARTEN, rodéanle solícitos. WALTHER TELL, arrodillado a sus pies.
Tú, que ayer me inspirabas inquieta zozobra, hoy avivas mis cuidados y y solícitos deseos, para que evites los escollos del mar que baña las resplandecientes Cícladas.
¡Cuántas de mi cuna al lado pasaste la noche entera, sin dar al sueño un instante tu fatigada cabeza; o tal vez entre tus brazos, cuna más blanda que aquélla, me arrullabas y mecías, y antiguas canciones tiernas con baja voz me cantabas, hasta que yo me adurmiera; sin que jamás se agotase el caudal de tu paciencia! Tan solícitos cuidados, tal ternura, tantas penas, ¿Con qué premio jamás pude en parte corresponderlas?
Pero tú debes por el contrario favorecer, no a aquellos cuyos deseos son más violentos, sino a los que mejor te atestigüen su reconocimiento; no a los más enamorados, sino a los más dignos; no a los que sólo aspiran a explotar la flor de la juventud, sino a los que en tu vejez te hagan partícipe de todos sus bienes; no a los que se alabarán por todas partes de su triunfo, sino a los que el pudor obligue a una prudente reserva; no a los que se muestren muy solícitos pasajeramente...
La heredera del principado, porque en él podían las hembras ser sucesoras, era una criatura bellísima, de cabellos rubios y ojos azules, frente despejada y tez blanca teñida de un ligero sonrosado. Rodeada de cuidados solícitos, la princesita podía vivir tranquila, si no contenta, en el soberbio palacio donde habitaba.
Por ello, entre los muchos y más graves deberes de los gobernantes solícitos del bien público, se destaca primero el de proveer por igual a toda clase de ciudadanos, observando con inviolable imparcialidad la justicia distributiva.
Por lo cual, venerables hermanos, os suplicamos y os conjuramos en las entrañas de caridad de Jesucristo a que consagréis vuestros más solícitos cuidados a la labor de exhortar a los fieles que os están confiados, para que no sólo olviden los odios y perdonen las injurias, sino además para que practiquen con la mayor eficacia posible todas las obras de la beneficencia cristiana que sirvan de ayuda a los necesitados, de consuelo a los afligidos, de protección a los débiles, y que lleven, finalmente, a todos los que han sufrido las gravísimas consecuencias de la guerra, un socorro adecuado y lo más variado que sea posible.
Y no sólo se ocupó en escribir y leer en el tiempo desocupado; mas, siendo la sazón más ardiente del verano, en el más encendido crecimiento del día, cuando en la guerra farsálica, estando impedidos los escuadrones en lagunas y pantanos, fatigado de la hambre y de la siesta, por no haberle sus criados traído la tienda ni el refresco; y cuando todos (por haberse de dar la batalla a otro día) estaban o temerosos del suceso o solícitos de su mejor defensa, Marco Bruto toda la noche gastó en escribir un compendio de Polibio, ilustrado con sus advertencias.
Comparé lo que acababa de dejar con lo que estaba viendo: en el palacio muebles lujosos, ricas colgaduras, luces, espejos, suntuosos trajes, un esposo amante, amigos solícitos, criados esperando con interés la feliz nueva...
El cadí estaba en la mezquita recompensando con los suyos los deseos de su mujer, teniéndolos solícitos y colgados de la respuesta que esperaba oír de su esclavo, a quien había dejado encargado hablase a Leonisa, pues para poderlo hacer le daría comodidad Mahamut, aunque Halima estuviese en casa.
Así, pues, como en el mismo reino de los cielos quiso que los coros de los ángeles fuesen distintos y unos sometidos a otros; así como también en la Iglesia instituyó varios grados de órdenes y diversidad de oficios, para que no todos fuesen apóstoles, no todos pastores, no todos doctores, así también determinó que en la sociedad civil hubiese varios órdenes, diversos en dignidad, derechos y potestad, es a saber, para que los ciudadanos, así como la Iglesia, fuesen un solo cuerpo, compuesto de muchos miembros, unos más nobles que otros, pero todos necesarios entre sí y solícitos del bien común.