solícitamente

solícitamente

 
adv. m. De manera solícita.
Traducciones

solícitamente

sollecitamente
Ejemplos ?
Luego se hudió el puñal bajo su seno derecho y cayó bañada en sangre; balbuceó algunas ininteligibles palabras y exhaló su varonil espíritu. Solícitamente los amigos de la familia lavaron con cuidado el cuerpo de la infortunada Carita, y depositándolo en la misma tumba lo reunieron para siempre al de su esposo.
Y que luego, corriendo, tornasen por más, y que para lo demás, yo quedaría allí al umbral de las puertas, a resistir si alguno viniese, y para espiar solícitamente hasta que tornasen.
Mas, si os place, aquel que trujo de mí falsa relación del hurto, sacados de su seno mil ducados que allí traía cosidos, los cuales, según decía, había robado a diversos caminantes, echándolos dentro en el arca para provecho común de todos, comenzó a inquirir y preguntar solícitamente de la salud de todos los compañeros...
99 Artículo 99 Tratará de conocer a sus subordinados; cuidará solícitamente sus condiciones de vida, inquietudes y necesidades y velará por sus intereses, para que todos estén persuadidos de que se les trata con respeto y se les guarda la consideración que merecen.
Amando a buenos y a malos, sin establecer prerrogativas y discriminaciones, con un corazón que ha perdurado como oro de buena ley y engastado, a la vez, como diamante en el corazón del pueblo necesitado, al que lo auxilió y lo ha venido cuidando solícitamente, concurría la distinguida Damita Sra.
Las tropas austriacas, cuya presencia constituía una garantía de estabilidad y orden, habían regresado a sus bases de origen; fue preciso pedir de nuevo su intervención, cosa que llevó a cabo solícitamente el general Radetzky.
Es una danza ejecutada por seis mujeres jóvenes o ñustas (denominación Inca); que ante la mirada de los espectadores, recorren la Plaza de Armas y principales calles de la ciudad, en ciertas ocasiones intervienen una capitana y dos guías conocidos como Yuncas que sirven como dirigentes de las evoluciones que realizan las anacas, y se encargan de custiodar solícitamente a las bailarinas de los arrebatos de algún espectador que intente propasarse.
Tanto el libro como la columna periodística de Levitt en The Graphic describían su atípico estilo de vida eduardiano: una soltera independiente y privilegiada, que vivía en el oeste de Londres con sus amigos y era esperada solícitamente por dos sirvientes.
A él le correspondió ir donde su tía abuela Zoila Rosa Lara, a quien empezó a ayudar solícitamente; su padre había contraído segundas nupcias y vivía aparte, siendo visitado por su hijo que gustaba leer su biblioteca histórico-jurídica.
Clara, a pesar de ser superiora, tenía la costumbre de servir la mesa y brindar agua a las religiosas para que lavasen sus manos, y cuidaba solícitamente de ellas.
Cobraba únicamente a los ricos. Los pobres sabían que los atendía solícitamente y gratis. Muchas veces se lo llevaron con grandes apuros a las afueras de la ciudad y a altas horas de la noche para no pagarle nada.
Durante la epidemia de cólera que afectó a Tánger en 1895, el hospital intensificó su labor, ayudado por la suscripción que promovió el señor Jacob Laredo y a la que, según Isaac Laredo, todos los israelitas “contribuyeron solícitamente”.