socorrido

(redireccionado de socorrida)

socorrido, a

1. adj. Se refiere a lo que ofrece una solución fácil en caso de necesidad un tema muy socorrido; es un plato muy socorrido para ocasiones especiales. práctico
2. Se aplica al lugar que ofrece lo que se necesita es una tienda pequeña pero muy socorrida.
3. Que socorre con facilidad la necesidad de otra persona. socorredor

socorrido, -da

 
adj. Díc. del que con facilidad socorre la necesidad de otro.
Díc. de aquello en que se halla con facilidad lo que es menester.
Gastado, trillado, vulgar.
Traducciones

socorrido

ساعد

socorrido

ADJ
1. [tienda] → well-stocked
2. (= útil) → handy
un socorrido primer platoa common starter
3. [persona] → helpful, obliging
4. [ejemplo, método] → hackneyed, well-worn
Ejemplos ?
Ahonda y sacarás agua. Don Juan de Mena, ni palabra mala ni obra buena. No hay cosa más socorrida que un día tras otro. ¡Jesús qué prisa!
Y para que no faltase miseria alguna á su tribulación, una enfermedad dolorosa y mal socorrida vino á postrarle las fuerzas del cuerpo, ya que la persecución no podia abatir las de su espíritu.
"El creciente de blasonar, con las puntas hacia arriba, que tomamos de Egipto, donde era el signo faraónico del poder, figura en el escudo de los Anglure de los Vosgos, y de los Lunones de Asturias, que, según creo, fueron sus antepasados… " Mas, mi sonrisa de incredulidad ante aquella que me pareció socorrida mención heráldica, advirtióle la importancia que doy a tan fantásticas vanaglorias.
Pero la causa tiene mucha latitud, como es cuando la república está tan perdida y tan enviciada en males, que no puede ser socorrida; y entonces no ha de porfiar en vano el sabio, ni se ha de consumir en lo que no ha de aprovechar, faltándole autoridad o fuerzas: o si conociere que la república no le ha de admitir, o si se lo impidiere su poca salud; y al modo que no echaría al mar la nave rota, ni se asentaría a la milicia faltándole fuerzas, así tampoco se arrimará a la vida a que no fuere suficiente.
III El muro tiene de amor, las almenas de lealtad, la barrera cual nunca tuvo amador, ni menos la voluntad de tal manera; la puerta de un tal deseo, que aunque esté del todo entrada y encendida, si presupongo que os veo, luego la tengo cobrada y socorrida.
S., cese la guerra civil, y buelvan á sus hogares para no tomar jamas las armas contra la propia Patria los que van á tener igual suerte que la de sus camaradas: así será la humanidad socorrida como se debe, y la naturaleza no gemirá ya de tantos horrores.—Dios gue.
de un poder respetable, capaz de resistir los primeros asomos de una funesta terminación, y no pudiendo sostenerse la fuerza armada en que deben reposar nuestras esperanzas, sin ingentes caudales que el erario no tiene, la ejecución de aquellos recursos que puedan producirlos queda al arbitrio de una necesidad extrema que comprometería la seguridad de la tierra, si no fuese socorrida oportunamente.
No era un plan infalible, pero generó una reserva de renovada energía turbulenta en su alma sobreexcitada, aunque podría perecer en la ejecución de su huída, aún así huiría de la vida de tormento infinito quele esperaba. En cualquier caso no le daría al orgulloso príncipe la socorrida venganza que su mente sádica tanto deseaba.
Y el tirano y el libertador conozcan que ni el uno logra su intento, ni el otro pierde su maldad, cuando el pueblo, en cuya memoria no tiene vida lo pasado, vende al interés propio la libertad, pobre por la sujeción, mas bien socorrida.
Antes del expresado sitio, ni aun en èl, desde la Punta de los Lobos, es imposible hacer desembarco, por no ser transitable por el fango suelto de que se compone todo aquel terreno: en cuyo supuesto la embarcacion, que por los nuestros, ò con su consentimiento (en caso de estar habitado el Colorado) no sea socorrida, no tiene mas arbitrio que perecer, entregarse ò marcharse.
s tan sutil el hilo del que pende mi insoportable vida, que, de no socorrida, será pronto su curso terminado; y así después de la cruel partida que de ella me desprende, el alma sólo atiende una esperanza por que aún soy salvado, y dice: «Aunque apartado de tu adorada vista, tu triste alma resista.
5° Utilizar las islas como base de partida para un asalto sorpresivo y rápido sobre la Isla Puna, tan cercana, y que es la llave de entrada a Guayaquil y es al mismo tiempo la zona más fácil para una sencilla interceptación de todo enlace fluvial entre Guayaquil y la provincia de El Oro, en forma que no pueda ser socorrida esta provincia mártir por la vía fluvial, obligando a alimentarla militarmente por la imposible ruta: Sibambe-Cuenca-Jubones-Pasaje—Machala" .