socio


También se encuentra en: Sinónimos.

socio, a

(Del lat. socius, compañero.)
1. Persona o entidad asociada con otra u otras para algún fin socios fundadores del club deportivo; socio comercial. miembro
2. Persona o entidad que es miembro de una sociedad un socio del club de ajedrez; socio del banco. afiliado, asociado
3. coloquial Amigo o compañero ¡vaya socio te has buscado para ir de marcha! colega
4. socio capitalista ECONOMÍA Persona que aporta capital en una empresa o compañía.
5. socio industrial ECONOMÍA Persona que aporta a una empresa sus servicios o pericia personales, pero no dinero.

socio, -cia

 
m. f. Persona asociada con otra para algún fin.
Miembro de una sociedad o una asociación.
desp.Sujeto, individuo, prójimo.

socio, -cia

('soθjo, -θja)
sustantivo masculino-femenino
1. persona que pertenece a una agrupación Hay una reunión de socios del club para elegir directivos.
2. persona que forma parte de una sociedad de carácter comercial Los socios declararon la bancarrota de la empresa.
3. se usa para referir de manera familiar a los amigos o compañeros Pásame la botella, socio.
Sinónimos

socio

, socia
sustantivo
2 sujeto, individuo*, prójimo.
Todos ellos se usan en sentido despectivo.
Traducciones

socio

sócio

socio

socio

socio

partner

socio

شريك

socio

partner

socio

партньор

socio

合作伙伴

socio

合作夥伴

socio

partner

socio

パートナー

socio

파트너

socio

partner

socio

/a SM/F
1. (= asociado) [de empresa] → associate; [de club] → member; [de sociedad docta] → fellow
hacerse socio deto become a member of, join
se ruega a los señores sociosmembers are asked to ...
socio/a de honorhonorary member
socio/a de númerofull member
socio/a honorario/ahonorary member
socio/a numerario/afull member
socio/a vitalicio/alife member
2. (Com, Fin) → partner
socio activoactive partner
socio capitalista, socio comanditariosleeping partner, silent partner (EEUU)
3. (= amigo) → buddy, mate

socio-a

m., f. member; partner; fellow.

socio -cia

mf (profesional) partner, associate
Ejemplos ?
Las expresiones eclécticas que adoptaba la nueva filosofía –o filosofía electiva, según el lenguaje de la época- silenciaban el anticlericalismo de lo más avanzado de la ilustración europea, y se manifestaban en el plano socio-económico como una corriente reformista.
Estas investigaciones mencionadas constituyeron el principio de mis intentos por aportar a la práctica escolar, no sólo los marcos socio etnometodológicos, psicopedagógicos y lingüístico textuales de la concepción didáctica comunicativa, funcional y pragmática, sino promover ir más allá, al darle un giro de práctica social, creativo y neohumanístico, a la escuela en general y a la clase de español, en particular, como siempre lo he venido experimentando.
Aunque en ningún caso se trataba de provocar transformaciones socio-económicas radicales, los liberales aparecían como los partidarios del progreso, de los cambios, en tanto los conservadores defendían el estatus quo, o como se decía en México, el retroceso.
II.—Que el artículo 3 inciso m) de la Ley Forestal Nº 7575 declara como actividades de conveniencia nacional las realizadas por las dependencias centralizadas del Estado, instituciones autónomas o empresas privadas, cuyos beneficios sociales sean mayores a los costos socio-ambientales.
Les corresponden, dentro de su jurisdicción, la coordinación y ejecución de los planes y programas socio-económicos regionales, así como la gestión de actividades y servicios inherentes al Estado, conforme a ley.
Lo mismo sucede con el acercamiento a los textos literarios centrados en un leer por leer, donde se ocupa un espacio permanente que deviene vacío, y más cuando se hace con la absurda rapidez exigida por los teóricos cuantitativos, pues no se indaga, por la prisa avasalladora de cumplir tiempos de los obsesionados del quedar bien con juicios precipitados, en las causas que produjeron tal obra y no se la ubica como producto de su contexto socio histórico; ni se atiende a los rasgos que la demarcan ideológicamente, además de no descubrir su organización estructural ni analizar los valores contenidos y que tanto interesan a los jóvenes para su interpretación.
Reconocimiento de la autodeterminación como el Derecho de las nacionalidades y pueblos que garantiza la educación como eje fundamental en la continuidad del desarrollo socio-económico, cultural y lingüístico.
Los ideólogos de la reforma liberal devendrían ahora protagonistas de primera línea en la lucha política, aunque el liderazgo efectivo de las masas y la propia conducción del movimiento descansara a veces en las manos de la facción terrateniente-burguesa interesada en acelerar las transformaciones socio-económicas.
Nadie podrá ser discriminado por razones de etnia, lugar de nacimiento, edad, sexo, identidad de género, identidad cultural, estado civil, idioma, religión, ideología, filiación política, pasado judicial, condición socio-económica, condición migratoria, orientación sexual, estado de salud, portar VIH, discapacidad, diferencia física; ni por cualquier otra distinción, personal o colectiva, temporal o permanente, que tenga por objeto o resultado menoscabar o anular el reconocimiento, goce o ejercicio de los derechos.
Por lo contrario, al niño o a la niña le espera un laberinto por formarse en su órgano cerebral: el nacimiento de su conciencia, su cognoscencia; su memoria, sus producciones, sus autovaloraciones, sus operaciones, la información, el aprendizaje, la posibilidad de solucionar problemas, en una expresión metafórica, el laberinto del intelecto o en una más rigurosa, la estructura dinámica de la inteligencia humana, que no se reduce a ser de alguien un listo o un tonto, sino a la integración interinfluida de las aptitudes innatas del ser humano en su confrontamiento con la socio cultura que le rodee y el momento histórico del desarrollo humano que le toque vivir.
Al contrario del autobiologicismo de Piaget, Lev Semionovich Vygotski asumió una postura interaccionista de eminente carácter socio histórico y cultural: el niño tiene un nivel de desarrollo antes de su escolarización; y otro nivel que está al alcance de sus posibilidades, siempre que se le impulse a ello y se le ayude, se le guíe; siempre que se le proporcione una mediación entre los procesos elementales y las funciones superiores y conscientes de la mente humana.
Cada día comprobamos más que sólo a través de acciones bio-socio-culturales, el estudiante puede adquirir enmarcamientos que le ayuden a interpretar el mundo y ajustar las significaciones que éste va adquiriendo en la dialéctica vital.