socarronería

socarronería

1. s. f. Habilidad para engañar, acompañada de burla encubierta. socarra, sorna
2. Acción o palabras propias de un socarrón. socarra

socarronería

 
f. Astucia y bellaquería con que uno procura su interés o disimula su intento.
Calidad de socarrón o burlón.

socarronería

(sokarone'ɾia)
sustantivo femenino
gravedadseriedad manera de comportarse con burla e ironía la socarronería de los mediocres
Traducciones

socarronería

SF
1. (= ironía) [de persona, comentario, tono] → sarcasm, irony; [de humor] → snide humour, snide humor (EEUU)
2. (= astucia) → craftiness, cunning, slyness
Ejemplos ?
Sus actuaciones y comentarios repletos de ingenio, ironía y socarronería fueron célebres en la corte de Felipe II, donde llegó a tener un puesto de privilegio, pero sin olvidar nunca, dicen, el orgullo de sus raíces quintaneras.
En la pintura de Valentín hay menos socarronería, predominando una cierta melancolía que no está presente en los cuadros de Ramón.
En el pregón se cuentan, dirigiéndose al Patrón (San Pedro), con socarronería, los acontecimientos relevantes que se han tenido durante ese año en la villa, dando también el punto de vista pixueto de algunas de las noticias nacionales e internacionales más destacadas.
Dos damas aparecen junto al hidalgo con el pelo recogido y mostrando complacencia y satisfacción en sus rostros; una se inclina ante él, al tiempo que lo desarma, tratándose más bien de una socarronería; a la izquierda otra dama sostiene en sus manos un espejo para que el hidalgo pueda admirar sus elegantes vestiduras y otra gira su cabeza hacia el espectador, como invitándole a entrar en la escena y a participar de la bufonada.
Sus actuaciones y comentarios repletos de ingenio, ironía, socarronería… fueron célebres en la corte de Felipe II, donde llegó a tener un puesto de privilegio; pero lo que nos parece esencial es que Miguel de Antona nunca olvidó sus raíces más profundas, aquellas que guardaba en su corazón, el recuerdo de haber nacido y vivido en un pueblecito de la provincia de Soria.
En sus recitales alterna canciones, acompañándose a la guitarra, con críticas, historias y relatos de todo tipo. Está considerado el reavivador de la canción asturiana en clave de humor, a través de la socarronería.
Algunos de los momentos más valorados por la crítica son: la socarronería de la secuencia en la que los trabajadores abandonan los picos con los que trabajan para tomar los fusiles y repeler un ataque de los indios, volviendo a continuación a tomar los picos y seguir cantando como si nada hubiera pasado; la trágica secuencia nocturna de la muerte del señor Brandon a manos de Bauman, iluminada por la hoguera; el ataque de los cheyennes al tren, plasmado a través de la proyección de sus sombras sobre los vagones; o la espectacular secuencia de la batalla final, en la que Davy Brandon y un grupo de trabajadores resisten el ataque indio...
Esa socarronería y el espíritu indisciplinado que siempre tuvo fueron seguramente causa de que el PSC-PSOE no lo incluyera más en sus listas electorales.
Cuando concedía entrevistas, era habitual que respondiese con socarronería a los periodistas que le preguntaban acerca de las intenciones artísticas que había en un determinado plano o secuencia.
Mientras que entre los intérpretes suele decirse, no sin cierta socarronería, que la interpretación es el segundo oficio más antiguo del mundo, la técnica empleada tradicionalmente es la bilateral o consecutiva.
Finalmente, el ayudante tomó una fotografía de Fidel Castro; Leopoldo la miró, la mostró al público y dirigiéndose a la pared, dijo con su habitual socarronería: —" Déjame, que a éste lo quiero colgar yo...".
Y su voz selvática, encadenada en gruñidos, con inflexiones y finales dejativos, ese acento característico de los campesinos de nuestra región oriental, los acompañaba el orador con mil visajes y mímicas de convencimiento, y un aire de socarronería y unos manoteos y paradas de dedo de una elocuencia verdaderamente salvaje.