socaire

socaire

(Del cat. socaire, el que atesa una cuerda.)
1. s. m. NÁUTICA Protección contra el viento que ofrece algún lugar, por lo general un accidente geográfico costero.
2. al socaire loc. adv. Con la ayuda de una persona o cosa o tomándola como pretexto llegó a su situación al socaire de sus influencias.
3. estar o ponerse al socaire NÁUTICA coloquial 1. Evitar salir a hacer la guardia en el barco quedándose en la cama o en la hamaca. 2. Evitar el trabajo o esquivar el trato con una persona.
4. tomar socaire NÁUTICA Enrollar un cabo con el que se está trabajando en un madero para sujetarlo.

socaire

 
m. mar. Abrigo o defensa opuesto a donde sopla el viento.
Estar o ponerse al socaire.fig. Rehuir el trabajo.
Traducciones

socaire

SM
1. (Náut) → lee
al socaireto leeward
2. al socaire de algo (= al abrigo de) → under the protection of sth; (= so pretexto de) → using sth as an excuse
estar o ponerse al socaireto shirk
Ejemplos ?
En efecto, al decir el capitán estas palabras, Wyatt se había arrojado al agua y, como todavía estábamos al socaire del buque, logró, tras un sobrehumano esfuerzo, sujetarse de una cuerda que colgaba a proa.
Cuando un maleante exclama, al ver entrar a una pandilla de pesquisas: "¡los relojié de abanico!", es mucho más gráfico que si dijera: "al socaire examiné a los corchetes".
A medida que se acerca la Segunda Guerra Mundial, la persecución (al socaire de las nuevas teorías pseudocientíficas) se hizo más dura.
Quizá por la desacostumbrada firma de la estampa anterior (Goya 1810 el granador, que acaso pensaba que había visto esos montones de muertos en el lugar de su residencia, Madrid, quiso en la presente subrayar que podía verse lo mismo en otras partes, y nos muestra dos montones de muertos, uno en primer término y el otro en el horizonte, al socaire de la arcada de un puente o cueva que impone su negrura de comentario a esta doble ecatombe.
Está administrada, como su vecina Miñiques, por la Comunidad Atacameña de Socaire (queda a 28 kilómetros al sur de este pueblo) en asociatividad con la Corporación Nacional Forestal.
Con respecto a la formación de la biblioteca, hay que señalar que en Zaragoza había actividad libraria intensa desde siempre, ya desde el XVI, en gran parte por la vida universitaria, y en el XVIII siguió existiendo al socaire además de la referida Ilustración aragonesa y su auge.
Precisamente fueron textos y panfletos, elaborados por el clero con carácter militante y con fines hagiográficos, los que lanzaron, al socaire de sus primeras derrotas políticas, el anatema del anticlericalismo.
El dinero se ganaba a manos llenas, y aquellos yermos arenales se cubrirán de suntuosas casas y majestuosos edificios oficiales; y al socaire de las suculentas ganancias, acudirán los personajes más heterogéneos de la sociedad que viajaba entonces por las costas caribeñas.
La dependencia de Puerto de Sagunto de la siderurgia es ya total. Muestra de ello, lo constituye el hecho de que surgieron otras empresas al socaire de AHV.
El Marqués de La Romana, cuyo pensamiento político se conoce muy bien por su Representación a la Junta Central: era un absolutista. Temía que, al socaire de las circunstancias políticas, se introdujesen nuevos poderes representativos del pobo.
Pueblo de vieja data y añejada solera que, con el paso de los años y al socaire de las circunstancias, cambió de lugar para buscar la defensa, la estabilidad, o la paz de sus moradores.
Los años le habían pasado sin asomos de mejoría y Villarroel había vegetado en el Nuevo Mundo al socaire de las circunstancias, no había consiguiendo materializar su sueño de hacerse rico.