sobrino

(redireccionado de sobrinos)
Búsquedas relacionadas con sobrinos: anoche, dueno

sobrino, a

(Del lat. sobrinus.)
s. Hijo o hija de su hermano o hermana, o de su primo o prima, con respecto a una persona.

sobrino, -na

 
m. f. Respecto de una persona, hijo o hija de su hermano o hermana o de su primo o prima.

sobrino, -na

(so'βɾino)
sustantivo masculino-femenino
hijo del hermano o cuñado de una persona Aquí tengo una foto de mi sobrino más pequeño.
Traducciones

sobrino

nephew, nephew/niece

sobrino

neveu

sobrino

sobrinho

sobrino

nipote

sobrino

synovec

sobrino

nevø

sobrino

Neffe

sobrino

sisarenpoika

sobrino

nećak

sobrino

sobrino

조카

sobrino

neef

sobrino

nevø

sobrino

brorson/systerson

sobrino

หลานชาย

sobrino

yeğen

sobrino

cháu trai

sobrino

племенник

sobrino

侄子

sobrino

האחיין

sobrino

/a SM/Fnephew/niece
mis sobrinos (= varones) → my nephews
mis sobrinos (= varones y hembras) → my nieces and nephews

sobrino-a

m., f. nephew; niece.

sobrino -na

m nephew; f niece
Ejemplos ?
¡El contador! ¡Por fin los sobrinos y herederos del vizconde se decidían a venderlo! «Que esté en casa mañana a primera hora», advirtió el comprador, con fiebre de entusiasmo senil.
Lo mismito les sucedía a los sobrinos con los tíos solteros y acaudalaos; y los maridos casaos con mujer vieja y fea se revestían di una enjuria, viendo la viejorra tan morocha, ¡habiendo por ai mozas tan bonitas con qué reponerlas!
Los sobrinos, presuntos herederos de aquellos vastos dominios, se regocijaban interiormente al pensar que uno de ellos sería el sucesor de sus inmensas riquezas y podría disponer un día de sus pueblos y de sus vasallos.
Antonino tenía gran influencia sobre la familia, que nada hacía sin consultarle y al que miraba como a un oráculo; a él estaba encomendada la educación de los niños, él debía decidir la carrera que habían de seguir, tuviesen vocación o no, y en cambio de esta obediencia pasiva, D. Antonino se comprometía a costear la enseñanza de sus sobrinos y abrirles un hermoso y lisonjero porvenir.
Pero he aquí que cuando estaban más confiados corrió por el país, en voz baja primero, públicamente después, la nueva de que la princesa iba a ser madre, por lo que había encargado que se celebrasen funciones en acción de gracias en todas las iglesias del principado. Los sobrinos viéndose despojados súbitamente por aquel heredero importuno, empezaron a conspirar contra él antes de que naciese.
Así y todo, en ciertos casos el nepotismo ha sido simpático, por lo que se parecía al verdadero amor familiar; simpático del todo cuando, en efecto, se trataba de hijos a quien por decoro había que llamar sobrinos.
El futuro paje Perico era más débil, aunque no enfermizo, con el pelo obscuro también y los ojos claros. El tiempo fue pasando y los sobrinos no descansaban para llevar a cabo sus proyectos.
Estábanlos mirando Ricardo y Mahamut, que de cuando en cuando sacaban la cabeza por el escutillón de la cámara de popa, por ver en qué paraba aquella grande herrería que sonaba; y, viendo cómo los turcos estaban casi todos muertos, y los vivos malheridos, y cuán fácilmente se podía dar cabo de todos, llamó a Mahamut y a dos sobrinos de Halima, que ella había hecho embarcar consigo para que ayudasen a levantar el bajel, y con ellos y con su padre, tomando alfanjes de los muertos, saltaron en crujía; y, apellidando ¡libertad, libertad!
Cuando volvió a hablar, noté que en cierto modo había perdido el hilo, o por lo menos, volvía a tomarlo de atrás, porque dijo: -El nepotismo es generalmente, cuando se trata de verdaderos sobrinos, la familia refugio, la familia imposición; algo como el dinero para el avaro viejo; una mano a que nos agarramos en el trance de caducar y morir.
Entonces en breves y persuasivas frases les contó lo ocurrido al nacimiento de su niño, como habían resuelto envolver en la sombra su inteligencia, hacerle odioso a sus súbditos fieles y como también al conocer los inicuos planes de los sobrinos de su esposo había ella tenido la luminosa idea de sustituir al día siguiente del nacimiento al hijo adorado por el desvalido huérfano.
Ellos viven bien acá, pero quieren poder pasar la Navidad junto a sus familias, quieren que sus sobrinos sepan que no contagian, quieren que sus padres les den la bendición y no los escondan.
Los vivientes han desaparecido: Las obras de los hombres, las casas de Dios y hasta los campos han sentido el estrago formidable del estremecimiento de la naturaleza. Usted se preguntará a sí mismo ¿dónde están mis padres, dónde mis hermanos, dónde mis sobrinos?