sobrio

(redireccionado de sobria)
También se encuentra en: Sinónimos.
Búsquedas relacionadas con sobria: prudente, sobriedad, ebrio, ebria

sobrio, a

(Del lat. sobrius.)
1. adj. Se refiere a la persona que hace las cosas con moderación, así como a sus palabras o actos sobrio en comer. comedido, mesurado, moderado
2. Que no es redundante ni exagerado llevaba un traje muy sobrio. sencillo, simple
3. adj./ s. Que no está borracho. ebrio
4. Que mantiene la calma ante situaciones complicadas o difíciles a pesar de la tragedia estaba muy sobrio. sereno, templado

sobrio, -bria

 
adj. Templado, moderado, esp. en comer y beber.
Díc. del estilo conciso, en oposición a redundante, ampuloso, etc.

sobrio, -bria

('soβɾjo, -βɾja)
abreviación
1. que tiene moderación y discreción en su modo de actuar El director es muy sobrio en sus retos.
2. que es sencillo y sin exceso de adornos un vestido sobrio
3. ebrio que no ha ingerido bebidas alcohólicas El conductor estaba sobrio y fue falsamente acusado de causar el accidente.
Sinónimos

sobrio

, sobria
adjetivo
1 moderado*, morigerado, parco, espartano, austero, abstemio*, frugal.
Abstemio y frugal se refieren al que lo es referido al comer y al beber.
2 conciso*, breve.
Aplicados al lenguaje.
Traducciones

sobrio

nüchtern

sobrio

sóbrio

sobrio

střízlivý

sobrio

ædru

sobrio

raitis

sobrio

sobre

sobrio

trijezan

sobrio

しらふの

sobrio

술 취하지 않은

sobrio

sober

sobrio

edru

sobrio

trzeźwy

sobrio

nykter

sobrio

ไม่เมา

sobrio

ayık

sobrio

tỉnh

sobrio

清醒

sobrio

ADJ
1. (= no borracho) → sober
2. [color, estilo, decoración] → sober
3. (= moderado) → frugal
llevan una vida muy sobriathey live a very frugal life
ser sobrio con la bebidato drink in moderation
es sobrio de palabrashe's a man of few words
4. (= tranquilo) → restrained

sobrio-a

a. sober.

sobrio -ria

adj sober
Ejemplos ?
La equilibrada y sobria estructura social no da lugar a edificaciones suntuosas ni a lujos innecesarios, y por eso las casas modernas que sustituyen a las debilitadas por el uso, no buscan la ostentación; tampoco circulan carros de lujo, sino los indispensables para el trabajo.
Debe saber trabajar en equipo con sus demás compañeros y mostrar habilidades comunicativas, una sobria inteligencia emocional y habilidades interpersonales: saber escuchar, respetar opiniones y ser capaz de comprender a los demás para llegar a acuerdos.
Poco después viene el tío Jeromo que toma asiento cerca de la lumbre para auxiliar a la familia en la operación; pues la gente de campo de este país, sobria por necesidad y por hábito, goza tanto con el espectáculo de la cena de Navidad como saboreándola con el paladar.
La primera es osada e irreverente como ella sola, dado el carácter irascible, fogoso y, hasta cierto punto, olímpico del interpelado. La segunda no tiene igual, por sobria y contundente.
La unificación internacional del proletariado no hubiera sido posible, ni la colaboración sobria y deliberada de estos países en el logro de fines generales, si antes no hubiesen conquistado la unidad y la independencia nacionales, si hubiesen seguido manteniéndose dentro del aislamiento.
ni la ligereza de la inquietud humana, ni, finalmente, la vanagloria de mostrarse en público, sino la gravedad sobria, modesta y justa de la verdad.
-Todo esto está muy bien, dijo Alcibíades; pero ¡querer que un hombre embriagado dispute en elocuencia con gente sobria y de sangre fría!
No pronunció un discurso, sino que formuló contra los ministros una requisitoria escueta, sobria, documentada, concentrada, violenta.
Tras doña Blanca está Estrella, que es la camarera sola que la sirve ha largo tiempo en la mesa y en la alcoba. Escancia Sancho el licor al conde con mano pródiga, y lo hace con la condesa Estrella con mano sobria.
Ellos se buscaban vida En la ciudad mas gustosa Donde hallaban amos ricos, Juegos, pendencias y mozas. Y en caso de una imprevista Necesidad poderosa, Siempre en el castillo hallaban Casa grande y mesa sobria.
(Décimo octavo) Sabed que la anterior comida era sobria y frugal, pues tan solamente comían para calmar los ladridos del estómago; pero la cena era copiosa y larga, puesto que tenían necesidad de reponer fuerzas y de nutrirse.
Una era ofreciendo los servicios de un cochero de conducta sobria; otra un carruaje en buen uso, traído de París el año 1814, y otra más una moza de diecinueve años, sabiendo lavar y planchar, así como otras faenas...