sobrepelliz

(redireccionado de sobrepellices)

sobrepelliz

s. f. RELIGIÓN, INDUMENTARIA Y MODA Vestidura blanca de tela fina con mangas muy anchas que se ponen los eclesiásticos o los legos sobre la sotana.
NOTA: En plural: sobrepellices

sobrepelliz

 
f. liturg. Vestidura blanca, de lienzo fino con mangas, que se pone sobre la sotana.

sobrepelliz

(soβ ɾepe'λiθ)
sustantivo femenino
religión ropa fashion prenda blanca, larga y amplia que usan los sacerdotes sobre la sotana o las personas que ayudan en la misa ponerse el sobrepelliz en la sacristía
Traducciones

sobrepelliz

surplice

sobrepelliz

cotta, sopravveste

sobrepelliz

surplis

sobrepelliz

стихарь

sobrepelliz

Sobrepeliz

sobrepelliz

komża

sobrepelliz

SFsurplice
Ejemplos ?
El lamentable incendio del teatro del Globo, acontecimiento debido, dicho sea de paso, a ese entusiasmo por la ilusión escénica que distinguía la dirección de Shakespeare, por desgracia, nos ha despojado, de un número de documentos importantes; pero en el inventario, que todavía existe, del guardarropa de un teatro en Londres coetáneo de Shakespeare, se hace mención de trajes especiales para cardenales, pastores, reyes, payasos, frailes y bufones; cotas verdes para los hombres de Robin Hood y un vestido verde para lady Marian; un jubón blanco y dorado para Enrique V y un traje para Longshanks, y, además, sobrepellices...
DOÑA JUSEPA A mi hermana rebuena le pareció; que de todo el sermón que hizo, han sacado mis desvelos que fueron el tema celos, y que dél se satisfizo. POLONIA Es viuda de aquestos días: bien sospechas y bien dices; que aquestas sobrepellices son tapa-bellaquerías.
IV - Viaje fúnebre Con blancas sobrepellices y con hachas encendidas, cantando fúnebres rezos en voz confusa y sumisa, sobre mulas enlutadas, formando dos largas filas, cien devotos capellanes a lento paso caminan.
Tulipán dirá el sermón; en la misa, gran orquesta; y en la tarde, procesión. Palomas y codornices con hojitas de azahares, remiendan sobrepellices y componen los altares.
Figúrese usted que durante doce años nada me ha faltado nunca: ropa blanca, albas, sobrepellices, alzacuellos...; todos los días encuentro cada cosa en su sitio, tantas como me hacen falta, y oliendo a lirio.
Puede dudarse, dice Tomasino, si aquellas antiguas sobrepellices tendrían mangas porque no eran más que unas capas de lino y el Concilio de Narbona parece que las opone a los roquetes: Linea non machinola veste sine roqueto.
El Concilio de Basilea dispone que la sobrepelliz llegue más abajo de la mitad de las piernas y que se usen las capas y sobrepellices según las estaciones y costumbres de los diferentes países.