sobrecoste

sobrecoste

s. m. Cantidad de dinero que sobrepasa el coste inicial de una cosa.
Traducciones

sobrecoste

SMextra charges pl
Ejemplos ?
La instalación tuvo un sobrecoste de aproximadamente el 40% (6,6 millones de euros frente a los poco más de 4 en que se adjudicó).
La presión del mercado ha obligado a las compañías de hardware a escribir y mantener software (desde drivers hasta herramientas de configuración, incluso sistemas operativos), pero el software en sí mismo no es un centro de beneficio. Es un sobrecoste; y a menudo uno muy importante.
La complejidad y el sobrecoste de comunicación en un proyecto open source es casi por entero una función del número de desarrolladores involucrado: tener más usuarios finales que nunca miran el código fuente cuesta en la práctica nada.
Más generalmente, las restricciones en el uso/venta/modificación/distribución (y otras complicaciones en el licenciamiento) imponen un sobrecoste para el seguimiento de la conformidad y (según aumenta el número de paquetes que maneja una persona) una explosión combinatoria de la incertidumbre percibida y los riesgos legales potenciales.
Como experimento mental, supongamos que Internet viniera equipado con el sistema seguro de micropagos teóricamente ideal, accesible universalmente, sin sobrecoste.
La ecología como un todo tiene una respuesta más rápida a las demandas del mercado, y más capacidad para resistir shocks y regenerarse, que la que cualquier fabricante monolítico de un sistema operativo cerrado puede posiblemente conseguir. Otro efecto importante es reducir el sobrecoste e incrementar la eficiencia mediante la especialización.
Por esto, el consorcio es acusado de sobrecoste y de entregar la obra a la mitad y con fallos en la estructura, como filtraciones.
Sin embargo, desde antes de que asumiera la elaboración Contubernio en 2013, si la producción se demoraba, el sobrecoste incidía directamente en las cuentas de Mediaset por lo que se había llegado a pagar más de seis cientos mil euros por capítulo.
Por último, Flyvbjerg y Stewart encontraron que en la última década, el sobrecoste en los Juegos ha descendido a niveles más regulares de este tipo de megaproyectos.
Para el período 2000-2010 el sobrecosto promedio fue de 47 %, mientras que antes el rebasamiento promedio fue de hasta 258 %. Sin embargo, Londres 2012 ha invertido esta tendencia, con un sobrecoste del 101 %.
De cara a tomar decisiones sobre un proceso que redundan directamente sobre la calidad derivada y repercutida sobre sus productos es fundamental elegir correctamente la composición de la muestra a extraer para estudio, sin que ello suponga un desproporcionado sobrecoste.
Por lo tanto, el proceso no debe cambiar a modo kernel para gestionar hilos. Se evita la sobrecarga de cambio de modo y con esto el sobrecoste u overhead.