sobra


También se encuentra en: Sinónimos.

sobra

1. s. f. Exceso de cualquier cosa. excedente
2. Palabra o acción con que se ofende o humilla a una persona. agravio
3. s. f. pl. Restos que quedan de la comida al recoger la mesa dale las sobras al perro.
4. Desperdicios de cualquier cosa. desecho
5. MILITAR Parte del haber de un soldado que se le entrega en mano semanal o diariamente.
6. de sobra loc. adv. En abundancia o con exceso tengo ropa de sobra para pasar el invierno aquí.

sobra

 
f. Exceso en cualquier cosa sobre su justo ser, peso o valor.
Demasía, injuria, agravio.
f. pl. Lo que queda de la comida al levantarse de la mesa.
p. ext.Lo que sobra o queda de otras cosas.
Desperdicios o desechos.
De sobra. loc. adv. Abundantemente, con exceso, o sin necesidad.

sobra

('soβɾa)
sustantivo femenino
exceso en el peso, valor, o cantidad habituales de cualquier cosa una sobra en la producción industrial
de manera abundante o con exceso De sobra sabes que eres importante para mí.
Sinónimos

sobra


de sobra locución adverbio con creces, ampliamente, colmadamente, de más, en demasía.
Traducciones

sobra

avanzo

sobra

SF
1. (= excedente) → excess, surplus
2. sobras [de comida] → leftovers (Cos) → remnants
3. de sobraspare, extra
aquí tengo de sobraI've more than enough here
tenemos comida de sobrawe've got more than enough food
tengo tiempo de sobraI've got plenty of time
tuvo motivos de sobrahe was more than justified
lo sé de sobraI know it only too well
sabes de sobra que yo no he sidoyou know full well that it wasn't me
aquí estoy de sobraI'm not needed o I'm superfluous here
es de sobra conocidoit's common knowledge

sobra

f. excess, surplus;
hay de ___there is more than enough.
Ejemplos ?
Todavía me quedan mil reales de los pendientes de esmeraldas, y tengo una gargantilla de perlas con broches de brillantes, regalo de mi abuelo, que vale más de quinientos duros, con los cuales nos sobra para vivir hasta que se resuelva mi expediente, que será antes de un mes y para cuidar a este hombre como Dios manda, aunque la rotura de la pierna le obligue a estar aquí dos o tres meses...
Porque ya habrá observado que yo no soy llorona...; razón por la cual en su retrato de las Angustias sobra aquello de las lágrimas de cocodrilo...
Devenga allí un sueldo de treinta mil reales; y no le doy más, porque todo lo que le sobra, después de comer y vestir, únicas necesidades que tiene (y ésas con sobriedad y modestia), lo pierde al tute el último de cada mes...
No hay qué encarecer la parte que corresponde a la moral pública en el adelantamiento de un pueblo, la historia de las nacionalidades americanas de nuestra misma raza de sobra lo demuestra.
—¿Tendrías fuerza y valor para eso? —Tengo de sobra voluntad y coraje para ti, infame. —A ver las tijeras de tusar mi caballo: túsenlo a la federala.
Pero no..., ¡no traigas el sable! ¡Con las muletas me basta y sobra para romperle la cabeza! -Márchate, Rosa..., y no hagas caso; que éstas son chanzas del señor don Jorge...-expuso Angustias, haciendo pedazos la carta-.
Con los dos sueldos que reúno hay de sobra para que todos lo pasemos muy bien, puesto que en adelante no me formarán causas por desacato ni volveré a perder nada al tute, como no sea la paciencia...
Solo que entonces los peligros del asedio me amenazarían desde fuera, y una muralla me separaría del enemigo, mientras que ahora los dardos mortíferos están en mí mismo. No me sobra el tiempo para éstas inepcias, pues llevo un gran asunto entre manos.
Como dato final, a las nueve llegaron al galope dos agentes a darnos la filiación de los perros rabiosos vistos, y a recomendarnos sumo cuidado. Había de sobra para que mamá perdiera el resto de valor que le quedaba.
Y bien merecía su propietario que Dios le mirase con ojos de misericordia, pues con sobra de razón pregonaban cuantos le conocían su ingénita bondad y su honradez sin tacha y su varonil entereza, que sólo sacaba a relucir cuando, ahito de razón, tenía que probarle a alguno de los muchos mozos de ácana que frecuentaban su «mo de vivir» que cuando eran llegadas las ocasiones, sabía él también jugarse a cara o cruz la integridad de la gallarda persona.
-La mesmita, que no la puée ver, poique como ella se pensó que poique yo le icía cuatro tontunas había yo ya perdío por su cara y por su porte los papeles, pos cuando yo me casé con mi rosa de Jericó, pos a ella le entró el dislocamiento y se casó na más que de rabia que le dio con Robustiano, y como el hombre to lo que le sobra son talegas...
Pero mucho más me hubiera asombrado de no tener ya el hábito de aceptar a beneficio de inventario las entusiastas descripciones de mi amigo, toda vez que se explayaba sobre la hermosura femenina. Cuando la belleza constituía su tema, sabía de sobra con qué facilidad se remontaba a las regiones del puro ideal.