soberbio

(redireccionado de soberbios)
También se encuentra en: Sinónimos.
Búsquedas relacionadas con soberbios: soberbia

soberbio, a

(Del lat. superbus.)
1. adj. Que tiene soberbia o se deja llevar por ella es muy soberbio, sólo se relaciona con la gente que le interesa. orgulloso
2. Que se comporta con arrogancia. gallardo
3. Que es muy grande recibí una reprimenda soberbia. enorme
4. Que es magnífico viven en un palacio soberbio. grandioso
5. Se aplica a la persona que se irrita en exceso cuando es contrariado. iracundo
6. Se aplica al caballo que es fogoso y violento.

soberbio, -bia

  (del l. superbus, influido por soberbia)
adj. Que tiene soberbia o se deja llevar de ella.
Altivo, arrogante.
fig.Fogoso, orgulloso y violento.
Alto, fuerte o excesivo en las cosas inanimadas.
Grandioso, magnífico.

soberbio, -bia

(so'βeɾβjo, -βja)
abreviación
1. persona que se cree superior a los demás y los trata con desprecio un abogado soberbio y arrogante
2. que es característico de este tipo de personas Nos dio una respuesta soberbia.
3. cosa que destaca entre las de su clase por sus cualidades excelentes un automóvil soberbio
Sinónimos

soberbio

, soberbia

soberbio:

magníficofenomenal,
Traducciones

soberbio

herrlich

soberbio

vynikající

soberbio

superb

soberbio

Superb

soberbio

מעולה

soberbio

素晴らしい

soberbio

superb

soberbio

ADJ
1. [persona] (= orgulloso) → proud; (= altanero) → haughty, arrogant
2. (= magnífico) → magnificent, grand
¡soberbio!splendid!
3. (= enojado) → angry; (= malhumorado) → irritable
4. = soberano A3
Ejemplos ?
La cosa ocurría todos los años, y nuestro joven abeto, que estaba ya bastante crecido, sentía entonces un escalofrío de horror, pues los magníficos y soberbios troncos se desplomaban con estridentes crujidos y gran estruendo.
Demás de esto, como la mayor parte de las contumelias hacen los insolentes y soberbios y los que se avienen mal con su felicidad, viene a tener el sabio la sanidad y grandeza de ánimo con que rechaza aquel hinchado afecto, siendo esta virtud tan hermosa que pasa por todas las cosas de esta calidad como por vanas fantasías de sueños y como por fantasmas nocturnos, que no tienen cosa alguna de sólido y verdadero; y juntamente se persuade que todos los demás hombres le son tan inferiores, que no han de tener osadía a despreciar las cosas superiores a ellos.
¿Dónde a ocultar iría su vergüenza y despecho? Iba hacia el horizonte donde tal vez las nubes reservaban castigos a osados y soberbios.
Varios nublados oscurecían la atmósfera, soplaba fuerte el Este, una faja negrusca ceñía el inmenso Océano, sobre la cual se veían blanquiscas y cenicientas nubes de formas fantásticas, semejantes a horribles dragones, a soberbios elefantes, a espantosos caballos marinos, precedidos de uno aún más imponente todavía que parecía haber toma do la forma del ángel del último juicio con su atronadora trompeta.
Aparece ahora, entonces, que Lima se salvó de los chilenos gracias a los extranjeros, y de la chusma, gracias también a los extranjeros. Los peruanos, sin embargo, son tan soberbios que, estoy seguro, jamás lo reconocerán.
¿Quiénes son los soberbios que se arrogan el derecho de enfrenar cosa que nace libre, de sofocar la llama que enciende la naturaleza, de privar del ejercicio natural de sus facultades a criatura tan augusta como el ser humano?
Así como le vi, creí que había hallado en él el centro de mi reposo, pareciéndome ser propio y natural oficio de los perros guardar ganado, que es obra donde se encierra una virtud grande, como es amparar y defender de los poderosos y soberbios los humildes y los que poco pueden.
Y aunque el tiempo ha rodado en agitados pasos desde aquel 1910, a pesar de las sospechas que se yerguen sobre un probable fracaso de aquella Revolución que se ha acomodado en las artimañas de unos pocos acomodaticios astutos, los anhelos de grandeza colectiva no han cesado, porque allí donde haya un alma y un cuerpo juvenil existirá la ufanía de la renovación, porque allí donde vibre el fuego de una juventud verdaderamente capacitada, dominante de sí misma, esforzada; altiva con los soberbios y humilde con los humildes, neohumanista, estarán fructificando los ideales sembrados por nuestros héroes, sabios y santos.
Ella allana inconvenientes, vence dificultades, y es un medio que siempre a gloriosos fines nos conduce; de los enemigos hace amigos, templa la cólera de los airados y menoscaba la arrogancia de los soberbios; es madre de la modestia y hermana de la templanza; en fin, con ella no pueden atravesar triunfo que les sea de provecho los vicios, porque en su blandura y mansedumbre se embotan y despuntan las flechas de los pecados.
Si desde la sombra entrase en ligas, con los humildes o con los soberbios, sería criminal la revolución, e indigna de que muriésemos por ella.
A las dos de la tarde salía de Palacio el virrey, con gran comitiva de notables, todos en soberbios caballos lujosamente enjaezados.
No quiero extenderme desmesuradamente disertando sobre el uso de los esclavos, frente a los cuales somos soberbios, cruelísimos, ofensivos.