soñoliento

(redireccionado de soñolientas)

soñoliento, a

adj. Somnoliento, que tiene soñolencia.

soñoliento, -ta

 
adj. Acometido del sueño o muy inclinado a él.
Que está dormitando.
Que causa sueño.
Tardo o perezoso.
Traducciones

soñoliento

sonolento

soñoliento

drowsy, sleepy, somnolent

soñoliento

Sleepy

soñoliento

сонный

soñoliento

ospalý

soñoliento

søvnig

soñoliento

졸려

soñoliento

sömnig

soñoliento

ADJsleepy, drowsy

soñoliento -ta

adj somnolent, sleepy, drowsy
Ejemplos ?
Levantábanse de la almohada trescientas caras soñolientas, sonaba un verdadero concierto de bostezos, caían arrolladas las mugrientas mantas, dilatábanse con brutal desperezamiento los robustos e inactivos brazos, liábanse los tísicos colchones conocidos por «petates» en el mísero antro, y comenzaba la agitación, la diaria vida en el edificio antes muerto.
Surgimos en auroras soñolientas de nocturnos pasajeros y arribamos desde el caos genético para ser la magnitud florida del jade nuevo vuelto hazaña cúspide del fuego.
Se oye un nuevo chillido y otro grito: «¡No lo dejes escapar!» Caras soñolientas aparecen en las puertas de las tiendas y pronto, junto al almacén de leña, como si hubiera brotado del suelo, se apiña la gente.
ENERO I Cierta noche sibilina se encumbró sobre tormentas su figura prisionera de zozobras y de afrentas y al ahondar las lejanías entre arenas soñolientas descubrió los horizontes de la carnes polvorientas.
Pero junto con esta noticia, siempre igual, llegaban en los buques otras novedades que se desembarcaban cautelosamente, como horrible contrabando: libros ocultos en barriles, periódicos que servían de inocente forro a obras de devoción, folletos disimulados entre mercancías, y una bocanada de aire europeo esparcíase por las ciudades coloniales, soñolientas a la sombra de sus innumerables conventos.
¿Por qué esta inmensidad sin luces? ¿Por qué este perenne movimiento que deja en sus arenas soñolientas el peso inconmovible de las horas y su afrenta?
Los amigos íntimos, que en la juventud surgen como por arte de magia, le sacaron de sus casillas -honradas y soñolientas casillas, donde encajaba mal un espíritu ávido de vivir-.
ellos tienen la palabra a flor de mano y los ensueños les nacen nacarados tras el beso de unos puños agrios o la sed de sus caricias soñolientas asiladas en la esquina de una calle abandonada por la siesta.
Salen de Oriente formas soñolientas, y queda sólo, al lado de Occidente, como enlace del día con la noche, el luminoso broche del menguado crepúsculo muriente.
Clava en mí siempre su dolosa vista, Que ni aun la muerte vela, Y torna del infierno, y me persigue Como sombra funesta. Y mientras huyo por desiertos montes, Por la abrasada arena, Suena incesante su encerada caña Canciones soñolientas.
Nada había mejor que, reunido con mis amigos, reposar la fatiga del juego bajo los árboles frondosos del jardín cercano a casa y observar aquellos crepúsculos de verano, mientras se platicaban fantasías y realidades, recuerdos y anhelos. Parecía que la eternidad era nuestra y que en sus brazos se acurrucaban, soñolientas, las despreocupaciones de cada uno.
En la terapia floral, Clematis se diagnostica en las personas soñolientas, nunca totalmente despiertas, a quienes no les importan demasiado las circunstancias de su vida.