situación delicada

Traducciones

situación delicada

frangente
Ejemplos ?
Habida cuenta de la implicación además de estas potencias en China, Japón quedó en una situación delicada, similar a una guerra fría.
Por otro lado Sam trata de evitar la aprobación de una nueva fórmula que incrementaría el número de pobres oficial en más de cuatro millones, subiendo la renta mínima a 20.000 dólares. Una situación delicada que podría complicar aún más la campaña.
El gobierno de Margaret Thatcher, inmerso en distintas reformas muy contestadas socialmente, se hallaba en una situación delicada.
Se trata de una situación delicada, porque si las ondas electromagnéticas que portan la información llegan distorsionadas toda la misión fracasa.
En aquel momento el RCD Español vivía una situación delicada, con la dimisión de Antonio Baró y una mala racha deportiva, que culminó con el descenso a Segunda División.
Esto lo ponía en una situación delicada e irónica, porque era el Vicepresidente de un país al que quería destruir dividiéndolo y era miembro de un Gobierno contra el que estaba dispuesto a alzarse en armas (no hay que olvidar que hasta que Lincoln y su Vicepresidente electo tomaran posesión de sus cargos, Breckinridge seguía siendo el Vicepresidente de los Estados Unidos).
Su saludo al Ejército al momento de asumir tradujo en parte la compleja situación que entonces vivía la institución castrense: Como cabeza del ejército, Schneider debió enfrentar una situación delicada en el ejército luego del «Tacnazo»: problemas de disciplina, remuneraciones, adquisiciones, infraestructura militar y social del personal militar.
En 1350, la presión ejercida por el ejército serbio sobre Tesalónica, puso a los zelotes en una situación delicada y les forzó a reconocer la autoridad de Juan VI en la ciudad.
México se encontraba en una situación delicada ante esta situación, pues por un lado el gobierno priista se jactaba de ser un gobierno de valores revolucionarios a favor de los sectores obreros y campesinos; pero, por el otro lado, la cercanía y dependencia con Estados Unidos lo obligaban a apegarse a sus intereses y medidas capitalistas.
El contenido de dicha carta, que Viète había descifrado, revelaba que el jefe de la Liga en Francia, el duque de Mayenne, aspiraba a convertirse en rey en lugar de Enrique IV. Esta publicación puso en una situación delicada al duque de Mayenne y favoreció el desarrollo de las guerras de religión.
Su labor como editor de la colección Afaq al-Kitaba, del Ministerio de Cultura egipcio, le sitúa en una situación delicada cuando los integristas emprenden una campaña contra él por haber publicado la novela Banquete para las algas del escritor sirio Háydar Háydar, muy crítica con las dictaduras de algunos países árabes.
Para justificar su deposición se arguyó su avanzada edad que aparentemente lo hacía incapaz para desempeñar una alta función de gobierno en una situación delicada de guerra internacional.