sitiador

(redireccionado de sitiadora)

sitiador, a

adj./ s. Que sitia o cerca un lugar para hostigar a sus habitantes y obligarlos a rendirse.

sitiador, -ra

 
adj.-s. Que sitia (cerca).

sitiador, -ra

(sitja'ðoɾ, -ɾa)
sustantivo masculino-femenino
persona que sitia un lugar los sitiadores del castillo
Traducciones

sitiador

assediatore

sitiador

SM/Fbesieger
Ejemplos ?
En su avance hacia la capital, emitió una proclama, que anunciaba: Urquiza no quería que se repitiera lo ocurrido en 1853, durante el sitio de Buenos Aires iniciado por Hilario Lagos, en que la moral de la tropa sitiadora decayó completamente.
Ofrecía además la ventaja de dificultar la retirada de las columnas de asalto, cuando el ataque era rechazado, y permitía reducir la anchura del foso, aumentando por consiguiente la protección de la escarpa contra el tiro directo de la artillería sitiadora.
La estrategia habría resultado de no ser por la habilidad sitiadora de César, quien no vaciló a la hora de ordenar a sus hombres establecer un castrum (campamento militar) en pleno mes de marzo.
Tras la victoria de Martín García del 15 de marzo de 1814, la Dolores se sumó a la escuadra sitiadora de Montevideo como transporte y fue puesta al mando del subteniente Pedro Dautant el 8 de abril de ese año.
En balizas exteriores fue advertida por la fuerza sitiadora, pero aunque fue perseguida y cañoneada consiguió entrar al puerto de Buenos Aires.
La fortaleza fue sitiada en noviembre por el comandante Márquez Donayo; Bendicto López intentó romper la línea sitiadora para llevar alimentos y pertrechos, pero el 29 de noviembre fue liquidado por los realistas.
Los víveres de los insurgentes sitiados comenzaron a escasear, Benedicto López intentó llevarles provisiones conduciendo un convoy con la intención de romper la línea sitiadora, pero cayó prisionero en manos de los realistas el 29 de noviembre.
Lideró el Asalto de la Isla de las Ratas, frente al puerto de Montevideo, donde capturó un valioso arsenal que le permitió proveer de pólvora a la artillería sitiadora.
A mediados de noviembre se sumó a la fuerza sitiadora con sus hombres el sobrino de Bohemundo, Tancredo, Príncipe de Galilea, y una flota genovesa llegó al puerto de San Simeón, actual Samandağ, cargada de suministros.
Llegó la noche del 6 de enero, noche decisiva para la causa defendida por los chiclayanos. A las once toda la fuerza sitiadora emprendía el ataque sobre la plaza.
(¡ahora!) La fuerza sitiadora había penetrado en la plaza por tres puntos; pero tan poco concierto hubo en el ataque, que los de un extremo tomaron, en la lobreguez de la noche, por enemigos a los de la esquina opuesta.
Así las cosas, un día de los últimos de julio se extendió con velocidad de rayo por la línea sitiadora de Montevideo, una noticia extraordinaria de la frontera noroeste.