sistemas Béticos

Béticos, sistemas

 
Sistema montañoso alpino situado al S de la península Ibérica. Se extiende desde la costa del Atlántico hasta la del Mediterráneo, en SO-NE. Está integrado por las sierras subbéticas, la cordillera Penibética y el Surco o depresión intrabética. Alturas máximas en Sierra Nevada: pico de Mulhacén (3 841 m) y Veleta (3 392 m), los más elevados de la península Ibérica.
Ejemplos ?
Los Pirineos (en el límite noreste) y los Sistemas Béticos (en el suroeste) son las cordilleras más elevadas y se sitúan fuera de la Meseta Central.
La génesis de este relieve se remonta al plegamiento alpino, en el que se plegaron los sedimentos depositados en una gran fosa oceánica que ocupaba lo que hoy son los Sistemas Béticos.
l surco Intrabético es un conjunto de depresiones geográficas localizadas al sur de la península ibérica, en los sistemas Béticos que separa la cordillera Penibética, al sur, de la cordillera Subbética, al norte.
Existe una sustancial continuidad entre los territorios turdetanos y de interacción con los fenicio-púnicos, la ulterior primigenia y la posterior Baetica, centrándose todos estos territorios en torno al valle del Baetis (valle del Guadalquivir) y a las dos zonas que lo delimitan, Sierra Morena y los sistemas béticos, es decir, la actual Andalucía.
Durante el Terciario se produjeron los plegamientos que levantaron los Sistemas Béticos, a los que sucedió un proceso erosivo y de sedimentación que formó diferentes cuencas de sedimentación, una de ellas, la depresión en la que se encuentra Alcalá.
Andalucía Oriental se encuentra dividida entre la cuenca del Guadalquivir y las cuencas fluviales que vierten al Mediterráneo. La región está recorrida por los Sistemas Béticos que hacen de divisoria entre ambos conjuntos.
Los ríos son cortos y estacionales, lo que provoca unos estuarios poco extensos y valles poco propensos a la agricultura. El efecto de sotavento que provocan los Sistemas Béticos hace que sus aportes sean reducidos.
as cordilleras Béticas o sistemas Béticos son un conjunto de sistemas montañosos que se extienden por el sur de la península ibérica, desde el golfo de Cádiz hasta Alicante y Baleares.
Andalucía Oriental, desde el punto de vista natural, físico y ambiental, se distingue de la Occidental en su mayor diversidad paisajística, fundamentada en la compleja historia paleogeográfica de los Sistemas Béticos que han provocado numerosas rupturas en el paisaje, diferenciándose claramente de la monotonía en el paisaje de la Andalucía Occidental, caracterizada por los relieves llanos y alomados de la vega y la campiña del Guadalquivir.
En el Mesozoico, las zonas exteriores -depresión y sistemas Béticos- todavía no están emergidas, aunque ya se están depositando los materiales calizos y margosos en condiciones subaéreas o de aguas poco profundas, provenientes de la erosión de Sierra Morena.
Esta superficie es mayor en la campiña sevillana, en la Campiña Baja cordobesa (una estrecha franja) y el valle del Guadalquivir en Jaén. En la zona del mediterráneo, la inmediatez de los Sistemas Béticos, hace que esta franja sea prácticamente inexistente.
Las zonas abruptas, correspondientes al tercer tramo, se concentran en las zonas montañosas, configurando las cumbres de Sierra Morena y el Aljibe y por otra parte suponen las primeras estribaciones de los grandes cordilleras de los Sistemas Béticos.