sirte

(redireccionado de sirtes)

sirte

s. m. GEOGRAFÍA Banco de arena que se deposita en el fondo del mar.

sirte

 
f. Bajo de arena.

Sirte

 
Nombre de dos golfos de la costa mediterránea, en el N de África. El Gran Sirte, en la costa de Libia, y el Pequeño Sirte, en la costa sudoriental de Túnez.
Traducciones

sirte

SFshoal, sandbank
Ejemplos ?
1923-1946 (1947) Grata compañía (1948) Entre libros, 1912-1923 (1948) De un autor censurado en el Quijote (Antonio de Torquemada) (1948) Panorama de la religión griega (1948) Letras de la Nueva España (1948) Sirtes (1932-1944) (1949) De viva voz (1920-1947) (1949) Mi idea de la historia (1949) Junta de sombras.
Hacia allí acudía Artabán, con un diamante protector de la isla de Méroe, un pedazo de jaspe de Chipre, y un fulgurante rubí de las Sirtes como triple ofrenda al Niño Dios, cuando topó en su camino un viejo moribundo y desahuciado por bandidos: interrumpió el rey su viaje, curó sus heridas y le ofreció el diamante al viejo como capital para proseguir el camino.
Los de los ejidos de pueblos y aldeas; 3. Los de las islas, cayos, arrecifes, escolladeros, peñones, sirtes y bancos de arena; 4.
Mas mientras entre escollos zozobraba confusa la elección, sirtes tocando de imposibles...
49 Vimos allende lo más de Ethiopia, e las provinçias de África todas; las Sirtes d'Amón, do son los tripodas, con lo que confina la tierra de Lopia; Marmárida toda, do es la grant copia de gente veloçe de los trogloditas; las áforos, gentes atán imperitas que de casas e fierros padesçen inopia.
Artículo 101.- Los terrenos del Estado, ejidales, comunales o de propiedad privada situados en las zonas limítrofes a los Estados vecinos; los situados en el litoral de ambos mares, en una extensión de cuarenta kilómetros hacia el interior del país, y los de las islas, cayos, arrecifes, escolladeros, peñones, sirtes y bancos de arena, sólo podrán ser adquiridos en dominio pleno o menos pleno, por hondureños de nacimiento, por sociedades integradas en su totalidad por socios hondureños, y por los bancos del Estado, bajo pena de nulidad del respectivo acto o contrato.
ni por el desierto de Candavia Una montaña en la Iliria, por la cual pasaba la Vía Egnatia; no es menester que pases por las Sirtes Peligrosas arenas movedizas a lo largo de la costa norte de África.
Fugitivo por las sirtes, Buscando de airados mares Entre brumas de pesares Largo giro, ¡Quién tuviera en favor suyo En medio del onda inquieta Como súplica al Profeta Tu suspiro!
En balde la providencia de un dios separó los continentes con la barrera infranqueable del Océano, si las impías naves atraviesan las sirtes que deben llenarlas de terror.
Este genio, nacido en la patria de Dante y de Galileo, miraba más allá del mare magnum de los romanos, que los geógrafos antiguos poblaban de sirtes destructores y de voraces monstruos, un cielo más puro que el de Europa, un suelo más rico y lleno de maravillas.
Artículo 159.- Los terrenos del Estado, ejidales, comunales o de propiedad privada situadas en las zonas limítrofes a los Estados vecinos; los situados en el litoral de ambos mares, en una extensión de cuarenta kilómetros, hacia el interior del país, y los de las islas, cayos, arrecifes, escolladeros, peñores, sirtes y bancos de arena, sólo podrán ser adquiridos en dominio pleno o menos pleno, por hondureños de nacimientos, por sociedades integradas en su totalidad por socios hondureños, y por los Bancos del Estado, bajo pena de nulidad del respectivo acto o contrato.
Lanzados a la eternidad de las cosas por los vastos y libres espacios, no les detienen las barreras de las olas, ni la altura de las montañas, ni las profundidades de los valles, ni los movibles escollos de las sirtes: llanos caminos tienen por todas partes, y movibles y expeditos en todo, penétranse mutuamente y se entremezclan con los astros.