sin valor

Traducciones

sin valor

senza valore

sin valor

bezcenný

sin valor

værdiløs

sin valor

wertlos

sin valor

worthless

sin valor

arvoton

sin valor

bezvrijedan

sin valor

価値のない

sin valor

가치 없는

sin valor

waardeloos

sin valor

verdiløs

sin valor

sem valor

sin valor

värdelös

sin valor

ที่ไม่มีคุณค่า

sin valor

değersiz

sin valor

không có giá trị

sin valor

无价值的
Ejemplos ?
Lagasca y Rojas catalogaron las colecciones de plantas americanas formadas por José Celestino Mutis en Bogotá, que fueron remitidas a Madrid en 1817, aunque su obra más célebre fue la edición, por encargo de la Sociedad Económica Matritense de la Agricultura general de Alonso de Herrera con el objetivo de recuperar la versión original de 1513 (varias ediciones posteriores en 1643, 1677 y así hasta 27, la habían desvirtuado con añadidos sin valor) y actualizarla con adiciones de mayor rigor científico y actualidad que fueron encargadas a los propios Lagasca y Clemente y a los especialistas Antonio Sandalio de Arias, Claudio Boutelou, el grabador Francisco de Paula Martí, etc.
Las primeras palabras escritas en euskera (en euskera arcaico) aunque sin valor literario, son los 400 antropónimos y 70 teónimos euskéricos localizados en lo que posteriormente sería Aquitania, Vasconia, Aragón o La Rioja: Las primeras formas verbales no están atestiguadas hasta las Glosas Emilianenses de San Millán de la Cogolla.
Al suprimirse la Gobernación de Los Andes mediante el decreto n.º 9375 del 21 de septiembre de 1943, el gobierno nacional estableció una línea divisoria provisoria para separar las jurisdicciones adjudicadas a las provincias de Salta y de Catamarca con partes de la extinguida gobernación, los límites definitivos debían establecerse por una ley nacional posteriormente, la que fue sancionada el 24 de diciembre de 1969 mediante decreto ley de facto Nº 18500 del gobierno militar, este decreto ley no ha sido ratificado por el Congreso Nacional quedando sin valor jurídico.
a economía de Colombia se basa mayormente en la producción de bienes primarios sin valor agregado, presentando de esta manera bajos niveles de desarrollo científico y tecnológico, caracterizado por la falta de inversión gubernamental.
En el videojuego Nethack, los cristales de dilitio son las gemas más valiosas que se pueden encontrar. Son blancas, y tienen la misma dureza que el vidrio sin valor.
La devaluación de la moneda fue altísima y durante su gobierno hubo que cambiar dos veces la moneda oficial (sol e inti) debido a que quedó rápidamente sin valor.
poco á poco se miran Y se escuchan poco á poco, Y nace un deseo loco Que aunque aislado y sin valor Tras él otro y otros trae, Que ardientes y decididos Nos despeñan impelidos Por las simas del amor.
Hoy son un par de panfilos al lado de san Expedito que ha alcanzado á destronarlos, si bien me aseguran que el actual Padre Santo se propone privar de santidad al susodicho don Expedito de- clarando nulos y sin valor sus milagros.
Frente a la ciudad de Pasaje el no pasa oneciendo aguas mansas y claras, repartiendo sus caudales en canales primos: Pasaje-Machala-Corralitos, el uno; Pasaje-Guabo-Barbones, el otro, desde donde se ramifican como serpientes, numerosos canales secundarios, que dan a les campos adyacentes, bocanadas de riego permanente, convirtiendo las múltiples propiedades agrícolas, antaño manifestadas como yermas, resecas y sin valor, hoy tornadas, por la caricia mimosa del agua de este gran río órense, en tierras de codicia porque guardan en su seno el tesoro de las mejores fructificaciones del Ecuador.
Hoy, no puedo ocultar la satisfacción que me produce saber que, para retroceder al pasado tendrían que sucederse muchas generaciones antes que los chilenos vuelvan a ser un pueblo perdedor, fatalista, deprimido y sin valor, como lo llegamos a ser a comienzos de los años setenta.
Por estas razones, al chico sólo le interesa leer historietas comercializadas, sin valor, porque sin saberlo, aprovechan el deseo de búsqueda, de aventura y hallazgos que se dan en los chiquillos, aunque a veces sea perjudicial y los propulse a proyectar sus imaginaciones en hechos que si bien para los adultos carecen de importancia, en los niños, son una respuesta a sus inquietudes y a sus impulsos.
Pero ese triunfo de propaganda seguramente no restaurará la confianza de una ciudadanía saqueada que ha visto los ahorros de toda su vida convertirse en papel sin valor.