simoníaco

simoníaco, a

1. adj. RELIGIÓN De la simonía.
2. adj./ s. RELIGIÓN Que comete simonía el cardenal fue acusado de un delito simoníaco.
NOTA: También se escribe: simoniaco

simoníaco, -ca

 
adj.-s. Relativo a la simonía.
Que la comete.

simoníaco, -ca

(simo'niako, -ka)
abreviación
que comercia con cosas sagradas ladrón simoníaco

simoníaco, -ca

(simo'niako, -ka)
abreviación
que comercia con cosas sagradas ladrón simoníaco
Traducciones

simoníaco

simoniaco
Ejemplos ?
Fue ordenado en Parma el 27 de febrero 1320 y en 1323 obtuvo una parroquia modesta en Pavía (Santa Maria Capella). Entre 1325 y 1328 cometió un delito simoníaco y fue excomulgado por el obispo de Pavía.
En esta que podría ser definida como una cuestión de tipo político-simoníaco, la República de Siena, guiada por Pandolfo Petrucci, resistió ordenando a los sacerdotes la celebración regular de todas las funciones litúrgicas.
Así, el Sumo Pontífice se enfrentó con la realeza por diversas causas, casi todas ellas relacionadas con la preponderancia del poder religioso sobre el civil, de manera que fue acusado por Felipe IV de hechicero, hereje, sodomita y simoníaco, pues se le había encontrado en ocasiones hablando con una estatuilla que hacía las veces de Satanás o de Diablo –mantenía guardada esa imagen en una recámara personal y la consultaba cada vez que tenía que tomar una decisión-.
Por otro lado, un fundamentado estudio por parte de un equipo de investigadores católicos ha mostrado con buen número de pruebas la existencia de ciertos documentos que, en apariencia, se asemejan al documento simoníaco que presenta Pepe Rodríguez...
Tenemos un ejemplo notable de esta prueba de cómo el Espíritu Santo presidía el examen de la verdad, que es el siguiente: Hildebrando, enviado por el papa como legado para deponer a varios prelados culpables de simonía, hizo comparecer al obispo de Tréveris, acusado por la voz pública, y dijo lo siguiente: Ven y si posees legítimamente el Espíritu Santo di sin temor Gloria al Padre, al Hijo y al Espíritu Santo. El simoníaco alzó la voz y dijo Gloria...
A veces en este tratado se refiere a las nuevas corrientes sociales e ideológicas europeas, aunque no las profundiza, como en el siguiente caso: En cuanto al tema del mal clero, lo ataca por simoníaco y afrodisíaco, dando luego un ejemplo de lo que es un "buen cura" con el episodio del cura de Santa Engracia.
En El Cosmopolita atacó al clero porque era un miembro fuerte e influyente del Partido Conservador que dominaba entonces el poder; también por interesarse más en los bienes terrenales que en los celestiales, por simoníaco.
Así pues, en este contexto contra la simonía se produjeron las revueltas urbanas de la pequeña nobleza, de los burgueses y de los patarinos contra los obispos nombrados por el emperador, como la revuelta iniciada en Milán en 1045 contra el obispo simoníaco nombrado por el emperador, Guido de Velate.