simonía


Búsquedas relacionadas con simonía: nicolaísmo, simoniaco

simonía

(Del lat. simonia.)
1. s. f. RELIGIÓN Compra o venta ilícita de bienes espirituales o de cargos eclesiásticos.
2. RELIGIÓN Pecado que constituye el hecho de negociar con cosas espirituales.

simonía

 
f. Compra o venta de cosas espirituales o temporales inseparablemente anejas a las espirituales.
Propósito de efectuar dicha compraventa.
Traducciones

simonía

Simonie

simonía

simonia

simonía

simonie

simonía

Симония

simonía

Simonie

simonía

Symonia

simonía

Σιμωνία

simonía

Симония

simonía

Simoni

simonía

Simonia

simonía

SFsimony
Ejemplos ?
En este mismo concilio se prohibió a los sacerdotes recibir una iglesia de manos laicas y obtener cargos eclesiásticos a cambio de dinero (simonía).
Perseguía terriblemente la simonía, la avaricia del clero, más que por el pecado, que por sí mismas eran, porque el oro guardado en monedas, escondido, se les robaba a los santos del altar, al Sacramento, a los vasos sagrados, a los ornamentos y a las vestiduras de los ministros del Señor.
Y de todas estas habilidades y maestrías a que le había ido llevando la sinceridad con que seguía las voces de su vocación verdadera, los instintos de sus facultades, fue sacando sin violencia ni simonía provecho para la hacienda, cosa tan poética como la que más al mirarla como el medio necesario para tener en casa aquella dicha que tenía, aquellos amores, que, sólo en botas, le gastaban un dineral.
Amén. No tengo noticia de que actualmente haya en el Perú pueblo alguno donde los curas practiquen tan escandalosa simonía. Pero el escritor bonaerense Florencio Mármol, en su entretenido librito Recuerdos de la guerra del Pacífico, asegura que en 1880 conoció en uno de los pueblos del departamento de Cochabamba (república de Bolivia), párroco que de tan indigna manera seguía explotando la ignorancia de los infelices indios.
Apenas hay absurdo moral de que no haya sido autor ó maestro algun jesuita; ni accion criminosa, que no haya encontrado en ellos agentes, incitadores, disculpa ó absolucion: la calumnia, el perjurio, el robo, la simonía, la compensacion oculta, las reservas mentales, el fornicio, la sodomía, el asesinato......
¿No valia mas abolir para siempre la simonía, por la que todo obispo y todo abad de la Gaula paga á la cámara apostólica italiana la mitad de su renta?
Serás complacido. La simonía y todo género de excesos eran impunemente cometidos por el clero. El relajamiento de costumbres era tal, que bastara a pintarlo esta sencilla respuesta de un indio a quien la autoridad quería obligar a no vivir en mancebía, sino bajo la férrea coyunda matrimonial.
Y el santo bizantino que comía legumbres y bebía agua con canela, atraía a sus manos puras, sin pecado, toda la riqueza que podía, no por medios prohibidos, sino por la persuasión, por la solicitud en procurar las donaciones piadosas, cobrando los derechos de la Iglesia sin usura ni simonía, pero sin mengua, sin perdonar nada; porque la ambición oculta del Pontífice era acabar con el dinero y convertirlo en cosa sagrada.
En efecto, el arzobispo estaba a su vez fuertemente endeudado con la poderosa familia Fugger que había financiado su accesión a la sede del obispado de Maguncia, pese a que ello era eventualmente objetable desde la perspectiva del derecho canónico (simonía).
Crearon malestar especialmente la simonía -acumulación de riquezas a través de prebendas eclesiásticas- y la subsiguiente pérdida de credibilidad, ante todo a consecuencia del Cisma de Occidente en 1378 y la agudización de la crisis en 1409 a raíz del Concilio de Pisa.
En el año 1045 es nombrado secretario del papa Gregorio VI, cargo que ocuparia hasta 1046 en que acompañará a dicho papa a su destierro en Colonia tras ser depuesto en un concilio, celebrado en Sutri, acusado de simonía en su elección.
En todo el mundo cristiano comienza a reivindicarse la libertad de la Iglesia, principalmente para nombrar sus funcionarios. Se tratará de dignificar la vida moral de los clérigos, condenando la simonía, el nicolaísmo e imponiendo el celibato.