simbolismo

simbolismo

1. s. m. Conjunto o sistema de símbolos, signos o imágenes con que se representan creencias, tendencias o ideas simbolismo cristiano; simbolismo patriótico. simbología
2. ARTE, LITERATURA Escuela literaria y artística de origen francés que surgió en el siglo xix como reacción al naturalismo y al parnasianismo, caracterizada por una expresión más alusiva y simbólica que representativa o descriptiva.

simbolismo

 
m. Conjunto de símbolos con que se representan creencias, ideas, etc.
b. art. En las artes plásticas, y esp. en pintura, corriente del s. XX que busca la expresión de una idea en la obra de arte mediante la representación de símbolos. Entre los pintores simbolistas destacan Böcklin, Moreau y Puvis de Chavannes.

simbolismo

(simbo'lizmo)
sustantivo masculino
1. conjunto de símbolos usados para representar algo simbolismo cristiano
2. arte literatura escuela artística y literaria francesa del siglo XIX caracterizada por el uso de símbolos e imágenes el simbolismo de Arthur Rimbaud
Traducciones

simbolismo

symbolism

simbolismo

Symbolik

simbolismo

symbolisme

simbolismo

Символизъм

simbolismo

象征

simbolismo

象徵

simbolismo

symbolik

simbolismo

SMsymbolism

simbolismo

m. symbolism.
1. mental abnormality by which the patient conceives occurrences as symbols of his or her own thoughts;
2. in psychoanalysis, symbolic representation of repressed thoughts and emotions.
Ejemplos ?
Les pido que nos pongamos de pie y observemos un momento de silencio. Cada uno de nosotros debe sentir el simbolismo de este momento: la conjunción del tema, del momento y del lugar.
Acerca del sagrado culto, dicen que hay que disminuir las devociones exteriores y prohibir su aumento; por más que otros, más inclinados al simbolismo, se muestran en ello más indulgentes en esta materia.
Ni tienen por qué prometerse los modernistas mejores resultados de la doctrina del simbolismo que profesan: pues si, como dicen, cualesquiera elementos intelectuales no son otra cosa sino símbolos de Dios, ¿por qué no será también un símbolo el mismo nombre de Dios o el de la personalidad divina?
La mayor parte de este simbolismo es, además, común al sueño, a la psiconeurosis, a las leyendas y los usos populares. Un más detenido examen de esta cuestión nos fuerza a reconocer que la elaboración onírica no realiza con este género de sustituciones nada original.
Conozco, desde luego, pacientes que han conservado el simbolismo arquitectónico del cuerpo y de los genitales (el interés sexual sobrepasa con exceso el terreno de los genitales exteriores), y para los cuales las columnas y los pilares representan las piernas (como en el Cantar de los cantares); cada puerta, una de las aberturas del cuerpo («agujero»); las cañerías, el aparato vesical, etc.
Por medio de alusiones, aparentemente inocentes, a las faenas culinarias pueden también pensarse y soñarse las más repulsivas e íntimas particularidades de la vida sexual y la sintomática de la histeria se hace ininterpretable si olvidamos que el simbolismo sexual puede ocultarse, mejor que en ningún otro lado, detrás de lo cotidiano e insignificante.
Una vez familiarizados con el extensísimo empleo del simbolismo para la representación del material sexual en el sueño, surge en nosotros la interrogación de si muchos de tales símbolos no poseerán siempre, como ciertos signos de la taquigrafía, una significación fija, y nos sentimos tentados de componer una nueva «clave de los sueños».
Con ahínco se han preocupado de sembrar los cereales y de identificarse con sus cultivos, con una obra de abundancia y fraternidad, representando mediante el arado el simbolismo del bienestar económico-regional.
La zona fronteriza es un verdadero tesoro escondido en una tierra virgen todavía, que por su feracidad y producción, se manifiesta como un simbolismo de energía vigorosa y de fecundidad singular.
Pues, comenzando desde luego por el simbolismo, como los símbolos son tales respecto del objeto, a la vez que instrumentos respecto del creyente, ha de precaverse éste ante todo, dicen, de adherirse más de lo conveniente a la fórmula, en cuanto fórmula, usando de ella únicamente para unirse a la verdad absoluta, que la fórmula descubre y encubre juntamente, empeñándose luego en expresarlas, pero sin conseguirlo jamás.
Río legítimamente de Quito y Guayaquil, porque un grupo de sus hijos salieron en caravana de conquistadores, presididos por Don Francisco de Orellana, simbolismo de valor y audacia, y descubrieron esta arteria fluvial la más importante del Continente, en vez del País de la Canela y de El Dorado, que perseguían y soñaban encontrar.
Stekel y de otros, pude prestar una consideración más justa a la amplitud e importancia del simbolismo en el sueño, o más bien en el pensamiento inconsciente.