sibarita


También se encuentra en: Sinónimos.

sibarita

(Del lat. sybarita < gr. sybarites, habitante de Síbaris.)
adj./ s. m. y f. Se refiere a la persona aficionada a los placeres refinados le encanta vivir bien, es un sibarita.

sibarita

 
adj.-com. De Síbaris.
Muy dado a regalos y placeres, como los antiguos habitantes de Síbaris.
Sinónimos

sibarita

adjetivo y sustantivo
Traducciones

sibarita

sibarita

sibarita

A. ADJsybaritic, luxury-loving
B. SMFsybarite, lover of luxury
Ejemplos ?
Sark es un sibarita del buen vino y puede ser considerado sexualmente fetichista, una vez comentó un fuerte interés en tener sexo con una mujer mientras ella llevase puesta una mascara de látex de Sydney Bristow.
Según ellos un hombre no representa al Estado más que lo que gasta en él; de suerte, que un sibarita valdría bien por treinta lacedemonios.
Sus cerebros son invernaderos de flores cortesanas que al extenderse sobre el lecho del Sibarita tienen cuidado de no formar ni un pliegue que moleste.
Y crimen diario de refinado, de sibarita, que paladea su dosis de crimen, como paladearía un confite de hatchis, la verde droga oriental que nos arrebata del mundo grosero, idealiza nuestras sensaciones y..., etcétera, etcétera.
¿No le habían comido? Era justo que comiera él. Devoró a mordiscos la dorada faz de los pasteles de crema; pidió café y copa, como un sibarita. ¡Dios!
A no haber desaparecido en 1884, por con- secuencia de voraz (y acaso malicioso) incendio, el archivo del Tribimal Mayor de Cuentas, podría exhibir copia certificada del reparo que á esa partida puso el vocal á quien se encomen- dó, en 1829, el examen de cuentas de la comisaría del ejército libertador Lógico era, pues, que para el sibarita don Simón aprestasen en Caraz buena casa, buena mesa y etc., etc., etc.
En cambio, tiene usted una esposa intachable, llena de cualidades estimabilísimas, y un hogar respetado... ¡Bah, sibarita! Le hace a usted daño la hoja de rosa...».
Caín llevaba generalmente los bocados y Abel los tragos, porque Abel tenía un cuñado que comerciaba en vinos y licores, y eso le regalaba, y Caín contaba con el arte de su cocinera de solterón sibarita.
¿Es que te sorprendo en medio de otro festín? ¡Qué sibarita eres! En verdad, voy creyendo que los estudiantes del Tribunal de Doctores son los jóvenes más disipados de Londres; y nos tenéis a distancia a nosotros, jóvenes inocentes de Oxford.
-Amamos el placer, las fiestas, las mujeres, es verdad, pero el manjar que hinche y apoltrono, preferimos el vino que bulle, emblema de nuestra sangre y que presta imágenes encantadoras; preferimos el festín del sibarita, el que finge mundo desconocidos; preferimos a la mujer positiva, la que nos hace soñar con paraísos y con amores sin límites.
Era una tarde de primavera despues de un día de verano, pues el suave vientecillo que corría se había, como hace un sibarita, refrescado en las nieves de las altas cumbres, y perfumádose después entre las jaras que cubren sus laderas.
para designar a aquel sibarita cincuentón, víctima de todos los apetitos, gran devoto de la humanidad y enemigo bilioso de sus favorecedores, que con los labios tiznados con las caricias de la crápula hablaba de abnegación como Graco, de virtud como un Arístides, de fortaleza de alma como un Scévola o un Sócrates, ¡y no era más que un fanfarrón!