sesquicentenario

sesquicentenario, a

1. adj. Que tiene una centena y media de años o de unidades.
2. s. m. Día o año en que se cumple siglo y medio de un suceso.
3. Espacio de tiempo compuesto de ciento cincuenta años.
Traducciones

sesquicentenario

Sesquicentennial

sesquicentenario

Sesquicentennial

sesquicentenario

Sesquicentennial

sesquicentenario

Sesquicentennial

sesquicentenario

Sesquicentennial

sesquicentenario

Sesquicentennial

sesquicentenario

Sesquicentennial

sesquicentenario

Sesquicentennial

sesquicentenario

Sesquicentennial

sesquicentenario

SM150th anniversary, sesquicentenary
Ejemplos ?
1971: En oportunidad de celebrarse el Sesquicentenario de la Batalla de Carabobo, el Teatro es sometido a reparaciones de tipo decorativo, como retapizado de las butacas, nuevas cortinas, telones, alfombras, pintura general y, lo más importante, es dotado de aire acondicionado, trabajos realizados por la Municipalidad que reinaugura el Teatro el 9 de julio de 1971.
A fines de ese mismo año, al celebrarse el sesquicentenario de la batalla de Ayacucho, diversas delegaciones de países sudamericanos participaron de las celebraciones en Lima y firmaron una declaración de integración y cooperación panamericana.
INSTITUTO HISTÓRICO Y GEOGRÁFICO DEL URUGUAY : Actos celebratorios del Sesquicentenario : Exposición del Profesor don Edmundo M.
Proclamamos, por ello, que la batalla de Ayacucho constituye el símbolo de la unidad de los pueblos latinoamericanos en su lucha por la liberación y que la celebración de su sesquicentenario es motivo propicio para destacar que la unión de América Latina demanda el permanente y continuado esfuerzo para la realización plena de los ideales de libertad, justicia, soberanía, igualdad y solidaridad.
Finalmente, en ocasión de recordarse el sesquicentenario de la fundación del Instituto, se resolvió hacer un ciclo de conferencias sobre la personalidad de algunas figuras destacadas de esta academia, serie que integra la exposición que haré seguidamente sobre Felipe Ferreiro que honró al Instituto como académico de número, secretario bibliotecario, presidente y miembro de honor.
La visita de los tres poderes dentro de unos días, en este año de la efemérides del Federalismo, del Senado y del Sesquicentenario de la integración de la tierra chiapaneca a la nación mexicana, constituye no sólo un rasgo histórico, constituye no sólo un acto que harán vibrar a aquella tierra rica y pródiga que quiere ofrecer esas riquezas a todo el territorio de la nación, como ya lo está haciendo; constituye también, ese acercamiento del hombre de Chiapas al resto del país.
Reunidos en la ciudad de Lima a invitación del Primer Mandatario del Perú, señor General de División Juan Velasco Alvarado, para conmemorar el Sesquicentenario de la batalla de Ayacucho, los Jefes de Estado y de Gobierno de Bolivia, Panamá, Perú y Venezuela y los representantes de los Jefes de Estado de Argentina, Colombia, Chile y Ecuador, reconocemos la alta significación histórica de ese hecho de armas definitivo en la gesta emancipadora de América, con el cual concluyó una etapa fundamental en el proceso de forjar la libertad de nuestros pueblos.
Sobre el revisionismo he dado mi opinión varias veces. Últimamente lo he reiterado hace poco, el 25 de mayo, en el acto celebratorio del sesquicentenario del Instituto.
Y CONSIDERANDO: 1° Que el 18 de octubre del año en curso se cumple el Sesquicentenario de la creación de la actual Bandera Nacional...
Ferreiro no fue un dador de clase que los hay por millares; fue un profesor de los que ha habido y hay pocos. : : :Actos celebratorios del sesquicentenario :Exposición del Profesor don Edmundo M.
Este año celebra la República el bicentenario del nacimiento del esclarecido Patricio don José María Morelos y Pavón, y el sesquicentenario de su glorioso holocausto.
Madero; 1974 fue el año de la República Federal y del Senado; en 1975 conmemoramos el sesquicentenario de la instalación de la Honorable Suprema Corte de Justicia de la Nación; y, este año, trasladamos los restos del General Ignacio Zaragoza de esta ciudad capital al Estado de Puebla para depositarlos en el monumento construido en su honor entre los fuertes de Loreto y de Guadalupe.