servilismo


También se encuentra en: Sinónimos.

servilismo

s. m. Actitud y cualidad de servil no soporto el servilismo que tiene hacia sus superiores.

servilismo

 
m. Ciega y baja adhesión a la autoridad de uno.
Orden de ideas de los denominados serviles.

servilismo

(seɾβi'lizmo)
sustantivo masculino
dignidad servicio y obediencia ciegos a una autoridad el servilismo a los maestros
Sinónimos

servilismo

sustantivo masculino
Traducciones

servilismo

Servilität

servilismo

servility

servilismo

servilismo

servilismo

خنوع

servilismo

underdanighed

servilismo

SMservility, obsequiousness (frm)
Ejemplos ?
XXXV.- Sé alegre sin bajeza, cortés sin amaneramiento ni servilismo; culto sin pedantería; valiente sin temeridad; sencillo sin estulticia y fuerte sin fanfarronería.
Qué rugiente marejada de infinitos desprecios saltaría desbordante de vuestros pechos sobre el rostro de esos hombres que dicen amaros, cuando lo que desean es poseeros como una cosa y encadenaros a su dominación, para vosotras más triste que muchas desventuras, puesto que viene de un esclavo, de un esclavo que hundido en abyecto servilismo tiene la imprudente audacia de hacer de vosotras, que deberíais ser las dulces campañeras del hombre fuerte, el escaño de sus ruindades.
Roma, cuyos excesos colosales de grandeza e infamia, de heroísmo y vileza, de orgullo y de cinismo, su gloria y su baldón hacen iguales, prostituyó en las fiestas lupercales la honra de sus matronas, con el mismo desdén bufón y abyecto servilismo con que adoró sus monstruos imperiales.
En el antiguo Egipto, donde los pobres fellahs construyeron a fuerza de látigo y palo gigantescos monumentos al servilismo y al orgullo, que la erosión de los vientos no ha podido destruir en el transcurso de miles de años, la mujer tuvo privilegios extraordinarios: estipulaba libremente las cláusulas de los contratos matrimoniales; podía obtener el divorcio con sólo manifestar su deseo de no continuar unida a su marido y no pocas veces obligaban a éste a la servidumbre, exactamente como ahora exigen muchos maridos que llevan el título de civilizados, la servidumbre de la mujer.
La nacionalización que sigue a la expropiación de los bienes de la banca tiende a liberar a los mexicanos de la camisa de fuerza de un sistema parasitario, por eso es que contra la fulminante desautorización del trabajo legislativo que hace Acción Nacional con los diputados con que discrepa, los representantes de cuatro partidos en el seno de la Comisión de Gobernación y Puntos Constitucionales, convinimos en atender la iniciativa presidencial de reformar la Constitución para reservar al Estado en forma exclusiva la prestación de los servicios de banca y crédito; y también contra esa desautorización pueril que quiere ver servilismo o seguidismo donde hay convicción...
Girando y girando devanaron el vals, dieron vueltas algunos en parejas sonrientes; con el paso afectado de un viajante, algunos se acercaron con sigilo al peldaño y con burla sutil y mirar de malicioso servilismo todos ayudaron a decir nuestras preces.
Se alababa la prudencia, la sabiduría, la honradez, la generosidad y hasta la belleza física de Chin-kau –que era feo– porque los habitantes de Siké parecían hijos directos de Chun-Chun, el dios del servilismo.
Usaban títulos, tenían prerrogativas y mercedes, dispensaban favores; y siendo odiados unánimemente, las gentes medrosas se descubrían a su paso. Porque ya te he dicho que los de Siké parecían hijos directos de Chun-Chun, el dios del servilismo.
Santa Cruz, acostumbrado al servilismo que lo rodeaba, quedó aturdido ante aquella audacia inaudita en los fastos de su administración; mas volviendo luego de su asombro a impulsos de la cólera, avanzó hacia Belzu con el puño levantado.
Rodeado de histriones, pensó que la atmósfera del servilismo y adulación que le rodean, se extendía por todo el continente americano.
Si el partido parlamentario del orden, con sus gritos pidiendo tranquilidad, se condenaba él mismo, como ya he indicado, a la inacción, si declaraba la dominación política de la burguesía incompatible con la seguridad y la existencia de la burguesía; destruyendo por su propia mano, en la lucha contra las demás clases de la sociedad, todas las condiciones de su propio régimen, del régimen parlamentario, la masa extraparlamentaria de la burguesía, con su servilismo hacia el presidente...
El autor de todo este proceso de cosas vituperables fue declarado mandarín y Rat-Hon, subió al poder, por el servilismo, la cobardía y la confabulación pecaminosa de los habitantes de Siké.