separatista

separatista

1. adj./ s. m. y f. POLÍTICA Que es partidario del separatismo.
2. adj. POLÍTICA Del separatismo.

separatista

 
adj.-com. polít. Partidario del separatismo.
adj. Relativo al separatismo.

separatista

(sepaɾa'tista)
abreviación
1. relacionado con el separatismo una agrupación separatista
2. persona que es partidaria del separatismo Los partidarios separatistas hicieron una manifestación pidiendo la autonomía.

separatista


sustantivo
persona que es partidaria del separatismo Un comando de separatistas raptó a un ministro.
Traducciones

separatista

separatist, breakaway

separatista

separatista

separatista

сепаратистских

separatista

separatist

separatista

separatistiske

separatista

separatist

separatista

ADJ & SMFseparatist
Ejemplos ?
Artículo 73.- La separación estará subordinada a que el separatista dé cumplimiento previo a las obligaciones que con motivo de los bienes tuviere.
Los brasileros instigaron este acto separatista, aprovechando precisamente, la reciente guerra civil federalista, que dividió a la Nación boliviana.
Sin perjuicio de lo anterior, a solicitud del síndico, el separatista deberá otorgar garantía para resarcir a la Masa por los daños y perjuicios que LEY DE CONCURSOS MERCANTILES CÁMARA DE DIPUTADOS DEL H.
En el segundo caso previsto en el párrafo anterior, el separatista no podrá presentarse como acreedor en el concurso mercantil; IV.
Si los bienes hubieren sido enajenados antes de la declaración de la liquidación judicial, no cabe separación del precio recibido por ellos; pero si no se hubiere hecho efectivo el pago, el separatista podrá subrogarse en los derechos contra el tercero adquirente, debiendo en su caso entregar al patrimonio de la institución el excedente entre lo que cobrare y el importe de su crédito.
Por ejemplo: desde Montevideo, que no se rebela van a España noticias de la revolución de Buenos Aires, sindicándola como separatista; tomada una de esas noticias sin análisis sirve de prueba a lo que pretende la Historia Clásica, pero es la época, los antecedentes de los personajes y su actuación ulterior lo que permite valorar esas noticias; y de esa valoración resulta siempre una demostración de que en el caso del ejemplo, Montevideo buscaba hacer méritos frente al Consejo de Regencia, para superar a Buenos Aires.
Vedlos, oidlos, leed lo que dicen en los mitins catalanes o en sus discursos en el Congreso de diputados; tienen dos caras, o, por mejor decir, dos caretas: la separatista o la nacionalista autonomista; con la una contentan a San Miguel; con la otra, al diablo, y para amenizar la cosa no falta algún insulto o alguna alabanza a los trabajadores, según caen las pesas.
VIII Allí donde les alcen los ensueños se tejerá la frustración separatista de los mapas y romperá la risotada ególatra su memoria programada de robot androide para rehacerse humana sobre del arma...
Si los bienes perecieren después de la declaración de la liquidación judicial y estuvieren asegurados, el separatista tendrá derecho a obtener el pago de la indemnización que se recibiere o bien a subrogarse en los derechos para reclamarla; III.
Según el concepto que han formado de la unidad nacional, según que el unitarismo centralizador y la idea de un poder absorbente que excluya toda otra especie, no ya de soberanía, sino aún de vida, ha sido la norma suprema de criterio adoptada, o según que ha podido más en ellos la afección a la tierra nativa, siempre digna de especial predilección, aunque nunca deba ser esta más grande que la inspirada por la nacionalidad, así también se ha hecho variar el significado de esa voz regionalismo, presentándola unos y otros, ora como doctrina revolucionaria, separatista y disolvente...
Esos excesos de la centralización han dado pretexto a los regionalistas exaltados, cuyas exageraciones en sentido separatista debemos rechazar como españoles; pero también estamos obligados a cumplir los que con este nombre nos honramos un sagrado deber compartiendo el amor a España con el de la tierra en que nacimos.
b) El Clero Vasco –el no adicto al “Movimiento”– es separatista y fomenta en conferencias y periódicos la hostilidad hacia España; pospone los derechos de Dios a los de los hombres, antepone la política a la Religión, sigue la doctrina de Maurras; desoyendo a su Obispo, va a recibir instrucciones en cualquier comité u oficina nacionalista vasca; ha estado a dos dedos del cisma; no hizo caso de la paternal exhortación que dirigió su Obispo al principio de la guerra; declaró que no existía obligación de obedecer las normas de la Instrucción Pastoral de los Obispos de Vitoria y Pamplona, con los que robusteció la resistencia de los vascos y contribuyó a prolongar la guerra.