Ejemplos ?
¡Pero si estudia usté tanto que es una barbaridá! ¿A qué viene esa manía, ni a qué conduce, señor, que sepa usté astronomía, historia y filosofía y hasta álgebra superior?
¿No es vergüenza, ¡voto a tal! que ande roto el pobrecillo, y que usted, chica formal, sepa la historia al dedillo y no conozca el dedal?
Bueno; la predestinación del papel a una tercera persona, que es imposible nombrar, pondrá en tela de juicio el honor de un personaje de la más elevada posición; y este hecho da al poseedor del documento un ascendiente sobre el ilustre personaje, cuyo honor y tranquilidad son así comprometidos. —Pero este ascendiente —repuse— dependería de que el ladrón sepa que dicha persona lo conoce.
Si esta parte la sé decir y hallo quién me la sepa creer, yo seré el más justificado acreedor que tenga la conservación de los reyes y monarcas.
-¡Doblémosla, digo!... y sepa ustcd, desde ahora, que me comeré el corazon del temerario que la pretenda... Pero hago muy mal en incomodarme sin fundamento alguno...
Cuando yo cumpla medio siglo, y sea ya otro hombre, enfermo, viejo y acostumbrado a la idea de la esclavitud, nos casaremos sin que nadie se entere, y nos iremos fuera de Madrid, al campo, donde no haya público, donde nadie pueda burlarse del antiguo Capitán Veneno... Pero, entretanto, acepte usted, con la mayor reserva, sin que lo sepa alma viviente, la mitad de mis recursos...
Añades que importa poco que el alma no venga más que una vez a animar el cuerpo o que venga varias y que esto en nada altera nuestros justos motivos de temor, porque, a menos que uno esté loco, tiene siempre que temer a la muerte mientras no sepa con certeza y no pueda demostrar que el alma es inmortal.
-¿Yo? Yo no he sembrao na, que yo sepa. Y Dolores cantó a media voz este cantar, al par que levantaba la roja cortinilla y arrojaba una mirada escrutadora en el huerto.
-Yo te juro que está mu cerca, pero que mu cerca de aquí, y no te lo icimos poique yo te conozco y sé que eres mu capaz de dar un voletón, y eso es lo que no quiero yo, poique si te siguen y sus cogen y se averigua que él estuvo en los Chaparrales, no va a ser esazón la que sus van a dar a mancos y a cojitrancos. -Pero ¿y si yo le juro a usté que no me muevo de aquí manque sepa aónde está metío?
-No será asín cuando yo te diga que el que nos va a acompañar es un gachó mas pinturero y más cruzaíto de alas que toítos los hombres, en la flor de la vía, con dos ojos que meten mieo de bonitos que son, con un pelo más negro que la endrina, con un perfil que quita el sueño, con un pico que me río yo del de los ruiseñores; un hombre, en fin, de los que Dios jecha al mundo pa que se sepa lo que es capaz de jacer cuando le da por jacer cositas maravillosas.
Con loable golpe a Marbalusto aploma, aunque hinque abajo el asta en el escudo; y quien lo acuse de destreza falto, sepa que no llegaba a dar más alto.
Creo que habrá de interesar la comprobación – nunca expuesta que yo sepa hasta ahora – de que Ferreiro siguió los principios y procedimientos de la historia genética.