sentencioso

(redireccionado de sentenciosa)
También se encuentra en: Sinónimos.

sentencioso, a

1. adj. Que contiene una sentencia o una doctrina nos soltó un discurso excesivamente sentencioso.
2. Que expresa una gravedad afectada lo dijo en un tono sentencioso. solemne, serio

sentencioso, -sa

 
adj. Díc. del dicho, oración o escrito que encierra moralidad o doctrina expresada con gravedad o agudeza.
Díc. del tono de la persona que habla con cierta afectada gravedad.

sentencioso, -sa

(senten'θjoso, -sa)
abreviación
1. natural que contiene una sentencia o enseñanza moral conclusión sentenciosa
2. persona sencillo que habla afectadamente como dictando sentencia hablar en un tono sentencioso
Sinónimos

sentencioso

, sentenciosa
Traducciones

sentencioso

pedantic

sentencioso

ADJ
1. [refrán] → pithy
2. [lenguaje] → sententious; [carácter] → dogmatic
Ejemplos ?
La lisonja halaga siempre aunque salga de la boca de un jorobado, y muy amablemente le contesté que sí, que tenía una muy hermosa novia, aunque no estaba muy seguro de ser querido por ella, a lo cual el desconocido, a quien bauticé en mi fuero interno con el nombre de Rigoletto, me contestó después de escuchar con sentenciosa atención mis palabras: –No sé por qué se me ocurre que usted es de la estofa con que se fabrican excelentes cornudos.–Y antes que tuviera tiempo de sobreponerme a la estupefacción que me produjo su extraordinaria insolencia, el cacaseno continuó:–Pues yo nunca he tenido novia, créalo, caballero...
Prueban esta sentenciosa concisión sus cartas, donde pocas palabras dan luz a grandes discursos, sin que el letor eche menos lo que falta, ni deje de leer lo que no está escrito.
En el mismo proyecto de Constitución Boliviana, descubre el menos avisado la influen- cia de Monteagudo y rasgos que fueron propios de su pluma sentenciosa.
la niña María Pelliza -Era este un militar -contábanos una noche, rodeada de siete niñas, mamá Teresa, antigua nodriza de la familia, negra cordobesa ladina y sentenciosa, que había manejado los pañales de tres generaciones-, era un militar jaranista y pendenciero.
Sospecho que si llegase a Bouzas impensadamente algún honrado burgués madrileño, y viese a aquella mocetona sola y a caballo por breñas y bosques, diría con sentenciosa gravedad que don Remigio Padornín de las Bouzas criaba a su hija única hecha un marimacho.
Si hablare el rey, imite cuanto pueda la gravedad real; si el viejo hablare procure una modestia sentenciosa; describa los amantes con afectos que muevan con extremo a quien escucha; los pinte de manera que se transforme todo el recitante, y con mudarse a sí, mude al oyente.
Contribuye a robustecer esta fama de sabiduría su voz grave y campanuda, la entonación dogmática y sentenciosa de sus discursos y la estudiada circunspección y seriedad de todos sus actos.
La práctica del aprendizaje mediante la imitación de dísticos latinos, género poético que consta de dos versos y encierra una enseñanza sentenciosa, habitualmente de carácter moral, influirá decisivamente en la literatura aragonesa de los siglos XVI y XVII y creará una tendencia hacia el aforismo y el epigrama que se puede constatar en la obra de Baltasar Gracián.
El documental, difundido por el canal de televisión ARTE en 2006, fue denunciado por el gobierno belga por ser «una diatriba sentenciosa».
El guion hace agua hasta convertirse en lo que es: abrumador y angustiante, pero sin demasiada coherencia… Eva Bianco y Santiago Gobernori, protagonistas de este producto sesgado por lo pretencioso, fatalmente aburrido y peor aún, confuso, resuelven situaciones complejas con convicción, esfuerzo insuficiente para dar sentido y justificación a la propuesta.” Diego Lerer en el comentario publicado en el diario Clarín afirma que se trata de una película curiosa, descriptiva, oscura y extrañamente bella, pero algo sentenciosa en los textos.
Aunque el autor de Amelia todavía puede permitirse chistes e ironías ocasionalmente, su aire general de solemnidad sentenciosa está estrictamente a tono con los efectos muy especiales que son propios de la obra en su conjunto.
Cabe distinguir varias voces que van desde la del Guzmán moralista, que puede acercarse al sermón barroco culto en su intrincada argumentación sentenciosa, hasta la del registro coloquial del diálogo (y no solo del diálogo) del adolescente pícaro que es Guzmanillo, pasando por el estilo llano y directo del narrador Guzmán cuando emprende la labor de historiar el relato de su vida.