sensualismo

sensualismo

1. s. m. Tendencia a destacar o a mostrarse sensible al placer en cualquiera de sus formas. hedonismo
2. FILOSOFÍA Doctrina filosófica según la cual el origen de las ideas está en las sensaciones recibidas del exterior.

sensualismo

 
m. filos. Empirismo radical que conceptúa la sensación exterior como fuente única del conocimiento humano.
Sensualidad.

sensualismo

(senswa'lizmo)
sustantivo masculino
1. tendencia a experimentar excesivo placer sensualismo romántico
2. filosofía teoría filosófica que sostiene que las sensaciones externas son la fuente del conocimiento sensualismo en la poesía dieciochesca
Traducciones

sensualismo

sensualisme

sensualismo

sensualismo

sensualismo

SMsensualism
Ejemplos ?
Hubo un sacudimiento general; despertó la opinión y el pueblo se ha dispuesto a romper las cadenas que le oprimían: por eso vemos ese estallido de entusiasmo, esa explosión de sentimientos que a todos nos unen en la llama vivificadora del patriotismo. ¡Desgraciados los pueblos que se hallan animados por el sensualismo !
Entonces, y sólo entonces, lucirá en toda su claridad, como lució sobre las ruinas del Imperio romano, la antorcha de la fe cristiana, que en vano trata de apagar la flaca razón del moderno sensualismo, deslumbrada ante sus purísimos resplandores, luz inextinguible y perenne, ante la cual volverán los pueblos a constituirse y los hombres a buscar la verdad que hoy no encuentran, porque les ciega el vértigo de las pasiones que hoy engendra la falsa sabiduría.
París es la sima en que arroja sus tesoros el sensualismo de todo el orbe; y al paso que en Mabille y en el Casino Cadet se exhibe el impudor en toda su desnudez, protegido por los sargents de Ville, autorizados por el Gobierno en los severos salones del faubourg Montmartre, viven los legitimistas a todas sus anchas, como en plena Restauración.
En la boca, de labios correctos había algo de sensualismo, no usaba más que una ligera patilla que se unía bajo la barba, acentuada y fuerte, como las que se ven en algunas viejas medallas romanas.
Por el lado de los Fernández vienen la frialdad pensativa, el hábito del orden, la visión de la vida como desde una altura inaccesible a las tempestades de las pasiones; por el de los Andrades, los deseos intensos, el amor por la acción, el violento vigor físico, la tendencia a dominar los hombres, el sensualismo gozador.
- es el sensualismo, el apetito de las formas, la sed del placer material, a lo cual se presta divinamente eso que se llama cultura alcanzada, y ese otro, innato en vuestra naturaleza, que llamaré pasión de ostentar la belleza física por medio de los trajes imitadores de la desnudez.
es a veces una pupilera romántica y cursi, que os lleva quince reales diarios por vivir en vuestra compañía, por haceros la cama, por serviros el chocolate! ¡Horror, execración al sensualismo artístico, a la idolatría de la figura humana, a la adoración de la forma por la forma!
Mas oh Fuensanta, el buen Jesús le pido que te preserve con su amor profundo: tus plantas no son hechas para los bailes frívolos del mundo sino para subir por el Calvario, y exento de pagano sensualismo el fulgor de tus ojos es el mismo que el de las brasas en el incensario.
El cuadro desolante que presentaba nuestro país, el vivo deseo de provocar una reacción cívica saludable, la justa indignación de ver que se pretendía complicar a la juventud con el sensualismo del gobierno de Juárez, y el propósito de impedir que la nueva generación se contaminara con tanto oprobio, fueron las causas que me movieron a publicar en La Nación, el mismo día que se celebraba el banquete llamada incondicional, y bajo mi firma, un artículo enérgico, pero justiciero, con el título “¡Tu quoque juventud!” en el cual fustigaba severamente la conducta política de los jóvenes juaristas.
El pensamiento humano en todas partes es el mismo e igual es su manera de proceder; de suerte que ya se le considere en el Oriente u Occidente, en antigüedad o en la Edad Moderna, partiendo de los mismos principios ha de haber llegado a iguales consecuencias y manchado por idéntico camino: así en todas las épocas y todos los pueblos, los anales filosóficos han de presentar siempre, sensualismo e idealismo, escepticismo y misticismo.
Ganado por los exponentes de la nueva filosofía, el joven revolucionario rechazaba los dogmas escolásticos, simpatizaba con las teorías de Locke y Condillac (sensualismo) y consideraba al problema religioso en los mismos términos –deísmo- que había propuesto Voltaire, aunque sin el cinismo del autor francés.
El resto del Manchay-Puito hampuy nihuay contiene versos nacidos de una alma desesperada hasta la impiedad, versos que estremecen por los arrebatos de la pasión y que escandalizan por la desnudez de las imágenes. Hay en ese yaraví todas las gradaciones del amor más delicado y todas las extravagancias del sensualismo más grosero.