seminarista

(redireccionado de seminaristas)

seminarista

1. s. m. ENSEÑANZA, RELIGIÓN Alumno de un seminario religioso.
2. s. m. y f. ENSEÑANZA Persona que cursa o asiste a un seminario.

seminarista

 
m. catol. Alumno de un seminario.

seminarista

(semina'ɾista)
sustantivo
religión persona que asiste a un seminario religioso como alumno los seminaristas nuevos
Traducciones

seminarista

seminarista

seminarista

اللاهوتي

seminarista

seminarian

seminarista

seminarian

seminarista

SMseminarian
Ejemplos ?
Punto es éste, venerables hermanos, que nos obliga a recurrir a vuestra próvida diligencia; y sabed que será la más exquisita prueba de afecto que daréis a la Iglesia si os esmeráis en fomentar la semilla de la vocación misionera, que tal vez empiece a germinar en los corazones de vuestros sacerdotes y seminaristas.
Eduardo Escárzaga, como lo hacía en los días y fiestas solemnes del año, comulgaron como de costumbre casi todos los seminaristas, y en esa misa el magnífico coro del Seminario cantó el mismísimo himno que se canta en la Santa Capilla de la Virgen del Pilar, en la inmortal Zaragoza”.
Eran pequeños manuales con preguntas y respuestas, panfletos de un tono arrogante en el estilo del de Maistre(1), especie de novela: ,encuadernadas en cartoné rosa, y de estilo dulzón, escritas por seminaristas trovadores o por pedantes arrepentidos.
En una revista extranjera de gran circulación se afirma que el pueblo se ha separado en España del sacerdote porque éste se recluta en la clase señoril; y que no quiere bautizar a sus hijos por los crecidos derechos de administración del Sacramento.- A lo primero respondemos que las vocaciones en los distintos Seminarios de España están reclutados en la siguiente forma: Número total de seminaristas en 1935: 7401; nobles, 6; ricos, con un capital superior de 10.000 pesetas, 115; pobres, o casi pobres, 7280.
Si entre los seiscientos seminaristas caía alguna vez rarísima uno en la intención de hacer algún acto político –por supuesto a ocultas de la vigilancia– era el propio Rector quien me denunciaba el caso, para imponer al culpable la sanción correspondiente.
Los seminaristas en el Perú (y no sé si en las demás colonias), por imitar á los estudiantes de Salamanca, dieron desde el siglo XVII en mantear á los colegiales novatos y á los acusones, y en aplicar calillas á los que, por afeminamiento, pobreza de espíritu ó candidez, estimaban merecedores de aquéllas.
Es, pues, necesario a los profesores de Sagrada Escritura, y conviene a los teólogos, conocer las lenguas en las que los libros canónicos fueron originariamente escritos por los autores sagrados; sería también excelente que los seminaristas cultivasen dichas lenguas, sobre todo aquellos que aspiran a los grados académicos en teología.
Él, de aspecto sencillo y bondadoso, con una sonrisa de afectuosa y paternal satisfacción, distribuía su bendición a los feligreses apiñados en rededor suyo, extendiendo la mano para que, arrodillados, besaran el anillo los numerosos sacerdotes y seminaristas que lo venían a saludar; y esta recepción tan despojada de solemnidad y de ceremonias oficiales parecía todo un cuadro de la iglesia primitiva.
En el atrio de la catedral, el arzobispo o deán con el Cabildo eclesiástico y los seminaristas recibían bajo de palio al representante del monarca y acompañábanlo hasta el altar mayor, donde se cantaba un solemne Tedéum .
El Rey, que recorrió y visitó, después de la misa, todas las piezas del suntuoso edificio, fue ovacionado largamente por nuestros generosos y numerosos jóvenes seminaristas.
Con santa indignación hube de hablar así a una señora de Bilbao: “Ustedes han dicho que los seminaristas de Vitoria, que comulgan todos los días, no quisieron comulgar el 12 de octubre, fiesta de la Santísima Virgen del Pilar, Patrona de España, y precisamente ese día, en la misa que se celebró el Rector del Seminario, Dr.
Como a otros Seminarios de España, vino a visitar el nuestro de Vitoria y a informarse un Delegado Apostólico, y yo supe de fuente autorizada que en aquel informe enviado a la Sagrada Congregación de Seminarios, se decía lo que yo repito: que no se hacía política nacionalista en el Seminario. Yo tenía por costumbre hablar a los seminaristas cada mes.