semillero


También se encuentra en: Sinónimos.

semillero

1. s. m. AGRICULTURA Lugar donde se siembran y crían plantas para trasplantarlas más tarde. plantario
2. AGRICULTURA Sitio donde se guardan y conservan diferentes tipos de semillas.
3. Suceso o situación que es causa u origen de ciertas cosas, en general malas su trabajo es un semillero de disgustos . faco, semilla

semillero

 
m. agr. Lugar donde se siembran y crían los vegetales que después han de transplantarse al terreno de asiento.
Lugar donde se conservan, para estudio, colecciones de diversas semillas.
fig.Origen del que nacen o se propagan algunas cosas.

semillero

(semi'λeɾo)
sustantivo masculino
1. agricultura lugar donde se siembra y crecen las semillas de plantas que luego serán transplantadas semillero de vegetales
2. agricultura lugar para guardar las semillas para sembrar o para su estudio el semillero del laboratorio
3. origen o causa de algunas cosas semillero de corrupción
Sinónimos

semillero

sustantivo masculino
1 seminario.
Seminario es forma literaria.
2 sementera, sementero, vivero, origen, fuente, principio, causa.
Se trata, generalmente, de cosas malas o negativas: semillero de discordias; semillero de vicios; etc.
Traducciones

semillero

semenzaio

semillero

SM (= terreno) → seedbed, nursery; (= caja) → seed box
un semillero de delincuenciaa hotbed of o a breeding ground for crime
la decisión fue un semillero de disgustosthe decision caused a whole series of problems
Ejemplos ?
Pocos pleitos, y sea esto dicho en encomio del buen sentido de los cuzqueños, ventilábanse entonces en la ciudad incásica; pero un aragonés, apellidado Landázuri, daba por sí solo más trajín a oidores, alcalde, portero y alguaciles que un cardumen de litigantes. La quisquilla más trivial era para él un semillero de procesos.
mes prolífico entre todos los meses, mes de los frutos, de las flores, de las colmenas, de los mosquitos, de los exámenes; principal delegado del Criador, porque todo lo crías, hasta los licenciados, falange infinita de donde sale el bullidor enjambre de los políticos, semillero de pretendientes, de empleados, cesantes y agitadores.
Así pues, la unión del varón y de la mujer, por lo que toca al linaje humano, es el semillero de la ciudad; aunque sólo la ciudad terrena tiene necesidad de generación, y la celestial, de regeneración para libertarse del daño de la generación.
Acaso a una legua bajo la quilla del buque yacen las ruinas de un continente que recuerdan los hombres -y acaso cien otras bajo ellas-, pero en tus entrañas surgen continuamente las Venus primordiales: seres blandos y errabundos, tentáculos ciegos, larvas glaucas, pulpa ancestral que se ha vuelto transparente y flota invisible, bosques sumergidos, infinitas lianas de un ámbar sin flor, y también el semillero de la fauna microscópica, polen oceánico que en vastas estelas arde bajo el firmamento de los trópicos.
Entre las aves tenemos, Martin pescador grande, Cara cara, Vencejo Tijereta Chico, Zapilote Negro, Paloma Montaraz Común, Columbina Ecuatoriana, Urraca de cola blanca, Cuco-ardilla Común, Garrapatero Aní, Trepatroncos Fuliginoso, Trepatroncos Olivaceo, Trepatroncos Cabecirrayado, Semillero Basto...
diputado Ignacio Vital Jáuregui: Señor Presidente; Compañeras y compañeros diputados: El Partido Demócrata Mexicano, sarmiento de la gloriosa y heroica Unión Nacional Sinarquista, semillero ésta de héroes y de mártires caídos en la lucha por la independencia, por libertad y en la defensa de los valores esenciales de nuestra nacionalidad, haciendo uso de la libertad de expresión que otorga nuestra Constitución a todos los mexicanos y por mi humilde conducto, hace uso de esta alta tribuna para discutir la iniciativa y adicionar y reformar el Artículo 28 de nuestra Constitución.
La fe activa, militante, conquistadora, fue nuestro móvil, la cual creó en breve sus propios instrumentos de acción: ejércitos y armadas, grandes políticos y diplomáticos; todo esto apareció sin saber cómo en una nación oscura y desorganizada, que algunos años antes, en el reinado de Enrique IV, era un semillero de bajas intrigas.
"Esta restitución, añade, es un semillero inagotable de pleitos injustos, y un pretexto fácil para burlar la buena fe en los contratos..." Todas las restricciones que se ha querido ponerles no bastan para salvar el más grave de sus inconvenientes, a saber: que inutiliza los contratos celebrados guardando todos los requisitos legales, deja inseguro el dominio, y dificulta las transacciones con los huérfanos, que no suelen tener menos necesidad que los otros hombres de celebrar contratos para la conservación y fomento de sus intereses.
Mas esta elocuencia charlatana e ignorancia locuaz «no tiene mordiente, ni vivacidad, ni vida; todo es algo desnutrido, marchito y flojo, semillero de plantas y hierbas, que muy pronto se secan y corrompen»; por el contrario, la sencilla doctrina del Evangelio, semejante al pequeño grano de mostaza, «no se convierte en planta, síno que se hace árbol, de manera que los pájaros del cielo vengan y habiten en sus ramas»(116).
Después de haber recapacitado, formado su plan y hecho los convenientes preparativos para realizarle, el maestro, a solas una noche con su hijo en la principal sala alta de la casa, al toque de ánimas, le habló de este modo: -Mira, Raimundo: tú eres hijo de un zapatero y no puedes ni debes presumir de aristócrata; pero no conviene tampoco que por seguir ciertas opiniones, muy de moda en nuestros días, te des a creer que las almas heroicas, el semillero de las virtudes y de las proezas y los corazones donde brota el germen de los más nobles sentimientos, se hallan en las tabernas y en los presidios, y que la educación esmerada más bien agosta y comprime que desenvuelve tan excelentes facultades.
Tetzcuco era una ciudad grande, culta, bien fortificada, y abastecida, cabeza de un reino reducido, mas de grandes y numerosos pueblos: podía ser, como fue para vos, centro de operaciones, semillero de soldados, arsenal, puerto de retirada y de refugio.
abierta por la sed de las aguas insaciables en el transcurrir... semillero de transformaciones...”, sabe que el hombre, siente que el hombre “no perdura sólo por lo que recibe… quiere dar...