sembrador

sembrador, a

adj./ s. AGRICULTURA Que siembra los sembradores están trabajando en el campo.

sembrador, -ra

 
adj.-s. Que siembra.
f. agr. Máquina que deposita las semillas en el suelo distribuyéndolas a voleo, en línea, a chorrillo o a golpes, en cantidad y profundidad prefijadas.
Traducciones

sembrador

Sämann

sembrador

SM/Fsower
Ejemplos ?
Pluvioso entre los Iloc: único el nombre del dios, y estos tres Quichés no se separaron. Verdaderamente grande era la naturaleza de aquellos tres: Pluvioso. Sembrador.
Los perseguidores lo vieron y le preguntaron por XÓLOTL, hecho tejolote, y el antes laborioso sembrador les contesto bobamente y con su sonrisa imbécil: -Me lo acabo de comer.
Un día se congregó un gran número de personas, pues la gente venía a verlo de todas las ciudades, y Jesús se puso a hablarles por medio de comparaciones o parábolas: 5. "El sembrador salió a sembrar.
“He aquí a los dioses sentados en los barrancos, en las selvas, sentados en los Ek, en los Atziak, en donde están sin que se les hayan dado cajas”, decían. Ante todo, Pluvioso, Sembrador, Volcán.
He aquí que ahora contaremos su residencia, su morada, en la montaña en donde estuvieron juntos los cuatro llamados Brujo del Envoltorio, Brujo Nocturno, Guarda-Botín, Brujo Lunar; sus corazones gemían ante Pluvioso, Sembrador.
Y violo tu silencio con mi prisa de torpe sembrador en un desierto y te hago de palabras una hoguera para aunar mi desnudez a los incendios con que tiembla mi red ante su presa.
El agricultor, multiplicando sus trabajos y sus cultivos ya que, en estos años de prueba, el arado y la pala son tan indispensables como las ametralladoras o los aviones y no hay que esperar que la sangre fecunde lo que no fertilizó a tiempo el esfuerzo del sembrador.
“Yo soy el mensajero de vuestros Constructores, de vuestros Formadores”, añadió el Xibalbá. Entonces ellos se regocijaron; en su espíritu crecieron Pluvioso, Sembrador.
Grande su tristeza cuando estaban en la montaña ahora llamada De la Consulta, en donde los dioses les hablaron otra vez. Entonces fue dicho por Pluvioso. Sembrador.
En seguida cada uno de ellos cargó con su dios. Entonces se colocó a Sembrador en el barranco llamado Barranco del Escondrijo. llamado por ellos, en el gran barranco de la selva llamada ahora “Con Sembrador”, en donde lo dejaron: fue dejado en el barranco por Brujo Nocturno.
13.3. Y les habló muchas cosas en parábolas. Decía: Una vez salió un sembrador a sembrar. 13.4. Y al sembrar, unas semillas cayeron a lo largo del camino; vinieron las aves y se las comieron.
Son sus legatarios y sucesores y no pretenden ser otra cosa; por eso, en espíritu, aquéllos van a laborar su lado en la misma faena, por lo mismo que el inventor del arado, en sí bello decir de Fouillet, labra invisible al lado del sembrador… Lo que hay de eterno en su hazaña, lo que da un significado propio y profundo a su cruzada, es precisamente esa continuidad que supone la austeridad del pensamiento inicial, junto a un alarde de valor ¡jamás superado en parte alguna!