Ejemplos ?
El ritmo de este tipo de seguidilla probablemente sea más arcaico que el de las Seguidillas Manchegas y su estructura es similar a la de la pardica (en la zona de la Sierra del Segura, Sur de Albacete y norte de Murcia), las parrandas (Suroeste de Murcia y Nordeste de Almería) o las seguidillas del Maestrazgo Castellonense.
En principio el número de coplas o seguidillas que se interpretan en cada pieza de Torrás es variable y dependiente del gusto de los intérpretes, aunque la mayoría de casos documentados presentan una ejecución de tres coplas en cada pieza.
Este tipo de baile presenta las características habituales de la Seguidilla, tales como el compás ternario o la división en un número determinado de coplas o seguidillas.
Su origen se encontraría en los años previos a la época de los Reyes Católicos, en unas composiciones que eran conocidas como "seguidillas castellanas", con el tiempo evolucionaron y se fueron aflamencando, añadiéndose el baile en el siglo XVIII hasta llegar a los cantes y bailes con que son nombradas actualmente.
Una de las tradiciones de estos días es la ronda que consiste en cantar diversas coplas y seguidillas locales primero a la patrona del pueblo en la iglesia y después por las calles de la localidad hasta altas horas de la mañana a los/las jóvenes del pueblos por parte de los quintos (mozos/as que cumplen dieciocho años en este año).
Es también tradicional el manteo de Judas en Semana Santa y la subasta de los palos de la Virgen para llevarla en procesión. Jotas y seguidillas han sido sus cantos tradicionales.
Ya en su vejez recorrió toda la provincia de Ciudad Real recogiendo cantares populares de cuatro versos, cuartetas, soleares y seguidillas, que luego reunió en los tres volúmenes de su monumental Treinta mil cantares populares (1919, 1930 y 1932).
Este influjo aparece, por ejemplo, en el folclore musical (en géneros como las seguidillas, isas o malagueñas, y en instrumentos como el timple), en la indumentaria tradicional, en la arquitectura popular, la gastronomía, en el dialecto canario, en la artesanía, etc.
Esta fuerte escena musical de la ciudad ha estado siempre ligada a su vida nocturna, la cual es una de las más populares de España.;Música tradicional La sevillana es el aire musical y el baile típico de la ciudad, ampliamente difundido en ferias y celebraciones en toda Andalucía. Son seguidillas que se han transformado aunque conservan su interpretación en cuatro coplas casi exclusivamente para baile.
En diciembre de ese mismo año, esta agrupación logró su primer éxito, ganando el quinto premio del Tercer Concurso Nacional de Danzas Regionales organizado en Madrid por el Instituto Nacional de Colonización. Interpretaron la jota de San Lorenzo, la jota de Antillón, las seguidillas de Leciñena y el bolero de Caspe.
20 de enero Fiesta patronal en la que se celebra la Procesión del Santo y en cuya víspera se celebra la Ronda de los Mozos, ronda en la que se cantan jotas y seguidillas tradicionales.
Ya en el destierro desarrolla su vena prerromántica con Una tormenta nocturna en alta mar, traduce una antología, centón o florilegio de pasajes extraídos de los dramas de Shakespeare, medita sobre su patria y sobre sí mismo en La persecución religiosa y La revelación interna y retorna a cultivar, melancólicamente, estrofas populares de su tierra española, como las seguidillas.