seducido

(redireccionado de seducida)
También se encuentra en: Sinónimos.
Sinónimos

seducido

, seducida
adjetivo
Ejemplos ?
No había en él más que juegos, Pendencias y desafíos, Disolutos amoríos, Y crímenes por doquier. Aquí el esposo ultrajado, Allí la justicia hollada, Acá la monja engañada, La seducida mujer.
—¡Oh, señor! —exclamé—. Tenga piedad de mi juventud; he sido seducida, no lo he hecho por propio impulso, me han tentado... —¡Bueno!
La sexta se llamaba Hébé: tenía doce años, era la hija de un capitán de caballería, hombre de alta condición que vivía en Orléans. La joven había sido seducida y raptada del convento donde se educaba; dos religiosas habían sido sobornadas con dinero.
Y así aquella ciudad, madre de las artes liberales y de tantos y tan célebres filósofos, que fue la más insigne e ilustre que tuvo Grecia, embelecada y seducida por los demonios con la contienda de dos de sus dioses, el uno varón y la otra hembra, por una parte, a causa de la victoria que alcanzaron las mujeres, consiguió nombre mujeril de Atenas, y por otra, ofendida por el dios vencido, fue compelida a castigar la misma victoria de la diosa vencedora, temiendo más las aguas de Neptuno que las armas de Minerva.
Al fin se decidió a contarme su historia, que era sobrado sencilla. Hija única de padres que gozaban de una decente medianía, fue seducida y más tarde abandonada por un libertino.
Hay miserias noblemente aceptadas y alegremente soportadas; pero Vinet, roído por la ambición, sintiéndose culpable de la desgracia de una joven seducida, disimulaba un sombrío furor; su conciencia se ensanchó y admitió todos los medios para llegar al fin.
Desde sus primeros libros de cronicuentos (1963) y (1964) se observó en él, una habilidad para satirizar las ideologías de todas las clases sociales producidas y patrocinadas por la demagogia de los herederos de una revolución institucionalizada y cada vez más seducida por el modelo yanqui; actitud que se prolongó, con un dejo de amarga ironía en sus (1965), título sugerido por Arqueles Vela, el gran prosista del estridentismo, primer gran movimiento de vanguardia en México hacia 1922.
Un corto número de sucesos por parte de nuestros contrarios, ha desplomado el edificio de nuestra gloria, estando la masa de los pueblos descarriada por el fanatismo religioso, y seducida por el incentivo de la anarquía devoradora.
Tristes pensamientos dominaban su alma, y acaso entre ellos iba alguno consagrado a la mujer que la llevó en su seno y cuya ternura había olvidado seducida por los halagos de un hombre.
Hélena, la hija de Esparta, no fue la única mujer que se abrasó en la pasión de un adultero, seducida por sus blondos cabellos, su traje recamado de oro, su fausto real y su lucido acompañamiento.
Cuando TECPANCALTZIN quedó a solas con XOCHITL, le declaró su amor y la convenció para que se amaran. Ella, seducida por tan noble señor, accedió a sus besos y abrazos.
¡A través de este vórtice que crispa, y ávido de brillar, vuelo o me arrastro, oruga enamorada de una chispa o águila seducida por un astro!