sedar

(redireccionado de sedas)
También se encuentra en: Sinónimos.

sedar

(Del lat. sedare.)
1. v. tr. MEDICINA Administrar a una persona un sedante para calmar un dolor o una excitación nerviosa estaba histérica y tuvieron que sedarla. calmar, tranquilizar
2. Poner tranquila a una persona que está enfadada o excitada tus dulces palabras lo sedaron. serenar, sosegar

sedar

 
tr. Apaciguar, sosegar.

sedar

(se'ðaɾ)
verbo transitivo
1. medicina dar a una persona un calmante sedar a un enfermo
2. calmar a una persona que está enojada o excitada sedar los ánimos

sedar


Participio Pasado: sedado
Gerundio: sedando

Presente Indicativo
yo sedo
tú sedas
Ud./él/ella seda
nosotros, -as sedamos
vosotros, -as sedáis
Uds./ellos/ellas sedan
Imperfecto
yo sedaba
tú sedabas
Ud./él/ella sedaba
nosotros, -as sedábamos
vosotros, -as sedabais
Uds./ellos/ellas sedaban
Futuro
yo sedaré
tú sedarás
Ud./él/ella sedará
nosotros, -as sedaremos
vosotros, -as sedaréis
Uds./ellos/ellas sedarán
Pretérito
yo sedé
tú sedaste
Ud./él/ella sedó
nosotros, -as sedamos
vosotros, -as sedasteis
Uds./ellos/ellas sedaron
Condicional
yo sedaría
tú sedarías
Ud./él/ella sedaría
nosotros, -as sedaríamos
vosotros, -as sedaríais
Uds./ellos/ellas sedarían
Imperfecto de Subjuntivo
yo sedara
tú sedaras
Ud./él/ella sedara
nosotros, -as sedáramos
vosotros, -as sedarais
Uds./ellos/ellas sedaran
yo sedase
tú sedases
Ud./él/ella sedase
nosotros, -as sedásemos
vosotros, -as sedaseis
Uds./ellos/ellas sedasen
Presente de Subjuntivo
yo sede
tú sedes
Ud./él/ella sede
nosotros, -as sedemos
vosotros, -as sedéis
Uds./ellos/ellas seden
Futuro de Subjuntivo
yo sedare
tú sedares
Ud./él/ella sedare
nosotros, -as sedáremos
vosotros, -as sedareis
Uds./ellos/ellas sedaren
Imperativo
seda (tú)
sede (Ud./él/ella)
sedad (vosotros, -as)
seden (Uds./ellos/ellas)
Pretérito Pluscuamperfecto
yo había sedado
tú habías sedado
Ud./él/ella había sedado
nosotros, -as habíamos sedado
vosotros, -as habíais sedado
Uds./ellos/ellas habían sedado
Futuro Perfecto
yo habré sedado
tú habrás sedado
Ud./él/ella habrá sedado
nosotros, -as habremos sedado
vosotros, -as habréis sedado
Uds./ellos/ellas habrán sedado
Pretérito Perfecto
yo he sedado
tú has sedado
Ud./él/ella ha sedado
nosotros, -as hemos sedado
vosotros, -as habéis sedado
Uds./ellos/ellas han sedado
Condicional Anterior
yo habría sedado
tú habrías sedado
Ud./él/ella habría sedado
nosotros, -as habríamos sedado
vosotros, -as habríais sedado
Uds./ellos/ellas habrían sedado
Pretérito Anterior
yo hube sedado
tú hubiste sedado
Ud./él/ella hubo sedado
nosotros, -as hubimos sedado
vosotros, -as hubísteis sedado
Uds./ellos/ellas hubieron sedado
Pretérito Perfecto de Subjuntivo
yo haya sedado
tú hayas sedado
Ud./él/ella haya sedado
nosotros, -as hayamos sedado
vosotros, -as hayáis sedado
Uds./ellos/ellas hayan sedado
Pretérito Pluscuamperfecto de Subjuntivo
yo hubiera sedado
tú hubieras sedado
Ud./él/ella hubiera sedado
nosotros, -as hubiéramos sedado
vosotros, -as hubierais sedado
Uds./ellos/ellas hubieran sedado
Presente Continuo
yo estoy sedando
tú estás sedando
Ud./él/ella está sedando
nosotros, -as estamos sedando
vosotros, -as estáis sedando
Uds./ellos/ellas están sedando
Pretérito Continuo
yo estuve sedando
tú estuviste sedando
Ud./él/ella estuvo sedando
nosotros, -as estuvimos sedando
vosotros, -as estuvisteis sedando
Uds./ellos/ellas estuvieron sedando
Imperfecto Continuo
yo estaba sedando
tú estabas sedando
Ud./él/ella estaba sedando
nosotros, -as estábamos sedando
vosotros, -as estabais sedando
Uds./ellos/ellas estaban sedando
Futuro Continuo
yo estaré sedando
tú estarás sedando
Ud./él/ella estará sedando
nosotros, -as estaremos sedando
vosotros, -as estaréis sedando
Uds./ellos/ellas estarán sedando
Condicional Continuo
yo estaría sedando
tú estarías sedando
Ud./él/ella estaría sedando
nosotros, -as estaríamos sedando
vosotros, -as estaríais sedando
Uds./ellos/ellas estarían sedando
Traducciones

sedar

sedate

sedar

sedare

sedar

VTto sedate

sedar

vt to sedate
Ejemplos ?
La prueba de que seguiría siendo chiquilla, eran las dos muñecas enormes, vestidas de sedas y encajes, que encontró en su tocador, muy graves, con caras de tontas, sentadas en el confidente de raso.
Que don Martín de Ulloa —perito en sedas, en duelos y desafíos, en lenguas, en razas y en jurisprudencias— y don Antonio Porcel, a caballo de los siglos xviii y xix, testigo de excepción de las ilustraciones y las independencias, velen por mí, desde su alto cielo de los sabios.
Semejaba a esas imágenes de calendario: hadas arropadas con sedas volátiles y rodeadas de duendecillos de botines puntiagudos y gorrillos de cucurucho.
Bajo la claridad viva de las bombillas, semiocultas entre el follaje, que se combinaba con la lunar, estaban con aquel atavío, seductoras, habiendo echado el resto en peinado, joyas, perfumes, guanteado flexible hasta el codo y calzado finísimo sobre medias exquisitamente caladas. Era todo rugir de sedas, parloteo de excitación, rechispeo de diálogo, escaramuzas de coquetería.
Cógele por el cuello y lo levanta, tómale la espada, pártela en dos contra la rodilla y arroja los pedazos a un foso; despójalo de la espuela y las insignias, y, a dos manos, frenético, insano, le arranca, le desgarra, le hace añicos recamos, sedas y holandas.
II Seis años tienes de termino para reedificar la pagoda que llenara al mundo de admiración, y alrededor de cuyas altísimas torres se agrupan las nubes y estallaran las tempestades como en las crestas de las montañas. Sedas hay en Cachemira; oro, en Siam; cedros, en Katay; elefantes en Lahorre, y perlas, en el golfo de Ormuz.
Y la Marquesa, saltando ligeramente al suelo, envuelta en pieles y sedas, tropezó con la miserable aventurera que la obstruía el paso.
Ha comido mal, pero cose sin descanso, cuando otros salen de paseo ella cose; cuando otros duermen, ella cose; huye el día y a la luz de una lámpara sigue cosiendo y poco a poco su pecho se hunde y sus ojos necesitan más y más la proximidad de la pobre lámpara que le roba su brillo, y la tos viene a hacerse la compañera de sus veladas. Sedas, hermosas y finas telas pasan bajo su aguja; trabaja, trabaja.
¡Sin duda, aquellos mismos que Calixto evocaba mientras el órgano emitía su vibrante raudal de sonidos plenos y graves, y en el altar, una grácil figura, envuelta en blancas sedas que la prolongaban místicamente, articulaba un «sí» apagado, un «sí» blanco también!
Habíase hallado en la galeota una caja llena de banderetas y flámulas de diversas colores de sedas, con las cuales hizo Ricardo adornar la galeota.
Requerido por el diputado, a quien interesaba el lucimiento de los festejos, el cacique no había tenido remedio sino acceder, un tanto a rastras, a la exhibición de su hija, y a encargar a Madrid un suntuoso traje blanco elegido por la madre del diputado, y con el cual Mari-Virginia, tal era el nombre de la Reina, lo parecía en efecto cuando ocupó el trono de sedas, flores y ramaje que le estaba destinado.
Tiene ventanas anchas como las casas salvadoreñas, y un balcón de madera muy hermoso, el pabellón del Salvador, que es país obrero, que inventa y trabaja fino, y en el campo cultiva la caña y el café, y hace muebles como los de París, y sedas como las de Lyon, y bordados como los de Burano, y lanas de tinte alegre, tan buenas como las inglesas, y tallados de mucha gracia en la madera y en el oro.