Ejemplos ?
En 1980 se funda otro ente balompédico denominado Comisión Organizadora de Fútbol Aficionado (COFA) y que era respaldado por la Dirección General de Deportes, el cual secundaba a CONAFA y que siguió siendo un comité accesorio de FEDEFUTBOL (fútbol no rentado).
Sin embargo en las movilizaciones populares se estaba reclamando le reintegración foral plena, que el cuarentaiunismo no secundaba.
Cuando Félix Zuloaga proclamó el Plan de Tacubaya desconociendo la Constitución de 1857, la Guarnición de la Plaza de Mazatlán no se mantuvo ajena a dicha proclamación, y el primero de enero de 1858 proclamó el Plan de Mazatlán, el cual secundaba a Félix Zuloaga.
En el cabildo del 22 de mayo, Donado votó por la moción presentada por Manuel Belgrano, quien secundaba a su vez a Cornelio Saavedra.
Un cuarto de siglo antes, el pueblo cercano de Indianola, Texas sobre la bahía de Matagorda, vivía su propio auge y secundaba a Galveston entre las ciudades portuarias texanas.
La presencia de una oposición muy organizada, sobre todo el Partido Comunista de España (PCE) y los sindicatos, que convocaban paros y protestas de contenido más político que laboral, y que una gran parte de los trabajadores secundaba.
Cómo que sabían que Llano no secundaba el golpe de estado tenían previsto que el general Goded vendría volando de Mallorca con un hidroavión, el cual destituiría el general Llano para hacerse el amo de la Capitanía General y, así, de toda Cataluña.
Para facilitar la acción militar y naval de la Junta de Gobierno de Iquique, el " comité secreto " que lo secundaba en Santiago planeó inutilizar las torpederas del gobierno.
Tras un rápido alistamiento y una revista encabezada por el presidente Carlos Pellegrini, en la mañana del 7 de julio partió la división con cielo despejado aunque fuertes vientos. Secundaba al capitán de fragata Leopoldo Funes el teniente de navío Jorge Victorica.
A los doce años ya cantaba en festivales y peñas. Poco después, secundaba al toque a cantaores como El Pele, Juan Villar o Luis de Córdoba.
Este mismo año el entonces jefe del estado español, Francisco Franco, nombró a la Virgen de los Remedios Capitana Genera de las Fuerzas Armadas Españolas, título que posteriormente en el año 1981, Fiestas del 75 Aniversario, secundaba el entonces Ministro de Defensa democrático Alberto Oliart.
Una encuesta concluyó que un 92,6% de la población secundaba la candidatura, aunque las estimaciones del COI eran algo más bajas, del 86%.