sebastiano


También se encuentra en: Sinónimos.
Búsquedas relacionadas con sebastiano: Sebastiano del Piombo, Sebastiano Serlio
Sinónimos

sebastiano

sustantivo masculino
Ejemplos ?
La influencia de la tratadística italiana, especialmente de Sebastiano Serlio, ha permitido denominar esta época como fase serliana.
Los mismos escritores añaden que el Rey Don Ramiro que á la sazon ocupaba el trono, envió contra estos piratas un ejército que los derrotó, matando muchos de ellos, y quemándoles sesenta naves, mas el resto logró reembarcarse en la misma Coruña, prosiguió su navegacion, y robó y saqueó á Sevilla, degollando muchos habitantes moros, á quienes el obispo Sebastiano llama caldéos.
De ese modo, tras desembarcar en marzo de 1736 en Aleria con armas, cereales y ayudas en dinero, consigue con notoria habilidad y elocuencia ser acogido por Giacinto Paoli, Sebastiano Costa y Luigi Giafferi, que dirigen la rebelión, como una especie de Deus ex machina y se hace proclamar rey de Córcega.
Hay que destacar también grandes lienzos de Girolamo Muziano y Palma el Joven, bodegones de Giovanni Battista Ruoppolo y Giuseppe Recco, y ejemplos de Ludovico Carracci, Giulio Cesare Procaccini (Autorretrato), el tenebrista Pietro Paolini y Sebastiano Ricci (dos pinturas).
En esto se aparta del estilo de Canaletto, más sólido, meticulosamente dibujado y exacto desde el punto de vista arquitectónico. Este estilo de pintura más suelto fue asimismo usado por Giovanni Battista Piazzetta y Sebastiano Ricci.
Se llega así a 1735, cuando una nueva Consulta general celebrada en Corte elabora, bajo la dirección del abogado Sebastiano Costa (un corso que regresa de Italia para apoyar la insurrección) una declaración constitucional que de hecho constituye a Córcega como estado soberano.
Los rasgos del nuevo templo son clasicistas, basados en las construcciones de la Antigua Roma que habían inspirado a la arquitectura del Renacimiento y a teóricos como Vitruvio, con su obra De Architectura. También se nota influencia manierista, sobre todo a través de los escritos de Sebastiano Serlio.
Entre otros pintores, ha sido tratado por Bartholomäus Strobel el Joven, Frans Francken el Joven, Rembrandt, Juan Carreño de Miranda, Andrea Celesti, Sebastiano Ricci, Francesco Caccianiga o John Martin File:Bibliadealba banquetedebaltazar3.jpg Biblia de Alba, siglo XV.
Aunque Felipe rezaba principalmente en la iglesia de San Eustachio, muy cerca de la casa de Caccia, fue en las catacumbas de San Sebastiano donde tuvo lugar, en 1544, el que se conoce en la tradición cristiana como milagro de su corazón (su corazón creció de tal manera que algunas costillas se quebraron).
La riqueza de los poderosos de la ciudad (la Iglesia, los políticos y ciertos comerciantes) permitió mantener un prolongado patrocinio sobre pintores, arquitectos y demás artistas: desde Gentile Bellini en el siglo XV hasta Francesco Guardi a finales del siglo XVIII, pasando por Giovanni Bellini, Tiziano, Giorgione, Sebastiano del Piombo, Tintoretto, Veronés, Jacopo Bassano, Giambattista Tiepolo, entre otros.
En la época del descubrimiento de América destacaron los grandes cartógrafos como Diego Méndez, Juan de la Cosa, Pedro y Jorge Reinel, Sebastiano Caboto, Oronteus Finaeus, Desceliers y, en forma muy especial, Gerardus Mercator, quien en 1569, utilizó por primera vez el canevas de proyección.
La comunidad judía de Fez, Tetuán, Tánger y otras ciudades del norte de Marruecos conmemoró aquel día de salvación, el segundo día de rosh jodesh de elul, designándolo día de purim (llamado Purim Sebastiano, si bien otros lo llaman Purim de Cristianos o Purim de los Cristianos) para ellos y sus descendientes, Uriel Macías Kapón.