Ejemplos ?
Si la línea de fuego se aproxima a un campamento, los prisioneros de guerra del mismo sólo podrán ser trasladados cuando la operación pueda realizarse en condiciones de seguridas suficientes, o cuando el peligro sea mayor quedando donde están que siendo evacuados.
Grifón, que al lado estaba, con denuedo de obra y voz lo instó a que viniese contra un bravo rival que a él se aproxima como el perro del lobo se echa encima; que lo persigue a diez pasos o veinte.
-Problema pavoroso-, sí que lo es para los engreídos explotadores el problema obrero, cuya solución se aproxima con la abolición de los privilegios, al paso que la huelga general revolucionaria gana terreno en Europa y en América.
Apenas hemos empezado con la sopa cuando un rumor sordo, que por algún tiempo se ha estado escuchando, no sé dónde, se hace más fuerte, se expande, se aproxima.
¿Qué pensarás, idolatrada prenda, si esperando abrazar al triste Diego, corrido el plazo ves, y yo no llego? Mas por Jaime avisados en mi casa estarán: pronto, azorados con mi tardanza.... Sí, ya se aproxima gente. ¿Quién es?
- Ya se aproxima -dice- la hora del perdón; unos esfuerzos mas, y me hallo en presencia del ave misteriosa que Vichenú ha escogido para interprete de sus designios.
Tu padre, después de fijar nuevamente las miradas en aquella nube de polvo que se aproxima, y de la cual brotan centellas de fuego, exclama con voz terrible: XIII ...¿Que es esto?
Entonces nuestro hombre se aproxima y, cogiéndole la cabeza le da en los labios uno de los más ardientes besos que he visto dar en mi vida; y no solamente besaba, sino que chupaba, devoraba, hundía amorosamente su lengua hasta la putrefacta garganta, y la buena vieja, que desde hacía mucho tiempo no se había encontrado en semejante fiesta, se lo devolvía con ternura...
- ¡Vivan! - Ha sonado la hora de liberarnos del yugo capitalista, -continuó- El socialismo se aproxima. La época en la que no haya ricos ni pobres ni privilegios ni despotismos ni traiciones.
Si el frente se aproxima a un lugar de internamiento, los internados no serán trasladados, a no ser que su traslado pueda efectuarse en suficientes condiciones de seguridad, o en caso de que corran más peligro permaneciendo donde están que siendo trasladados.
Algunos instantes después, el 1er Regimiento se aproxima a su vez a la Escuela Naval y busca rodearla, pero también es saludado por una vigorosa fusilada que los detiene.
-¡Ay, Abel! Ahora que la vejez se aproxima, envidias mi suerte, mi sistema, mi filosofía -exclamaba D. Joaquín, sentado en la verde pradera, con un llacón entre las piernas.