señorón

(redireccionado de señorona)

señorón, a

adj./ s. Que tiene o aparenta señorío o grandeza el desfile estaba lleno de señoronas.

señorón, -rona

(seɲo'ɾon, -ɾona)
sustantivo masculino-femenino
persona que es o parece un señor las señoronas con abrigos de piel
Traducciones

señorón

señorón

señorón

/ona SM/Fbig shot
Ejemplos ?
Un noche de luna llena, Jacobo y Noura descubren una vieja casa que parece abandonada y deciden investigar. Pero entonces resulta que el caserón está habitado por unos misteriosos huérfanos y una señorona con muy malas pulgas.
Doña Balbina, madre de Daniela. Señorona cursi, venida a menos, que vive de las apariencias y del gorroneo en fiestas y celebraciones.
En efecto, todos los vecinos juegan participaciones del billete custodiado por Doña Balbina, una señorona empobrecida de la que todo el mundo se mofa por su cursilería absurda en un barrio pobre, y que ha vendido fracciones a toda la casa.
Nobby (niño que trabaja en el circo de Mr Giorgio) Tigre Dan (Jefe de los payasos del circo de Mr Giorgio) Lewis Allburg "Lou" (acróbata) Mrs Mackie (granjera y gran cocinera) Pongo: (chimpancé del circo de Mr Giorgio) Gruñón y Ladridos (Barker y Growler perros amaestrados de Nobby) Dobby y Trotón (Dobby y Trotter caballos, Dobby es de la familia de Julian, y Trotón es del lechero) Señorona (Old Lady elefanta del Circo de Mr Giorgio) Colina y Lago Merran
A la mañana siguiente, desapareció la jaula con el tordo de la señorona, y ésta puso el grito en el cielo y derramó más lágrimas que una Magdalena.
Entre meterse monja por falta de recursos o vivir hecha una señorona en casa de don Elías, que no se deja ahorcar, de fijo, por un par de millones...
Y ¡ahora sí que se armó revuelo! ¡El muñeco, sabe Dios de quién sería hijo! ¡De una señorona, vaya, que lo quería esconder! ¡De un personaje de Madrid!
La llamada vestidura majestuosa de la lengua castellana consiste muchas veces en perifollo de lugareña con ínfulas de señorona, en pura fraseología que pugna directamente con el carácter de la época.
-A este bicho -profetizó Melecio- va a venir a sacarlo de la cárcel un lacayo más grande que un tranvía; verás tú. -Éste es de señorona -asintió Sidro, dejando en el suelo a la galga, con respeto involuntario y profundo a su posición social.
Porque el grande se lo acabo de remojar debajo del pilón, y el otro, se lo di al gato para que saboreara. -¡Insolente! -gritó la señorona- ¡Criminal! ¡Ladrón!
-Pues en el Tersícore bien amartelado se ponía y no tenía a menos el ajuntarse a mí. Bien que sería porque no le vería entonces nenguna señorona de la ristecracia...
Todos los aprestos para convertir Bellavista, la posesión comprada, en plácido, ameno y confortable retiro, llevolos el administrador de la señorona americana con diligencia vertiginosa.