señal de la cruz

Traducciones

señal de la cruz

segno della croce
Ejemplos ?
y haciéndole el Santo la señal de la cruz en la frente, fue al punto echado y arrojado el demonio, alcanzando ella el consuelo de la salud.
Quedó un momento meditando. Después bostezó largamente, y sobre la boca negra como la de un lobo, se hizo la señal de la cruz: —¡Váleme Dios!
¡Benditos sean la señal de la cruz hecha por la mano de la Virgen, y el ramo de rosas que caen en su noche como signo de salvación!
Y, estando presente el dicho Capitán Don Diego de Castro, juró por Dios Nuestro Señor y por Santa María su bendita madre y por la señal de la Cruz que hizo con su mano derecha, y so cargo de él dijo que tendrá el Real Estandarte en fiel guardia y custodia como insignia de nuestro Rey y Señor Natural y que en el ínte(rin) que fuere tal Alférez Real acudirá con él en todas las ocasiones de paz y guerra como es obligado y en su defensa y guardia siendo necesario morirá como fiel vasallo de Su Magestad; y dijo a la conclusión ´´Sí, Juro y Amén´´, poniendo la mano una sobre otra en cruz, haciendo pleito homenaje una, dos y tres veces.
(Todos, con excepción de Marcos y Rosa, se miran azorados y hacen la señal de la cruz.) (Aparte.) Hay que atemorizar a la plebe pintándola infiernos y demonios, porque, de lo contrario, ¡pobres de los ricos y pobres de nosotros los representantes de Dios: tendríamos que trabajar para comer!
Pero lo decían en voz muy baja y hacían la señal de la cruz cuando nadie les veía, por temor de que alguien fuese a aquel hombre y le dijera: -Señor; aquél ha hablado mal de ti.
¡que lo mando yo! (Haciendo la señal de la cruz.) ¿Es usté (Al TÍO MERLÍN. ) capaz de jurar por esta cruz que el señor demandado derribó la paré de Cleto Rejones?
En la dicha Ciudad de Puerto Viejo, en veinte y nueve días del mes de Julio de mil y quinientos y noventa y un años, ante el dicho Alcalde (Ordinario) y en presencia de mí, el presente Escribano, el dicho Don Baltazar presentó por testigo, en esta razón, a Lucas, indio ladino en lengua castellana, natural que dijo ser del pueblo de Jaramijo, del cual fue tomado y apercibido juramento, por Dios, nuestro Señor, y sobre la señal de la Cruz...
A la entrada del túnel los cuatro hombres se arrodillaron e hicieron la señal de la cruz, y en seguida, unos tras otros, con las lámparas en alto, penetraron en la galería que por su elevación les permitía andar derechos sin encorvarse.
De tiempo en tiempo algún viejo devoto salía de su casa con un farol encendido, y haciendo la señal de la cruz se incorporaba al cortejo.
En la Ciudad de Puerto Viejo, en veinte y siete días del mes de Julio de mil y quinientos y noventa y un años, el dicho Don Baltazar, para prueba de su intención, presentó por testigo en esta razón a Juan Dávila, Vecino de esta Ciudad, el cual, ante el dicho Alcalde, juró, por Dios, nuestro Señor, y sobre la señal de la Cruz, en forma de derecho, so cargo del cual prometió decir la verdad; y siendo preguntado por las dichas preguntas, dijo y depuso lo siguiente: A la primera pregunta dijo que conoce al dicho Don Baltazar desde que nació y a Don Pedro y a Doña Catalina, sus padre y madre, desde la edad de diez años hasta que murieron los susodichos; y esto dice a esta pregunta.
Esto diciendo, armó su ballesta, no sin haberle hecho antes la señal de la cruz en la punta de la vira, y colocándosela a la espalda se dirigió a la poterna del castillo para tomar la vereda del monte.