sauce


También se encuentra en: Sinónimos.

sauce

(Del lat. salix, -icis.)
1. s. m. BOTÁNICA Planta arbórea o arbustiva de hoja simple, alterna y caduca, por lo general dentada, flores pequeñas y sin corola, y fruto con semillas provistas de un copete.
2. sauce cabruno BOTÁNICA Planta arbórea salicácea, de hojas ovaladas y grandes, con ondas en el margen.
3. sauce llorón BOTÁNICA Planta arbórea salicácea de corteza pardusca, ramas largas, delgadas, flexibles y colgantes, hojas estrechas y lanceoladas, que se cultiva a menudo en jardines y paseos fluviales.
NOTA: Nombre científico: (Salix babylonica.)

sauce

 
m. bot. Nombre común de las especies de la familia salicáceas (gén. Salix), de ramas cilíndricas, hojas enteras, flores en amentos y fruto capsular.

sauce

('sawθe)
sustantivo masculino
árbol de hasta 25 metros de altura de corteza gris y copa amplia formada por largas ramas El sauce está cambiando sus hojas.
árbol de hasta 12 metros de altura de copa globosa y ramas delgadas y largas que cuelgan El sauce llorón necesita normalmente de mucha agua.
Sinónimos

sauce

sustantivo masculino
Traducciones

sauce

willow

sauce

Weide

sauce

saule

sauce

vrba

sauce

piletræ

sauce

paju

sauce

vrba

sauce

ヤナギ

sauce

버드나무

sauce

wilg

sauce

piletre

sauce

wierzba

sauce

ива

sauce

pil

sauce

ต้นวิลโลว์ปลูกใกล้น้ำ

sauce

cây liễu

sauce

柳树

sauce

SMwillow
sauce de Babilonia, sauce llorónweeping willow
Ejemplos ?
Les voy a contar, pues yo lo sé por un gorrioncillo, al cual, a su vez, se lo reveló un viejo sauce que crece junto a un campo de alforfón.
Es un sauce corpulento y venerable pero muy viejo y contrahecho, con una hendidura en el tronco, de la cual salen hierbajos y zarzamoras.
Con la gracia pueril de los tres años cantaba a su bebé mi compañera y a veces el paseo interrumpía para jugar del sauce con las hebras.
Yo percibía como en un sueño las voces de algunos niños que jugaban, y los gritos furibundos de las madres. Las ramas de un sauce que vertía su copa fuera de la tapia, me dieron en la cara.
-Indudablemente, soy tan rico como la espiga de trigo -decía-, y además soy mucho más bonito; mis flores son bellas como las del manzano; deleita los ojos mirarnos, a mí y a los míos. ¿Has visto algo más espléndido, viejo sauce?
Poblaciones: La Unión, San Alejo, Conchagua, Intipucá, El Carmen, Yayantique, Yucuaiquín, Bolívar, San José y Meanguera del Golfo. Poblaciones: Santa Rosa de Lima, Concepción de Oriente, Nueva Esparta, Anamorós, El Sauce, Pasaquina, Polorós y Lislique.
Las corrientes de esos arroyos no son tan ricas como las de los que se encuentran en el bajo, hallándose los principales en las inmediaciones de la costa como el Quequen-Grande, Quequen-Salado y Tres Arroyos, los Gauchos, las Mostazas, el Sauce Grande, el Napostá y el Sauce Chico, que se hallan más al Sur: estos son angostos, algunas veces muy pantanosos y de corriente bastante rápida.
Cuando a las manos vengo con el muchacho ciego, haciendo rostro embisto, venzo, triunfo y resisto la flecha, el arco, la pozoña, el fuego, y con libre albedrío lloro el ajeno mal y canto el mío Cuando la aurora baña con helado rocío de aljófar celestial el monte y prado, salgo de mi cabaña, riberas de este río, a dar el nuevo pasto a mi ganado, y cuando el sol dorado muestra sus fuerzas graves, al sueño el pecho inclino debaxo un sauce o pino, oyendo el son de las parleras aves o ya gozando el aura donde el perdido aliento se restaura.
Quién aseguraba que en un paraje muy remoto y umbrío había hecho una cruz de sauce y que en ella se crucificaba horas enteras a cuero pelado; y nadie lo dudaba, pues Damián volvía siempre ojeroso, macilento, de los éxtasis y crucifixiones.
De repente, unida a los acordes del piano, una voz melodiosa elevose en medio del silencio, cantando la doliente romanza del Sauce.
Esta transición puede conocerse también por el cambio de vegetación, que se acerca á la Patagónica, y en la costa del mar por las capas de pequeños cantos rodados, que principiando cerca de la embocadura del Sauce Grande, van en aumento hasta el extremo de la América.
En cambio el paraíso ocasiona miseria y tristeza, el sauce llorón muerte y ruina y en cuanto a la albahaca, es indudable que introducirá en vuestro domicilio gentes cursis y comprometedoras.