sarnoso


También se encuentra en: Sinónimos.

sarnoso, a

adj./ s. MEDICINA Que padece sarna.

sarnoso, -sa

 
adj.-s. Que tiene sarna.

sarnoso, -sa

(saɾ'noso, -sa)
abreviación
medicina que tiene sarna perro sarnoso
Sinónimos

sarnoso

, sarnosa
adjetivo
Traducciones

sarnoso

räudig

sarnoso

mangy
Ejemplos ?
El soldado, firme, no hizo un gesto. -No eras macho, ¡sarnoso!; ¡sacá el machete ahora!..., -y dos latigazos más envuelven la cara del culpado.
Y a fines de enero, de la miradaencendida, las orejas firmes sobre los ojos, y el rabo alto yprovocador del fox-terrier, no quedaba sino un esqueletillo sarnoso,de orejas echadas atrás y rabo hundido y traicionero, que trotabafurtivamente por los caminos.La sequía continuaba; el monte quedó poco a poco desierto, pues losanimales se concentraban en los hilos de agua que habían sido grandesarroyos.
(Para los que claudican con rencor la vida es un sendero áspero y malo.) Con un melindre de caricatura, excitando el sollozo o el ludibrio, bajaba aquella pobre criatura haciendo maravillas de equilibrio. Un gozquejo sarnoso la seguía importunando su marcha acrobática; temerosa la niña se evadía con precisión perfecta y matemática.
22 Ciego, ó perniquebrado, ó mutilado, ó verrugoso, ó sarnoso ó roñoso, no ofreceréis éstos á Jehová, ni de ellos pondréis ofrenda encendida sobre el altar de Jehová.
Nadie habría pensado que aquel canino, en otros tiempos, hubiera pasado por sarnoso y vulgar perro de barrio, enmugrecido con tierra y hollín, abundante en parásitos y además, como si fuera poco, un simple hurtador de huesos: de pellejos o de lo que pudiera Más de una vez sintió el dolor causado por escobazos o pedradas.
Cerca de mediodía Enrique regresó con los cubos repletos. Lo seguía un extraño visitante: un perro escuálido y medio sarnoso. -Lo encontré en el muladar -explicó Enrique -y me ha venido siguiendo.
Los seiscientos mitayos puestos bajo sus órdenes le tenían más miedo que al tifus; que el vizcaíno era hombre muy de la cáscara amarga y que por un pelillo mataba a palos a un indio, como quien mata a un perro sarnoso.
Y a fines de enero, de la mirada encendida, las orejas firmes sobre los ojos, y el rabo alto y provocador del fox-terrier, no quedaba sino un esqueletillo sarnoso, de orejas echadas atrás y rabo hundido y traicionero, que trotaba furtivamente por los caminos.
Ya el tiento crudo no le previene contra los pozos, ni las "uñas de gato", ni el ortigal. Ahora el sarnoso es él. Le arde la epidermis.
Cuán cansados aquellos mulos y otros jacones flacos; cerca de los pesebres, cabizbajos, royendo granzones de paja, los pescuezos desollados y llenos de llagas podridas, las narices abiertas, que de cansados no podían tomar huelgo; los pechos de muermo tosiendo y de los antepechos que les ponían para moler, todos pelados y llagados, que casi les parecían los huesos; las uñas de pies y manos alzadas hacia arriba de no errarse, y mancos de andar alrededor; todo el pellejo sarnoso de magrez y flaqueza.
Acabado de decir esto la viejezuela, comenzó la mujer del tahonero: -Bienaventurada ella, que goza de la libertad de tan constante y recio enamorado; pero yo, mezquina de mí, que caí con uno que ha miedo del sonido de la muela y de la cara cubierta de aquel asno sarnoso que allí está.
Después de muchas dudas, escogió los preferidos (qué madre no los tiene!), lavó los tres más guapitos, y a cachetes llevó hasta el retablo a todo aquel rebaño triste y sarnoso, encerrándolo, a pesar de sus protestas.