Ejemplos ?
-Yo sí que me alegro de haber hecho esta presentación, y no sé por qué espero mucho bueno de ella. ¡Sarita Uribarri reúne tantas cualidades!
-Un poco tarde es, Bruno, para pensar en semejantes tonterías; los dos podríamos ser abuelos, y Leoncio parece que se propone que usted lo sea a corto plazo, si se arregla lo de Sarita, que haré lo posible a fin de que se arregle...
Hermita Añazco, Lcda. Grey Madrid, Lcda. Cecilia Pardo, Prof. Sarita Bustamante, Lcdo. Julio Zapata. Fuente: Revista Luz de Las Lajas.
Según la tradición, fueron los estibadores del puerto del Callao el primer grupo social que comienza a rendir culto a Sarita Colonia.
Diferentes grupos sociales marginados comenzaron a seguir el culto de Sarita Colonia, así pues, los taxistas, conductores de microbuses, madres solteras, subempleados, amas de casa y adivinos, entre otros, se sumaron a quienes confiaban su suerte en la santa popular.
Sarita Colonia Zambrano (Huaraz, 1 de marzo de 1914 - Callao, 20 de diciembre de 1940) fue una joven peruana a la que se le atribuye la capacidad de hacer milagros y que, tras su muerte, tiene una gran veneración popular por su fama de santidad, aunque su culto no está reconocido por la Iglesia católica.
Natasha Klauss se formó como actriz en la prestigiosa escuela Estudio XXI bajo la dirección del Maestro Paco Barrero, posteriormente realizó talleres de creación de personajes con la actriz Victoria Hernández. Después de que esta actriz finalmente llegara a la fama, Natasha interpretó el papel de Sarita en Pasión de Gavilanes.
En ocasiones algunos devotos prefieren manifestar su gratitud, ofreciendo una misa a Sarita en alguna iglesia y exhiben la convocatoria en la capilla.
Vecinos y conocidos de Sarita comenzaron a asistir los domingos, para rezar por ella y pedir ayuda y poco a poco el resto de los asistentes a la fosa común comenzaron a pedir "por medio de Sarita" como representante de las almas milagrosas que se encontraban enterradas en la fosa (como el Soldado desconocido, Fray Ceferino, Sor María, etc.).
A los 16 años, en 1930, emprendió el viaje hacia Lima con su padre, que, en el camino del mismo, habló con una familia italiana que necesitaban una niñera. Durante tres años Sarita cuidó de los niños de esta familia en el Callao.
Sin embargo, la familia asegura que ella murió "por sobredosis de aceite de ricino" y no entienden por qué consta el paludismo como causal del fallecimiento. Sarita fue enterrada en una fosa común en el cementerio Baquíjano del Callao.
Prácticamente se habían apropiado del pampón y haciendo uso de sus propios recursos, edificaron para Sarita Colonia una capilla muy simple, cuya arquitectura, observa Gonzalo Portocarrero es semejante a las casitas, lisas y funcionales de muchos pueblos jóvenes.