saquear

(redireccionado de saqueó)
También se encuentra en: Sinónimos.
Búsquedas relacionadas con saqueó: saquea

saquear

(Del ital. saccheggiare.)
1. v. tr. MILITAR Coger las tropas lo que encuentran en un lugar haciendo uso de la violencia los soldados saquearon todas las casas del pueblo.
2. coloquial Coger la totalidad o la mayor parte de una cosa guardada en un lugar los chavales me saquearon los bombones de la caja. desvalijar

saquear

 
tr. Apoderarse violentamente los soldados [de lo que hallan en un paraje].
esp. Entrar en [una plaza o lugar] robando cuanto se halla.

saquear

(sa'keaɾ)
verbo transitivo-intransitivo
apoderarse por medio de la violencia de las cosas que se encuentra en un lugar Los soldados saquearon el palacio del rey.

saquear


verbo transitivo
apoderarse de todo o de gran parte de una cosa Llegó del colegio y saqueó la cocina.

saquear


Participio Pasado: saqueado
Gerundio: saqueando

Presente Indicativo
yo saqueo
tú saqueas
Ud./él/ella saquea
nosotros, -as saqueamos
vosotros, -as saqueáis
Uds./ellos/ellas saquean
Imperfecto
yo saqueaba
tú saqueabas
Ud./él/ella saqueaba
nosotros, -as saqueábamos
vosotros, -as saqueabais
Uds./ellos/ellas saqueaban
Futuro
yo saquearé
tú saquearás
Ud./él/ella saqueará
nosotros, -as saquearemos
vosotros, -as saquearéis
Uds./ellos/ellas saquearán
Pretérito
yo saqueé
tú saqueaste
Ud./él/ella saqueó
nosotros, -as saqueamos
vosotros, -as saqueasteis
Uds./ellos/ellas saquearon
Condicional
yo saquearía
tú saquearías
Ud./él/ella saquearía
nosotros, -as saquearíamos
vosotros, -as saquearíais
Uds./ellos/ellas saquearían
Imperfecto de Subjuntivo
yo saqueara
tú saquearas
Ud./él/ella saqueara
nosotros, -as saqueáramos
vosotros, -as saquearais
Uds./ellos/ellas saquearan
yo saquease
tú saqueases
Ud./él/ella saquease
nosotros, -as saqueásemos
vosotros, -as saqueaseis
Uds./ellos/ellas saqueasen
Presente de Subjuntivo
yo saquee
tú saquees
Ud./él/ella saquee
nosotros, -as saqueemos
vosotros, -as saqueéis
Uds./ellos/ellas saqueen
Futuro de Subjuntivo
yo saqueare
tú saqueares
Ud./él/ella saqueare
nosotros, -as saqueáremos
vosotros, -as saqueareis
Uds./ellos/ellas saquearen
Imperativo
saquea (tú)
saquee (Ud./él/ella)
saquead (vosotros, -as)
saqueen (Uds./ellos/ellas)
Pretérito Pluscuamperfecto
yo había saqueado
tú habías saqueado
Ud./él/ella había saqueado
nosotros, -as habíamos saqueado
vosotros, -as habíais saqueado
Uds./ellos/ellas habían saqueado
Futuro Perfecto
yo habré saqueado
tú habrás saqueado
Ud./él/ella habrá saqueado
nosotros, -as habremos saqueado
vosotros, -as habréis saqueado
Uds./ellos/ellas habrán saqueado
Pretérito Perfecto
yo he saqueado
tú has saqueado
Ud./él/ella ha saqueado
nosotros, -as hemos saqueado
vosotros, -as habéis saqueado
Uds./ellos/ellas han saqueado
Condicional Anterior
yo habría saqueado
tú habrías saqueado
Ud./él/ella habría saqueado
nosotros, -as habríamos saqueado
vosotros, -as habríais saqueado
Uds./ellos/ellas habrían saqueado
Pretérito Anterior
yo hube saqueado
tú hubiste saqueado
Ud./él/ella hubo saqueado
nosotros, -as hubimos saqueado
vosotros, -as hubísteis saqueado
Uds./ellos/ellas hubieron saqueado
Pretérito Perfecto de Subjuntivo
yo haya saqueado
tú hayas saqueado
Ud./él/ella haya saqueado
nosotros, -as hayamos saqueado
vosotros, -as hayáis saqueado
Uds./ellos/ellas hayan saqueado
Pretérito Pluscuamperfecto de Subjuntivo
yo hubiera saqueado
tú hubieras saqueado
Ud./él/ella hubiera saqueado
nosotros, -as hubiéramos saqueado
vosotros, -as hubierais saqueado
Uds./ellos/ellas hubieran saqueado
Presente Continuo
yo estoy saqueando
tú estás saqueando
Ud./él/ella está saqueando
nosotros, -as estamos saqueando
vosotros, -as estáis saqueando
Uds./ellos/ellas están saqueando
Pretérito Continuo
yo estuve saqueando
tú estuviste saqueando
Ud./él/ella estuvo saqueando
nosotros, -as estuvimos saqueando
vosotros, -as estuvisteis saqueando
Uds./ellos/ellas estuvieron saqueando
Imperfecto Continuo
yo estaba saqueando
tú estabas saqueando
Ud./él/ella estaba saqueando
nosotros, -as estábamos saqueando
vosotros, -as estabais saqueando
Uds./ellos/ellas estaban saqueando
Futuro Continuo
yo estaré saqueando
tú estarás saqueando
Ud./él/ella estará saqueando
nosotros, -as estaremos saqueando
vosotros, -as estaréis saqueando
Uds./ellos/ellas estarán saqueando
Condicional Continuo
yo estaría saqueando
tú estarías saqueando
Ud./él/ella estaría saqueando
nosotros, -as estaríamos saqueando
vosotros, -as estaríais saqueando
Uds./ellos/ellas estarían saqueando
Sinónimos

saquear

transitivo
Traducciones

saquear

loot, to sack, sack, plunder, ransack

saquear

plyndre

saquear

VT
1. (Mil) → to sack
2. (= robar) → to loot, plunder, pillage
Ejemplos ?
Dos años pasó, si se puede decir así, con algún descanso; pero como estaba destinado sin duda para reparar las quiebras de la Monarquía, en el año de 1661 marchó a la recuperacion del Reyno de Portugal, y haciendo reseña de su Exército en Zafra, entró en este Reyno tomó á Arronches, conquistó á Jerumeña, saqueó á Veiros y Crato, rindió á Borbe, Monforte, Cabeza de Vide, Santa Olalla, Ouguela, demolió á Villabuin, ocupo á Alconchel, ganó á Ebora; y si hubiera correspondido el socorro de caudales y tropa al esfuerzo y capacidad del Infante, no hay duda que todo Portugal hubiera vuelto á reconocer vasallage al Monarca de España.
Pero, supuesto que esta nación avasalladora conquistó y saqueó un crecido número de ciudades que abrazan casi el ámbito de la tierra, con sólo el designio de extender y dilatar su dominación e imperio, dígannos si en alguna historia se lee que hayan exceptuado de sus rigores los templos donde librasen sus cuellos los que se acogían a su sagrado.
Los mismos escritores añaden que el Rey Don Ramiro que á la sazon ocupaba el trono, envió contra estos piratas un ejército que los derrotó, matando muchos de ellos, y quemándoles sesenta naves, mas el resto logró reembarcarse en la misma Coruña, prosiguió su navegacion, y robó y saqueó á Sevilla, degollando muchos habitantes moros, á quienes el obispo Sebastiano llama caldéos.
A la caída de este gobierno, el 6 de noviembre de 1865, el populacho saqueó varias de las oficinas de palacio, y desapareció la bandera, que acaso fue despedazada por algún rabioso demagogo, que se imaginaría ver en ella un comprobante de las calumnias que por entonces inventó el espíritu de partido para derrocar al presidente Pezet, vencedor en los campos de Junín y Ayacucho, y a quien acusaban sus enemigos políticos de connivencias criminales con España, para someter nuevamente el país al yugo de la antigua metrópoli.
Apropióse de la hacienda común el que antes no tenía un junco, compró arrozales, adquirió casa, hubo servidumbre; derrochó entre los suyos los bienes de los demás y las contribuciones de los de Siké pasaron a ser cuentas corrientes en los bancos; vendió en ventas deshonestas muchas propiedades del Estado; encarceló a los vasallos, violentó la leyes, ultrajó la libertad, quemó, saqueó, extorsionó, no hubo institución ni persona que no tuviera que reprocharle algún manejo innoble.
Qué maravillosa ciudad, qué símbolo además del colonialismo de todos los tiempos: del español sobre nosotros y la muralla para defenderse del imperialismo y el colonialismo inglés, que los arrasó y saqueó – Sir Francis Drake, ¿sabían?- año 1533 fue saqueada e incendiada Cartagena de Indias y se construyó el muro y luego fueron sitiados.
Destruyó millares de obras de arte, muchas de ellas de fama universal. Saqueó o incendió los archivos imposibilitando la rebusca histórica y la prueba instrumental de los hechos jurídico y social.
Hubo informes que confirmaron que la milicia respaldada por el gobierno atacó intencionadamente a civiles, saqueó sus pertenencias y destruyó sus aldeas.
Aguantaron el imprudente despotismo de un privado de vuestro padre, que, abusando de la confianza, prostituyó la nación y saqueó los pueblos.
Los pobladores de Machala, como los de todas las poblaciones invadidas, prefirieron abandonar su terruño a ser sometidos a la bota invasora que incendió, saqueó, masacró, desoló nuestros campos y ciudades, y así, abandonando sus hogares i querencias, después de doloroso éxodo, recorrieron la República en busca de abrigo i trabajo, hasta Febrero de 1.942, que se reinició la reocupación de la Provincia, luego del infamante Dictado de Río de Janeiro, que es nulo por haber sido impuesto por la fuerza de las armas cuando nuestro País estaba invadido por el enemigo y que el Ecuador se vio obligado a suscribir en aras de un mal entendido Panamericanismo, pero que ya es hora de que se repare esa injusticia.
Durante el período romano la ciudad experimentó numerosos desastres: en primer lugar, la llamada Guerra Bucólica (172-5); luego fue saqueada por un capricho de Caracalla (215), y destrozada por Valeriano en 253, por las tropas de Zenobia, reina de Palmira, en 269, y por Aureliano en 273. Este último saqueó y destruyó completamente el Bruchión, desastre que dañó el Museo y la Biblioteca.
Se las arregló para apoderarse de Mahdía, de Kairuán y de Túnez en 1202, haciendo prisioneros al gobernador almohade y a sus hijos. Ben Ghania saqueó las ciudades, sus jardines y sus animales.